Las 3 del día

Santa Lucía: ¿ilusión o realidad?

  • Enrique Quintana

El lunes próximo, el presidente de la República colocará la primera piedra del nuevo aeropuerto de Santa Lucía.

Como seguramente usted sabe, hoy Santa Lucía es una base aérea, una instalación militar que cuenta con una pista y con diversas instalaciones operadas por la Secretaría de la Defensa Nacional, a través de la Fuerza Aérea Mexicana.

En la que, a mi juicio, sigue siendo la decisión más controvertida de su gobierno, AMLO canceló el proyecto del Nuevo Aeropuerto en Texcoco –la obra de infraestructura más importante que se desarrollaba en América Latina– y optó por una estrategia que implica la construcción de dos o tres nuevas pistas en Santa Lucía, un edificio terminal, otra torre de control, y una infraestructura de transporte que lo vincule con el actual aeropuerto.


El Pacto de Puebla y la lucha por Morena

  • Salvador García Soto

La operación urgente que desplegó Ricardo Monreal para cerrar definitivamente la confrontación de Morena en Puebla, cicatrizar al partido y obligar a su pupilo, el senador Alejandro Armenta, a reconocer al candidato Miguel Barbosa, darle la mano y retirar definitivamente sus quejas ante el Tribunal Electoral federal, tuvo una razón igual de apremiante: al coordinador de Morena en el Senado le pidieron “desde las alturas” detener de inmediato el pleito y los cuestionamientos al abanderado morenista porque las encuestas internas del morenismo estaban registrando una caída de varios puntos de su candidato a la gubernatura, atribuida a la división y las pugnas en el partido oficial.

El reporte directo del CEN de Morena a las cúpulas del lopezobradorismo fue que los ataques y el divisionismo de los seguidores de Armenta habían afectado a Barbosa en las encuestas, mientras estaban beneficiando un crecimiento del candidato del PAN, Enrique Cárdenas. Y ante la alarma interna que generó una petición expresa, Monreal convocó a una reunión urgente, el lunes por la noche, en su oficina del Senado, tanto a Miguel Barbosa como a Alejandro Armenta, que ahí, con el líder senatorial como testigo, fumaron la pipa de la paz y establecieron acuerdos para detener toda confrontación, tomarse la foto juntos y que el inconforme Armenta se desistiera de los recursos de impugnación que ayer mismo retiró del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.


La escuela de Camacho

  • Martha Anaya

Manuel Camacho Solís tuvo fama de ser un gran negociador.

A lo largo de su trayectoria —desde su intervención en los resultados electorales de 1988 que permitieron a Carlos Salinas de Gortari sentarse en la silla presidencial, hasta sus últimas intervenciones en el Senado en contra de la Reforma Energética (2014)—, la negociación política fue su principal activo.

Negociador de pies a cabeza. Para bien o para mal. Con aciertos y con errores. Pero negociador político al final de cuentas. Como pocos.


Las tres del día es un ejercicio de compartir columnas que tratan los temas más importantes del día. Pueden leerse en su totalidad en los links correspondientes.