Suscribirme

Las obligaciones del administrador de condominios

Escoge quién puede ser el candidato perfecto para formar parte de los nuevos inquilinos

abril 18, 2017

El administrador de condominios se encarga de que el edificio donde vivas se encuentre en las mejores condiciones. Asimismo, de que el dinero recaudado cada mes o semestre del mantenimiento, se utilice para todos los servicios necesarios.

El administrador de condominios verifica que todos los trabajadores (de vigilancia y de intendencia) cumplan con su deber. Incluso puede decidir o escoger quién puede ser el candidato perfecto para formar parte de los nuevos inquilinos.

Además, cuenta con otras obligaciones que no conocías y que a continuación te decimos.

1. No incluye cláusulas abusivas en el contrato

Un inquilino es una persona que busca lugar para vivir. Si vas a rentarle o venderle casa no abuses de su necesidad, con cláusulas exigentes o con el precio. No sabes si vas a encontrarte con malos inquilinos, mas si pasara para eso existe una póliza jurídica. Ésta es un documento que ampara tu propiedad ante daños o problemas como no pagar la renta o servicios. Si no estás dispuesto a asumir riesgos ni responsabilidades, lo mejor es que no rentes tu casa. Si has tenido malas experiencias, no creas que todos los inquilinos son iguales.

2. Pide garantías dentro de la legalidad

Para asegurar el pago, el propietario puede exigir un depósito que corresponde a una mensualidad de la renta. O solicitar la renta del mes en el cual el inquilino llegará a vivir, un fiador o aval con propiedad. También, investigar al inquilino y pedir el pago de la póliza jurídica.

3. Entrega la casa o departamento en buenas condiciones

Si el inquilino paga todo lo que se le pide, debe entregársele una vivienda en buenas condiciones. No saques provecho solo porque tu propiedad se encuentra bien ubicada o es un inmueble con alta demanda. Da una buena imagen como casero, sé formal y entrega la vivienda el día acordado y listo para habitarse. Ponte en el lugar de tu inquilino.

4. Bajo ningún concepto entra en la vivienda

Los derechos de uso y disfrute del inmueble tras la firma del contrato, pertenecen al inquilino. Así que está terminantemente prohibido acceder a la vivienda arrendada, pase lo que pase. Incluso si este se encuentra en una situación de impago de la renta del alquiler. Respeta su privacidad, al fin y al cabo no está viviendo de gratis.

5. Aumenta el precio de la renta lo que corresponde

Normalmente el costo del alquiler aumenta tras un año desde que un inquilino se muda a la propiedad. Como casero y dueño, no puedes andar por la vida subiendo el precio de la renta como te plazca. Como inquilino no debes permitir que se abuse del dinero que te quieran cobrar. Esta cláusula debe estar perfectamente bien estipulada en el contrato de arrendamiento.

6. Se hace cargo de los desperfectos causados por la antigüedad

Los inquilinos se hacen cargo de la reparación de los daños causados por un mal uso de los objetos o aparatos que haya en la vivienda. Los desperfectos generados por la antigüedad corren a cargo del propietario del inmueble. Se puede negociar para que el inquilino los repare a cuenta de algún porcentaje de la renta mensual.

7. Está abierto a obras de mejora del inquilino

Siempre que el propietario esté de acuerdo, el inquilino puede hacer mejoras en la vivienda. Algunos propietarios se niegan a que se realicen las obras. Sin embargo, vale la pena valorarlo, ya que éstas pueden aumentar la plusvalía de la vivienda.

Ahora bien, el arrendador tiene la obligación de permitir obras de adaptabilidad si el arrendatario, su cónyuge o las personas o familiares que conviven de forma permanente en la vivienda tienen alguna discapacidad o más de 70 años. En este caso, éstas no deben afectar elementos o servicios comunes, ni a la estabilidad o seguridad del edificio. Finalizado el contrato, el propietario puede exigir que el inmueble quede como estaba antes.

8. Cuida al inquilino

Una forma de evitar problemas con el inquilino es ser amable y comprensivo (que no ingenuo) con él. Intentar llevarse bien, acudir cuando tenga una emergencia y ser responsable, ayuda a tener una buena relación con el arrendatario.

Con información de metroscubicos.com

Ciudadanos en Red

Comentarios


SOMOS CIUDADANOS EN RED

ANÚNCIATE

SUSCRIBIRSE AL NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín y entérate antes que nadie de las noticias y consejos de Ciudadanos en red

Suscribirme al newsletter

CONTACTO

© Derechos Reservados Ciudadanos en Red

Politicas de privacidad y Términos y Condiciones