Lo que no debes de incluir al redactar tu CV

  • Compartidos
 en ¿Cómo le hago?

La cantidad de curriculums mal estructurados o ideados y con faltas de ortografía deben llegar a decenas de miles, y lo más alarmante es que siguen empeorando.

Si mientes en tu CV (ni te tomes la molestia de usar el corrector ortográfico o poner tu dirección de correo electrónico personal galán@ hotstuffmail.com), no mereces conseguir el empleo de tus sueños y es probable que sigas siendo una estadística más del gobierno. Sin embargo, la realidad es que la mayoría de los errores en los CVs de candidatos no son tan elementales; por lo general, son intentos erróneos de “destacar”, lo cual en realidad hace que te ignoren.

El primero error es, sin duda, el resultado de las percepciones sobre las modernas prácticas de reclutamiento. Muchos de los candidatos, especialmente en las disciplinas técnicas como la ingeniería o TI, asumen que todas las empresas y reclutadores dependen totalmente de la tecnología de “análisis esquemáticos” y no leen el CV. Esto se traduce en grandes listas de cada proceso o programa en el que han trabajado y se han capacitado, o que han escuchado o leído en las especificaciones laborales. Esto no favorece a los candidatos, sobre todo cuando ese CV llega a un Gerente de Recursos Humanos interno que busca evaluar sus capacidades y competencias “más interpersonales”. Los candidatos simplemente no son contratados.

El próximo intento contraproducente al venderse es la fotografía. Si tienes la bendición de parecerte a un modelo de pasarela y estás trabajando en un puesto de ventas, gestión de cuentas o mercadotecnia que exige un contacto cara a cara, esto no perjudicará mucho tu solicitud. Sin embargo, en nuestra experiencia, las áreas de TI, Finanzas, Recursos Humanos y la gran mayoría de empleos profesionales se enfocan en la persona con el CV de mejor apariencia y no en el de mejor fotografía.

La mayoría de los CVs son demasiado largos. Los profesionales de Recursos Humanos y reclutamiento son personas ocupadas, así que tu CV debe reflejar todas tus fortalezas. Pero, ¿qué debes eliminar? Es posible que te aconsejen eliminar los pasatiempos o primeros empleos de tu carrera, aunque ambos pueden tener sus méritos.

Estos son nuestros cinco motivos principales para no incluir un resumen ejecutivo (siempre en molesta letra cursiva):

  1. Normalmente es una total invención y, por lo tanto, te delatará cuando nada de esto aporte un valor agregado al rol al que aspiras
  2. Por lo general, consiste en una lista de palabras administrativas de moda que no le dirán nada al cliente, aparte de confirmarle que hace ocho años leíste “¿Quién se ha llevado mi queso?”.
  3. Ocupa espacio que podrías usar para llamar la atención con tu verdadero conjunto de habilidades, adaptadas al trabajo en cuestión. ¿Qué pasó con la carta de presentación?
  4. Nadie lo lee. Para serte francos, además de los desafortunados casos descritos anteriormente, nadie lo lee ¡Ni siquiera la inteligente tecnología de análisis utilizada por las empresas de reclutamiento puede leer adjetivos!
  5. Las personas están tan interesadas en incluir las palabras “correctas”, que todas dicen lo mismo. Si puedes enviarnos tu CV actual, con un resumen ejecutivo que no contenga al menos cinco de las siguientes 10 palabras o frases, realmente quedaremos impresionados.
  • Estratégico
  • Motivado
  • Historia de éxito demostrada
  • Perfecto para la empresa
  • Pensamiento creativo
  • Dinámico
  • Diverso
  • Comercial
  • Líder
  • Visión

Por lo tanto y en breve, aunque un CV deba incluir todos tus puntos fuertes, también favorece no incluir toda la palabrería irrelevante que desvía la atención de tus principales capacidades. La gracia radica casi siempre en lo que se excluye y no en lo que se incluye.

Con información de www.pagepersonnel.com.mx

Publicaciones recomendadas