Los becarios fantasma

  • Compartidos
 en Noticias

El programa de becas que creó Alejandra Barrales de cara al proceso electoral del 2012 desde la Asamblea Legislativa del DF (ALDF) fue tan opaco, que no hay forma de verificar la existencia de los supuestos 39 mil 349 beneficiarios.

Así lo determinó la Contaduría Mayor de Hacienda y la Contraloría General de ese órgano legislativo, tras realizar una revisión al Fideicomiso Fondo de Apoyo a la Educación y el Empleo de las y los Jóvenes del Distrito Federal (Fijov).

De acuerdo con el Informe de Resultados de la Cuenta Pública 2012 que se dio a conocer el martes pasado -en el apartado de la ALDF- la V Legislatura local no integró un padrón único de beneficiarios ni garantizó una forma de verificar su existencia.

Se trata de un programa de apoyos económicos para estudiantes de nivel bachillerato y superior que implementó la ahora senadora en su intento por convertirse en jefa de Gobierno de la Ciudad de México.

A dicho proyecto se destinaron más de 250 millones de pesos entre los años 2011 y 2012, que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal nunca pudo justificar. Es más, esto generó un conflicto entre la V y VI Legislatura.

Reporte Indigo publicó desde mediados del 2012 que no había claridad en el uso de los recursos públicos que se enviaron al Fijov y que al término de su gestión los anteriores legisladores se repartieron 100 millones de ese rubro, mismos que repusieron los actuales.

Eso, debido a que para sus intereses era necesario mantener el programa, que a la postre desapareció por la disputa entre los grupos de poder al interior de la bancada del Partido de la Revolución Democrática.

El año pasado, la Comisión de Gobierno a cargo de Manuel Granados dio a conocer detalles sobre la inexistencia de los beneficiarios, pues al emplazarlos a acreditar su matrícula escolar, solo aparecieron 3 mil de los 20 mil inscritos en escuelas privadas.

Y es que el Fideicomiso destinó recursos tanto a estudiantes de instituciones públicas y a 10 instituciones privadas.


Publicaciones recomendadas