Las “curaciones” que sólo las abuelas conocen

  • Compartidos
 en Salud

Hace muchos años, cuando las personas tenían algún problema de salud, como estreñimiento o dolor de cuerpo, acudían con las abuelas para que los curaran. De inmediato sabían el tipo de curación o curaciones que necesitabas. Algunas parecían extrañas, y otras un poco dolorosas. A continuación hacemos un recuento nostálgico de las curaciones de antaño:

Jalarte el cuero

Imagen de Tlahui

Básicamente, está curación se trata de darte un masaje para librarte del estreñimiento o empacho; las zonas: estómago y espalda baja. Sin embargo esta sobada tiene que ser con un ingrediente especial: pan puerco. ¡Tranquilo! se trata de una pomada hecha a base de jengibre, aceite esencial de clavo, raíz de papa, manzanilla y grasa de cerdo; de aquí el nombre. Al final, se jala la piel de la personas, y debe tronar, literalmente.

‘Mal de ojo’

Imagen de Hola Doctor

Si decías, por ejemplo, que desde hace días tu ojo estaba rojo, las abuelas de inmediato señalaban que te estaban haciendo ‘mal de ojo’. ¿Cómo lo curaban? Con un huevo de gallina y un vaso de agua. Algunas usaban la planta ruda, que ponían al rededor del huevo; luego te lo pasaban por todo el cuerpo. Al final, lo vierten en el vaso de agua y si flota, la yema tiene burbujas al rededor y la clara hace formas puntiagudas, tienes este mal. Tú debes arrojar el contenido del vaso a la coladera.

Alejar malas energías

Imagen de Exito, Amor y Fe

Si tu cabeza y cuerpo te duelen, además de pesadez, quizá, estés absorbiendo malas energías. Un método que las abuelas te decían que hicieras era partir un limón en cuatro partes y untarlo con azúcar. Luego lo colocas debajo de la cama durante tres días. Si a la cuarta noche el limón está negro, sí, puede que estés sufriendo por las malas energías.

Cuéntanos, ¿alguna vez te curaron de esto y te funcionó?


Recent Posts

Comentarios

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.