Lo peor después del 19S aún no termina

  • Compartidos
 en Reconstrucción

En diciembre se verán los impactos del sismo del 19S que sacudió el centro del país de acuerdo con especialistas.

Por Ana Grimaldo

A poco más de dos meses después del sismo del 19 de septiembre que dejó 369 víctimas mortales, el análisis de los daños por parte del gobierno aún no termina.

De los movimientos telúricos vividos en septiembre aprendimos que no tenemos una cultura de prevención a pesar de vivir en un país altamente sísmico. Vimos que es necesario mejorar y actualizar los protocolos de seguridad, fomenta la contratación de seguros de vivienda y aprovechar la tecnología para medir riesgos.

Según Leonardo González, analista de Real Estate de Propiedades.com, el impacto del sismo en la industria inmobiliaria se podrá ver hasta el cierre del 2017, pues hasta ese momento se ajustarán los precios de zonas afectadas y aledañas.

Y habrá colonias que ganen o que pierdan.

Debido a al colapso de decenas de inmuebles (48) y a la reparación de otras, en la ciudad se dieron migraciones de zonas a otras, reconfigurando el modelo urbano tal como lo conocíamos.

“Detectamos tres fases, la primera es la depreciación que ocurre desde el sismo hasta la fase de reconstrucción y los programas de apoyo. En segundo lugar, cuando los precios se adapten a las nuevas tendencias del mercado, que será durante el cuarto trimestre del año. Ahora estamos en esa fase, pese a que los precios no han variado demasiado. En tercer lugar, se definen las colonias que perdieron o ganaron en términos de habitabilidad: estilo de vida, puntos de interés y nuevos desarrollos”, expresó González.

Tendencias de mercado basados en datos de oferta

De acuerdo con González, esta metodología es una muestra activa que equivale a transacciones potenciales. Para definir una tendencia de mercado, por ejemplo en Propiedades.com, realizan un control de calidad científico que incluye filtros estadísticos. Asimismo, recabar observaciones confiables y medir las tendencias de cada una de las zonas del mercado inmobiliario del país.

Los diagnósticos de los daños provocados por el sismo muestran indicios para la configuración de un nuevo mapa de las preferencias de (re)ubicación de los usuarios, principalmente en casas y en rentas, pues la percepción de riesgo es un factor clave de decisión. Por otro lado, como el evento es reciente, los precios aún no reflejan el impacto del desastre, sólo variaciones marginales.

“El sismo es una oportunidad para poder recapitular todos los elementos en una operación de compra”.

El experto recomienda evaluar todos los elementos que tienen un grado de complejidad, el elemento legal-jurídico, el elemento financiero, el emparejamiento con la habitabilidad de la zona, la participación de los comités vecinales, cómo se ejerce el impuesto predial en la zona.

Manifestó que la fase de reconstrucción jugará un nuevo replanteamiento de los procesos de desarrollo en la ciudad que pueden derivar en un mayor nivel de empleo y nuevos proyectos de edificación. Además de la coyuntura, la evolución del tipo de cambio y la negociación del TLCAN son factores que determinarán gran parte del escenario inmobiliario.

Fuente: Huffpost México

Publicaciones recomendadas