Suscribirme

Los pasos que debes seguir para subrogar tu crédito hipotecario

Este trámite no consiste en extinguir un crédito y contratar otro

enero 11, 2017

¿Sabías que desde 2014 la portabilidad hipotecaria es posible? Este trámite no consiste en extinguir un crédito y contratar otro, sino en subrogar al acreedor original en el mismo crédito.

La subrogación de acreedor o portabilidad hipotecaria consiste en que un banco adquiera el crédito hipotecario del banco con el que lo tienes contratado actualmente, ofreciéndote mejores condiciones, especialmente en lo que se refiere a la tasa de interés.

La portabilidad hipotecaria no se trata propiamente de extinguir el crédito que tienes actualmente con un banco para obtener un crédito nuevo con otro banco, sino que es sustituir al acreedor dentro del crédito original, el cual seguirá quedando garantizado al amparo de la misma hipoteca primeramente constituida, modificando únicamente el nombre del acreedor, el nuevo plazo para el pago y la nueva tasa de interés en la inscripción correspondiente en el Registro Público de la Propiedad.

Los bancos no pueden negarse a llevar a cabo la subrogación de acreedor, ya que con la reforma financiera de 2014 se realizaron modificaciones al artículo 15 de la Ley de Transparencia y Fomento a la Competencia en el Crédito Garantizado que regula este mecanismo.

Conoce los pasos a seguir para transferir tu crédito hipotecario.

RECOMENDACIONES

Expansión

Comentarios


SOMOS CIUDADANOS EN RED

ANÚNCIATE

SUSCRIBIRSE AL NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín y entérate antes que nadie de las noticias y consejos de Ciudadanos en red

Suscribirme al newsletter

CONTACTO

© Derechos Reservados Ciudadanos en Red

Politicas de privacidad y Términos y Condiciones