¿Qué le debe a México Raúl Cervantes? Pendientes que deja en la PGR

  • Compartidos
 en Corrupción

Este lunes, Raúl Cervantes Andrade renunció a su cargo como titular de la Procuraduría General de la República (PGR), dejando los caso de Ayotzinapa, Odebrecht y el espionaje a periodistas a la deriva.

Cervantes fue el tercer procurador durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, luego de asumir el cargo el 26 de octubre del 2016 tras sustituir a Arely Gómez González, quien actualmente es secretaria de la Función Pública (SFP).

El ex procurador, también llamado “fiscal carnal” por su cercanía al presidente Enrique Peña Nieto, deja en incertidumbre el caso de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, el caso Odebrecht, el proceso contra cinco ex gobernadores priistas acusados de corrupción, el caso Nochixtlán, Tlatlaya y el presunto espionaje contra defensores de derechos humanos y periodistas por medio del software “Pegasus”.

Durante su mandato como procurador dejó ir del país a al menos cinco ex mandatarios: Tomás Yarrington, de Tamaulipas; Eugenio Hernández, también de dicho estado; Javier Duarte, de Veracruz; César Duarte, de Chihuahua y Roberto Borge, de Quintana Roo.

También te puede interesar Se denuncia nepotismo e inexperiencia en Protección Civil

Borge fue detenido en Panamá, Duarte de Ochoa en Guatemala y Yarrington en Italia, mientras que César Duarte sigue prófugo. Todos aún se encuentran en proceso jurídico para determinar su situación legal.

También Cervantes como procurador deja a la deriva la investigación del espionaje en contra de defensores de derechos humanos y periodistas por medio del software “Pegasus”.

Dentro de los comunicadores y activistas espiados se encuentran Juan Pardiñas, director ejecutivo del Instituto Mexicano para la Competitividad, quien ayudo a escribir la legislación anticorrupción; los periodistas Carmen Aristegui y Carlos Loret de Mola, así como Mario E. Patrón, director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez y representante de los padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

De igual forma deja pendiente la investigación en contra del ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, quien presuntamente recibió 10 millones de dólares en sobornos para favorecer a la empresa brasileña Odebrecht con contratos relacionados con la refinería en Tula.

“Qué bueno que ya se fue, qué bueno que ya renunció porque deja cuentas pendientes, y no cualquier cuenta, el escándalo internacional del tamaño del mundo, de Odebrecht, él (Raúl Cervantes) nunca hizo nada”, subrayó la coordinadora de Morena, Rocío Nahle.

Además, Cervantes estuvo envuelto en polémica tras darse a conocer que es propietario de un Ferrari con un valor de 4 millones de pesos, registrado en un domicilio fantasma en Morelos; sin embargo, éste aseguró que fue un error administrativo.

Ahora, tras la salida de Cervantes Andrade, el suplente provisional será el subprocurador Alberto Elías Beltrán, quien será el cuarto titular de la PGR durante el sexenio de Peña Nieto.

Te recomendamos Leyes para castigar a funcionarios corruptos son letra muerta

Fuente: Publimetro


Publicaciones recomendadas
Comentarios
  • JUAN

    Este tipo de personas no se les puede recibir la renuncia hasta que entreguen el área correspondiente a nivel publico, ya que nosotros somos los que le pagamos con nuestros impuestos y a la vez, limitarlos en volver a tomar un puesto administrativo publico ya que no dan resultados!

    Porque aceptar que los muevan de puestos en las administraciones publicas sino dieron resultados?!

    Pero eso si cobran muy bien!

    Hay que vetarlos!

    Son solo tapaderas!