Suscribirme

Que las aseguradoras no te “engañen”, conoce tus derechos

Tus derechos y obligaciones son…

junio 12, 2017

La responsabilidad de saber qué tipo de seguro contratas es tuya, date tiempo para leer tu póliza, de preguntarle a tu agente si no entiendes y contratar la protección que realmente necesitas.

La cultura del seguro es baja entre los mexicanos: sólo 24.8% de la población cuenta con protección de algún tipo, es decir, tres de cada 10 personas están protegidas contra algún siniestro que amenace su salud o su patrimonio. Las razones por las que la gente no contrata protección es porque “ los seguros son muy caros, no saben cómo funcionan o no los necesitan”, detalla el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en su Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2015.

Quien tiene un seguro puede estar tranquilo, pues estos productos sirven para cubrir los gastos que una emergencia financiera pueda provocar, coinciden los especialistas. Pero aunque son un alivio, como todos los servicios financieros, un seguro mal contratado puede convertirse en un dolor de cabeza.

Durante 2016, las aseguradoras que tuvieron más quejas y reportes por parte de sus clientes ante la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) fueron Metlife, con 6,143 quejas de sus usuarios; GNP Seguros, con 5,321, y BBVA Bancomer, con 5,321 registros.

El sector, compuesto por 81 aseguradoras, tuvo en ese mismo periodo un total de 37,367 reclamaciones, poco más de 5,000 reclamaciones recibidas en 2015, cuando se registraron 32,264. El principal motivo fue la negativa al pago de indemnización de los siniestros, detalla la Condusef.

“Los principales malentendidos que se dan entre las aseguradoras y el cliente están en las expectativas que el cliente tiene sobre su seguro, lo que creyó que cubría su póliza y lo que realmente estaba considerado en el contrato”, explica el asesor de seguros Sergio Betanzos.

De ahí la importancia de conocer cuáles son los principales derechos y obligaciones que tiene el asegurado, sin importar qué tipo de protección contrate.

Tus derechos son…

1. Conocer las definiciones y explicaciones de las coberturas que te están ofreciendo.
2. Obtener la póliza del seguro y cualquier documento que te permita saber cómo vas a tramitar tu indemnización (pago del siniestro).
3. Conocer las exclusiones o riesgos que no cubrirá la póliza. Además de los requisitos que deberás presentar para cobrar el siniestro.
4. Tienes 30 días (a partir de emitida la póliza) para hacerle cualquier modificación si no estás de acuerdo con las coberturas que se especifican o si tus datos personales están mal escritos.
5. Si tienes algún inconveniente con tu aseguradora, puedes acudir a la Condusef para resolver el problema. Ellos serán tus representantes legales. Hasta el año pasado, el tiempo de respuesta para lo afectados fue de 30 días promedio y cuatro de cada 10 casos se resolvieron a favor del asegurado, según datos del Buró de Entidades Financieras de la Condusef.

También tienes obligaciones…

1. Investigar sobre el producto que estás adquiriendo, leer con atención y detenimiento tu póliza.
2. Debes declarar ante el agente o bróker cuál es tu riesgo y todos aquellos hechos importantes que lo agraven.
3. Pagar puntualmente la póliza, de lo contrario se cancelará y quedarás desprotegido.

¿Tiene cinco minutos para hablar de… seguros?

Si recibes una llamada telefónica de algún agente de ventas bancario que te ofrezca un seguro, pregúntale su nombre y la empresa de la que llama, cerciórate que se trate de la venta de un producto y no de un regalo o promoción. Evita engancharte y recuerda que no pueden condicionarte a aceptar ningún seguro, recomienda la Condusef.

Si decides contratar el producto financiero, pregunta el nombre del seguro, sus coberturas y exclusiones, cuánto va a costar y las formas de pago disponibles.

El ejecutivo debe darte el número de póliza o folio que formaliza el contrato. Recoge la carátula de tu póliza en la sucursal del banco emisor que te quede cerca.

“Todo aquel que promueve los seguros, sin importar si es un bróker, agente o banco, debe tener un protocolo, preparación y certificación para poder ofrecer estos productos, de tal manera que tiene la obligación de explicar claramente lo que se está contratando”, dice Concepción Hernández, directora ejecutiva de Beneficios y Consultoría Actuarial de la firma Lockton México.

¿Cómo sé si mi asesor es confiable?

Los brókers y agentes deben manejarse bajo un esquema de integridad y rectitud, no deben actuar bajo sus propios intereses o beneficios. Pero estar seguro de eso es como ‘aventar una moneda al aire’.

Por lo que, cuando te reúnas con uno para conocer su oferta o contratar algún seguro, pídele su cédula emitida por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, ésta lo acredita como agente o intermediario experto en la materia, sobre todo en el tipo de seguro que contratarás, sugiere Betanzos.

Las obligaciones que los agentes o brókers tienen son:

1. Manejar tu información con confidencialidad.
2. Analizar tu perfil de riesgo.
3. Entregarte la información completa, explicar pros y contras de las coberturas y los términos que no entiendas.
4. Informar características de la oferta que entrega.
5. Presentar a las compañías de seguros todos los documentos que hablen de tu riesgo como asegurado.
6. Contar con cédulas específicas para venderte cualquier tipo de seguro. Además de estar en constante capacitación y obtener certificaciones por parte de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas.

Samantha Álvarez

Fuente: Expansión

Comentarios


SOMOS CIUDADANOS EN RED

ANÚNCIATE

SUSCRIBIRSE AL NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín y entérate antes que nadie de las noticias y consejos de Ciudadanos en red

Suscribirme al newsletter

CONTACTO

© Derechos Reservados Ciudadanos en Red

Politicas de privacidad y Términos y Condiciones