Suscribirme

Las 3 leyes esenciales para aprender idiomas con éxito

Conoce las tres claves que debes cumplir si quieres completar el aprendizaje de un idioma con éxito, ya sea para irte de vacaciones, para iniciarte en dicha lengua o practicarlo.

marzo 10, 2017

Masato Hagiwara y Burr Settles, investigadores científicos e ingenieros en la revolucionaria plataforma Duolingo, han desvelado en TechCrunch algunos de los hábitos fundamentales a implementar cuando te encuentres aprendiendo un idioma nuevo. Para averiguarlo, ambos expertos analizaron datos de millones de usuarios de Duolingo y detectaron que para el éxito, hay tres patrones comunes que siempre se cumplen.

Si eres uno de los 1.200 millones de personas que se encuentran aprendiendo en la realidad una lengua extranjera, deberías tratar de poner en marcha los siguientes tres hábitos. Además, la tecnología está de tu lado para echarte una mano.

Aprender idiomas, más parecido a una dieta sana de lo que crees

Si alguna vez has intentado perder peso de forma saludable y llevar a cabo un estilo de vida sano en el que tengan cabida el deporte o una dieta nutritiva-, sabrás que lo más adecuado para tu cuerpo y tu mente es no lanzarte a alcanzar resultados espectaculares de forma brusca y repentina, o de lo contrario llegarán el efecto rebote, la ansiedad y la desgana.

Con un idioma sucede absolutamente lo mismo, ya que es preciso desarrollar previamente los hábitos de estudio para tener éxito en el largo plazo y ser competente en el manejo de una segunda lengua. 

Primer hábito: ¿Eres de fin de semana o de nueve a cinco?

Uno de los hábitos más importantes que destacan los expertos de Duolingo es que solamente lograrás alcanzar fluidez y no abandonar tu aprendizaje si conocer cuáles son tus patrones y hábitos para alcanzar el éxito. La regularidad es, por tanto, el primer hábito relevante, siendo esta mucho más significativa que el tiempo que le puedas dedicar un día aislado. Al igual que en una dieta sana debes conocer los mejores nutrientes y ejercicios, en este caso es fundamental que explores tus patrones de aprendizaje. 

Según revelan los dos expertos de Duolingo, la mayor parte de las personas que sigue estudiando un idioma a largo plazo, pasa unos minutos cada día o cada dos días -mientras que los que espacian su práctica cada 5 o 6 días son más propensos a renunciar por completo-. Muchos estudiantes exitosos completan muchas sesiones por semana, mientras que también existen figuras como los “weekenders” que sólo utilizan la aplicación los fines de semana, o los que estudian en la franja “laboral” de 9 a 5. ”

Estudio sobre hábitos de aprendizaje de idiomas

Por otro lado, aquellas personas que estudian “a diario, a la hora de acostarse” incluso parecen alcanzar un nivel de competencia ligeramente superior. En definitiva, especialmente al empezar, es esencial desarrollar una rutina diaria y estudiar unas cuantas veces al día para mantener tu memoria fresca. De esta manera es más probable que te adhieras a esta rutina de estudio y que aprendas a largo plazo. Si puedes hacerlo antes de acostarte, mucho mejor, ya que son muchos los estudios -como este– que confirman los beneficios de estudiar justo antes de dormir.

Segundo hábito: distribuye la cantidad que estudias

El segundo hábito de los aprendices de idiomas exitosos es que no se saturan, sino que saben cómo distribuir los contenidos que estudian o dividen su aprendizaje en sesiones más cortas de estudio durante un período de tiempo más largo. En su estudio, Masato Hagiwara y Burr Settles descubrieron que la variación alta entre sesiones -una clásica maratón de estudio o estudiantes que se meten un atracón para ponerse al día- indica peores resultados.

Hábitos de estudio para aprender idiomas

Numeros estudios de psicología han hecho hincapié en que acumular demasiado material de estudio en un corto lapso de tiempo reduce el aprendizaje, en comparación con una práctica más distribuida. Para dominar un idioma, es mejor estudiar una cantidad concreta de forma constante – no importa lo pequeña que esta sea, pueden ser unas pocas palabras de vocabulario-.

Tercer hábito: repaso, repaso, repaso

Puede ser sumamente tentador seguir adelante y aprender tanto material nuevo como sea posible, especialmente si utilizas una aplicación o plataforma en la que aprender te resulta similar a un juego. Sin embargo, cualquier estudiante de una segunda lengua sabe que lo que aprendes, se olvida de forma gradual con el tiempo si no vuelves a ello. ¿O acaso recuerdas todo lo que estudiaste en el instituto?

Hábitos para estudiar un idioma con éxito

Tras más de un siglo de investigación psicológica sobre la memoria y los efectos del espaciamiento o del retraso, sabemos que es más probable recordar ideas y conceptos si revisas regularmente material antiguo. Esto sucede porque de esta manera, los conocimientos se adhieren a tu cerebro con más fuerza, pasando de la memoria a corto plazo a la memoria a largo plazo.

Por ejemplo, en Duolingo existe un botón destinado a practicar aquellas habilidades en las que somos más débiles en un determinado idioma. Debes buscar  el equilibrio entre aprender material nuevo y revisar material antiguo, Dado que cuando tienes muchas habilidades y te ves ganando terreno solamente querrás avanzar y cuando te veas más agobiado querrás repasar para que las lecciones no caigan en el olvido, la repetición espaciada -puesta en marcha por Duolingo- es la mejor solución.

No te olvides: estudio con regularidad, no te metas el atracón de golpe y revisa de forma espaciada pero paulatina aquellos conceptos que están más oxidados. ¡Y disfruta de la experiencia!

Fuente: www.ticbeat.com

Comentarios


SOMOS CIUDADANOS EN RED

ANÚNCIATE

SUSCRIBIRSE AL NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín y entérate antes que nadie de las noticias y consejos de Ciudadanos en red

Suscribirme al newsletter

CONTACTO

© Derechos Reservados Ciudadanos en Red

Politicas de privacidad y Términos y Condiciones