LAS CASTAS EN LA COLONIA*

Publicado el 23 abril, 2009

boletín finsemaneando LAS CASTAS EN LA COLONIA* Según el Diccionario Enciclopédico Salvat Universal, la palabra “casta” proviene probablemente del gótico kats, grupo de animales o “linaje”. Lo cierto es que las castas a las…

boletín finsemaneando
LAS CASTAS EN LA COLONIA*

Según el Diccionario Enciclopédico Salvat Universal, la palabra “casta” proviene probablemente del gótico kats, grupo de animales o “linaje”. Lo cierto es que las castas a las que haremos referencia y que se originaron con el arribo de los españoles  a tierras americanas, tenían una connotación vinculada directamente con los estamentos sociales y económicos de aquel mundo.

En el territorio de la Nueva España, los diferentes grupos ocupaban su lugar en la sociedad de acuerdo a una clasificación que, según el escritor y viajero ínglés Henry George Ward -quien visitó México en 1823-, era la siguiente:

1. Los antiguos españoles, llamados “gachupines” en la historia de las guerras civiles.
2. Los criollos o blancos de raza europea pura nacidos en América y considerados por los antiguos españoles como “nativos”.
3. Los indios o raza indígena de color cobrizo.
4. Los mestizos o casta mezclada de blancos e indios, que gradualmente se fueron fusionando con los criollos al volverse más remota la mezcla con la raza indígena.
5. Los mulatos o descendientes de blancos y negros.
6. Los zambos o chinos, descendientes de negros e indios.
7. Los negros africanos, ya fuesen manumitidos o esclavos.

Las tres primeras de estas castas y la última eran puras, y en sus varias combinaciones dieron lugar a las otras que, a la vez, estaban subdivididas ad infinitum en designaciones que expresaban la relación guardada par cada generación de sus descendientes con los blancos (cuarterones, quinterones, etcétera), ya que era deseable cualquier aproxima­ción a ello por ser el color reinante. ( Ward, Henry George, México en 1827. Selección SEP, Fondo de Cultura Económica, México, 1981)

Así lo percibió Ward. Sin duda, el destino de cada persona, de cada grupo, estaba atado al estamento social-racial que le había tocado; como en todo, hubo excepciones, pero fueron resultado de la situación económica de un individuo en particular; así, hubo mestizos que por su posición económica fueron registrados como españoles.

Además de las jerarquías establecidas en el campo y en las ciudades en función de ese complejo entramado, también era notoria la existencia de grupos considerados parte de la plebe, que reunía a personajes heterogéneos, como indios, mestizos, negros, españoles pobres, etcétera.

La población formada por las castas participó plenamente en los escenarios de la guerra de Independencia, empujados más por la injusta situación en vivían que por su precaria condición económica. No tuvo punto final el asunto de las castas con el advenimiento de la Independencia de México, que apenas movió las estructuras, las reacomodó; grandes sectores de la población siguieron en situación desfavorable. La condición racial siguió siendo determinante a lo largo del siglo XIX, y la guerra de castas fue una expresión violenta de este fenómeno en la península de Yucatán.

Las rebeliones indígenas y otros acontecimientos similares que tuvieron en su seno el maltrato y la discriminación fueron retratos de un mundo injusto que no se extinguió ni siquiera por la fuerza y el impulso que tomaron los desposeídos durante la revolución social en el México del siglo XX. Todavía hoy, en el México mestizo, rondan por ahí los atavismos y los señalamientos raciales; todavía causa resquemores de antiguos resabios ese fenómeno que se inició con la epopeya y la suerte de Gonzalo Guerrero en la península yucateca, quien ofrendó su vida defendiendo la de sus hijos, los primeros mestizos en tierras mexicanas, combatiendo contra sus hermanos los españoles.

* “Relatos e Historias en México” (Año 1.Num 1. Sept. 2008)

 

Tú, ¿qué opinas?


Comenta esto

  1. RICARDO GONZALEZ HERNANDEZ

    Es mi deseo contribuir a mejorar las expresiones que a veces nos hacen mas sumisos como mexicanos:
    Primero: Cuando mucha gente desavenida hace referencia a la "Madre patria" no efectua otra cosa que un acto de insubordinación a los invasores ¿A poco los españoles le llaman "Madre Patria" a los arabes invasores?
    Segundo: Los Mexicanos festejamos la invasión de los españoles ¿Por que no festejar la invasión de los Franceses?. ¿Los norteamericanos festejan la invasión de Don Francisco Villa? Saludos

  2. PERLA ROSALBA FLORES LIRA

    SUPER INTERESANTE, Y AUNQUE LO HAYAMOS APRENDIDO EN LA ESCUELA, O VISTO EN LOS MUSEOS, UNA VEZ MAS LEERLO Y TRANSPORTARNOS A ESAS EPOCAS POR LA FORMA TAN COLOQUIAL COMO LO NARRAN LO HACEN MUY AGRADABLE. MIL FELICIDADES Y GRACIAS POR ENSEÑARNOS.

