Las características de los chalecos antibalas 

  • Compartidos
 en Seguridad

De acuerdo con el Proyecto de la Norma Oficial Mexicana (PROY-NOM-166-SCFI-2003) existen cuatro niveles de protección de los chalecos antibalas. El riesgo para los policías al momento de recibir un impacto dependerá del tipo de bala, su composición, forma, calibre, velocidad y ángulo de impacto.

Existen tantos niveles porque hay una gran variedad de balas y cartuchos disponibles. Por ejemplo, los primero tres niveles no funciona para armas como rifles.

  • Nivel de protección I: ofrece protección contra balas calibre .22
  • Nivel de protección II-A: ofrece protección contra balas de punta redonda con revestimiento de metal de 9 mm
  • Nivel de protección II: ofrece protección contra balas calibre 9 mm y .357 magnum
  • Nivel de protección III-A: ofrece protección contra balas calibre .44 Magnum, así como los tres presentados arriba.
  • Nivel de protección III: ofrece protección contra balas calibre calibre 7.62 mm y los cuatro antes mencionados.
  • Nivel de protección IV: ofrece protección contra balas con núcleo de acero templado calibre 7. 62 mm y por lo menos y proyectil de los cinco anteriores.

Imagen de El Debate

Los chalecos antibalas por lo regular tiene una duración de cinco años, si bien después de ese tiempo podría detener un impacto no se garantiza que el nivel de trauma sea óptimo, por lo que su uso es riesgoso. Muchos de los elementos trabajan con este accesorio ya caduco.

El ejemplo más reciente es el de Ecatepec, donde  dos mil 147 chalecos antibalas que utilizan los elementos, mil, es decir 46 por ciento, caducaron en 2016. Además, los que aún vida útil por dos años están en malas condiciones, según autoridades de la corporación.

Protocolo de seguridad

Ante el problema de inseguridad que se vive en la Ciudad de México, el año pasado el gobierno de la Ciudad de México decidió lanzar un protocolo de seguridad para los policías ante amenazas de la delincuencia organizada.

Existirá una Mesa de Respuesta inmediata la cual es la encargada de recibir y analizar las amenazas, así como el nivel de riesgo que representa para los uniformados. Luego del análisis determinará las acciones de protección que sean necesarias para su integridad sicofísica.

También asignará protección personal a través de elementos de seguridad que custodien de forma permanente la integridad sicofísica del policía y de los familiares; además de su patrimonio y trasladará a un espacio seguro para su integridad, con la máxima secrecía. 


Recent Posts

Comentarios