Las mejores canciones populares mexicanas para exorcizar el mal de amor

  • Compartidos
 en Entretenimiento

Dice la canción-  ¡Ay, Ay amor, canta y no llores! – pero los mexicanos nos lo tomamos muy en serio y, mientras más pasan los años y más decepciones amorosas tenemos, hay más canciones que nos ayudan a purgar nuestra emoción, canciones que nos acompañan en nuestro dolor y que muchas veces nos ayudan a describir aquello que sentimos.

“Yo no nací para amar, nadie nació para mi…” (Juan Gabriel) y como no todas las relaciones amorosas terminan igual, los artistas mexicanos se han encargado de escribir abarcando todas las situaciones posibles, por ejemplo:

LA FRIEND ZONE

Si tu caso es este no dejes de escuchar “Anda y ve” de José José o a la famosa Lila Down con su versión de “Quizás, quizás, perhaps” o bien, puedes ir a un pequeño bar de trova y pedirle al guitarrista que te cante “No me pidas ser tu amigo” de Fernando Delgadillo. Hay músicos que entienden tu sentir…

LA CUERDA FLOJA

¿Te encuentras en las últimas de una relación? ¿Te has despertado con mucha tristeza sabiendo que mañana ya se va de ti (“Ya lo sé que tú te vas” de Juan Gabriel), pero sabes que lo mejor es que eso termine, y no es por falta de amor, es porque la relación ya no va para ningún lado?

Ponte el YouTube y escúchate “Abrázame” de Alejandro Fernández o “Tu mujer” de Rocío Durcal, o si tienes esperanza de que la relación funcione… llámale por teléfono y cántale “Vamos a darnos tiempo”, de José José,  y en una de esas logras revivir la llama.

Ahora que si deseas que esto termine por otras razones llama a tus amigos, cómprate un tequila y ármate una fiesta, en la que por supuesto no puede faltar en tu lista de reproducción “Veta ya” (Valentín Elizalde), “Te solté la rienda” (José Alfredo Jiménez), “Te quedó grande la yegua” (Alicia Villareal) y “Tengo que colgar” (Banda MS).

EL TRUENE

¿Te terminaron y te encuentras desolado? Conozco algunos autores que pueden ayudarte a sacar unos cuantos litros de lágrimas y acompañarte en tu dolor, aunque de seguro te cansaras de llorar y aun no amanece (Chavela Vargas). Abraza tu “almohada” (José José) y pregúntale: “¿Porque me haces llorar?” (Juan Gabriel). Trata de mantenerte tranquilo no le guardes rencor y, aunque te cueste, mándale un audio cantándole “Aunque no sea conmigo” (Café Tacuva y Celso Piña) u “Ojalá que te vaya bonito” (José Alfredo Jiménez)

Y si el dolor es muy grande, contrata un mariachi, ve al pie de su ventana y cántale todo un popurrí de Alejandro Fernández (“Como quien pierde una estrella”, “Sin tantita pena”, “No lo beses”, etc.), alguna de Vicente Fernández (“Acá entre nos”) y hasta de José José (“Desesperado”, “El triste”) y no olvides cerrar gritándole: “¡Pero sigo siendo el reyyyyyy!”.

Si eres de carrera larga y no solo para la peda si no para sufrir, nada como una buena cantina acompañado de La Arrolladora Banda Limón, la Banda Ms o de Julión Álvarez…

¿POR QUÉ TERMINAMOS?

Y es que como dice el buen Vicente Fernández “también de dolor se canta cuando llorar no se puede”. Así, el mexicano no puede evitar una noche de copas en un karaoke para desahogar las penas al ritmo de  Selena (“Como la flor”, “No me queda más”), José Alfredo Jiménez (“El último trago”, “Un mundo raro”, “Me equivoqué contigo”)  o con los mismísimos Angeles Azules (“Mis sentimientos”, “Cómo te voy a olvidar”).

Días de pena…

Hace algún tiempo que terminó la relación, pero aún tienes la pena atorada. ¡Ay con los mexicanos! Que nos encanta poner música triste para revivir nuestras desdichas…  Escúchate cualquiera de Chavela Vargas y  te prometo que después de escuchar “En un rincón del alma”, “Tú me acostumbraste”, “Volver, volver” y “Esta tristeza mía” ya te habrás acabado tres paquetes de pañuelos.

Si quieres seguir por la misma línea de melancolía no dejes de ponerte a las maravillosas Natalia Lafourcade (“Antes de Huir”, “Hasta la raíz”, “Ya no te puedo querer”, “El amor acaba”, “Lo que construimos” o la maravillosa “El fin”), Julieta Venegas (“Me voy”, “Despedida”, “Si tú no estas”) y Ximena Sariñana (“Mediocre“, “Ruptura”, “Amarte duele”, “Monitor”). Ellas son un trío de mexicanas expertas en articular esos sentimientos indescriptibles; y si te quieres poner alternativo puedes escucharte a el Ensamble Youak que tiene versiones súper llegadoras de éxitos mexicanos (“Jamás”, “Finge”).

Te recomiendo cerrar tu noche de drama con “Esa noche” de Café Tacvba, que te hará llorar hasta quedarte dormido…

Publicaciones recomendadas