  3. MARIA LUISA

    ESTOY TOTALMENTE DE ACUERDO CON LA ARQUEOLOGA MARIANELA, DEBEMOS DARLE A NUESTROS INDIGENAS EL RESPETO QUE SE MERECEN PORQUE ESTA TIERRA MEXICANA ES ORIGINALMENTE DE ELLOS QUE NO TIENEN NINGUNA MEZCLA CON OTRAS CASTAS, SON NETAMENTE LOS DUEÑOS DE MEXICO.

  4. David

    Indudablemente el problema racial NO HA TERMINADO, pero es cada día menor, LAMENTABLEMENTE CON EL PAN EN EL PODER SE DA LA SINRAZON DE QUE OTRA VEZ NOS INVADAN LOS GACHUPINES Y LA IGLESIA CATOLICA QUIERA IMPONER LA SANTA INQUISISIÓN.

    Lo que puede ser en el futuro es que surga la violencia en contra de grupos gachupines, judios, árabes, etc… y todo porque EL PROBLEMA ECONÓMICO ES MAS FUERTE QUE LA RELIGIÓN, así lo prueba el hecho de que todo politico y partidos politicos y religiosos SOLO BUSCAN DINERO!.

    Se los proporcionan los medios de comunicación masiva con la propaganda, hasta el presidente de la república, senadores, diputados y suprema corte de justicia de la nación,

  5. Anselmo Galindo

    Este edificio jerárquico de castas es sólo el reflejo del intenso racismo que padecían las clases más privilegiadas de aquella Nueva España. Con su disección microtómica de lo que creían era un privilegio nato, concedido por el cielo y, por lo tanto, inatacable, podemos inferir lo intenso de su obsesión por hacer que el mundo tuviera privilegios perpetuos e inmóviles, impermeables al cambio por siempre jamás.
    Deberíamos ampliar y afirmar la democracia, el estado laico y la permeabilidad económica y social de esta sociedad, porque viendo esos terribles esquemas de un racismo barroco, batido enfermizamente a punto de turrón durante siglos,comprenderemos que en México todavía quedan terrenos de derechos sociales e igualdad que podrían perderse en unos cuantos años más.

  6. Adrian Garcia

    Hay que señalar que al dia de hoy, con tantas combinaciones entre razas en el mestizaje mexicano, todos tenemos parte indígena y parte española. El rechazar nuestra herencia española es caer en falsos patrioterismos que a veces desembocan en violencia callejera o en discriminación para los "güeros" desde las escuelas. Somos una nación que orgullosamente mezcla lo mejor de dos mundos, y gracias a lo que también nos heredaron nuestros abuelos españoles hoy somos lo que somos.

  7. Adrian Garcia

    Hay que señalar que al dia de hoy, con tantas combinaciones entre razas en el mestizaje mexicano, todos tenemos parte indígena y parte española. El rechazar nuestra herencia española es caer en falsos patrioterismos que a veces desembocan en violencia callejera o en discriminación para los "güeros" desde las escuelas. Somos una nación que orgullosamente mezcla lo mejor de dos mundos, y gracias a lo que también nos heredaron nuestros abuelos españoles hoy somos lo que somos.

  8. Marianela Citlala Muñoz Moctezuma

    En realidad sí hubo una gran mezcla de castas a partir del siglo XVI en México, así es como surge el racismo en nuestro país. Racismo que no ha culminado en pleno siglo XXI. Muchas personas hacen alarde ante los extranjeros de las bellezas arquitecónicas de nuestro México Prehispánico, sin embargo se refieren a los indígenas actuales con desdén y sobervia, sin concientizar que gracias a nuestros antepasados y de los mismo indígenas actuales, esas maravillas éxisten y también algunas constumbres y tradiciones se conservan gracias a los habitantes de las diversas áreas del país.
    El recismo culminará cuando la humanidad tome conciencia de que todos somos seres humanos y tenemos derecho a ser respetados en cualquier lugar de la tierra.
    Arqlga. Marianela Citlala Muñoz Moctezuma

  9. Moisés N. Mendoza

    Es importante recordar que de toda la estratificación, también se podia comprar certificados de estrato social, por lo cual los adinerados escalaban posiciones en la escala "racial"

Los comentarios están cerrados.