Luchando contra el cáncer de mama: ¿qué puedo hacer?

  • Compartidos
 en Destacados, Salud

Escrito por Adriana Violante

Todos los seres humanos tenemos células en nuestro cuerpo que se dividen, crecen y mueren. Existen ocasiones en las que las células crecen fuera de control y forman una masa, llamada “tumor”.

Lo que sucede cuando aparece un tumor es que este necesita alimentarse, por lo que forma vasos sanguíneos, atreves de los cuales va a recibir los nutrimentos para crecer y propagarse.

Octubre se conoce a nivel mundial como el mes de “Sensibilización contra el cáncer de mama”. Este ataca a las mujeres de nuestro país en un 31% siendo la primera causa de muerte en mujeres adultas; por eso es importante hacer conciencia y promover la autoexploración, chequeos ginecológicos y otras maneras preventivas que ayuden a reducir el riesgo de desarrollarlo.

¿Qué factores aumentan el riesgo?

  • Tabaquismo
  • Dieta alta en grasas y azucares
  • Uso de hormonas sintéticas
  • Menstruación a edad temprana
  • Antecedentes familiares con cáncer de mama
  • Obesidad
  • Exposición a radiaciones y químicos

Por desgracia los síntomas del cáncer de mama se hacen presentes cuando éste ya está avanzado. Algunos son dolor, enrojecimiento e hinchazón en pezones, secreción de líquido proveniente del pezón que va desde color claro, amarillento, verdoso y sanguinolento; así como cambio en la estructura, tamaño y textura de los senos.

¿Qué puedo hacer para prevenirlo y ayudar a combatirlo?

La alimentación es pieza clave ya que a través de ella no solamente podemos prevenir el desarrollo de cualquier tipo de cáncer; sino que aún más importante, podemos ayudar a combatir la proliferación cuando ya se padece y obtener los nutrimentos necesarios para evitar la desnutrición y síntomas secundarios durante el proceso.

  • Lleva una alimentación lo más natural posible, evita alimentos procesados, altos en azúcar, sal, grasas hidrogenadas y aditivos químicos como colorantes y saborizantes.
  • Trata de consumir alimentos ricos en antioxidantes; integra diariamente ciruelas pasas, mora azul, zarzamora, frambuesa, naranja, ciruela, uvas rojas, cerezas, guayaba, guanábana, jitomate, pimiento rojo. De preferencias orgánicas ya que son libres de pesticidas.
  • Incluye crucíferas (brócoli, coliflor, col, col de Bruselas, espinaca, col rizada, apio, ajo), estos alimentos contienen un compuesto llamado índole 3 carbinol, que ayuda al metabolismo adecuado de los estrógenos.
  • Agrega linaza molida a tus jugos y licuados diarios. Es una semilla rica en lignanos, un compuesto vegetal que altera el metabolismo del estrógeno y disminuye el crecimiento de células cancerígenas.
  • Consume todos los días cúrcuma y jengibre. Además de ayudar al sistema inmunológico, protegen al hígado y son ricos en antioxidantes.
  • Bebe 1 a 3 tazas de té verde, de jengibre o de hojas de guanábana al día
  • Evita comer carne de res, cerdo, embutidos (de cerdo, pollo y pavo), semillas como almendra, nueces, cacahuates, productos ahumados y enlatados.
  • Elimina POR COMPLETO el azúcar. Las harinas refinadas y los azucares estimulan la producción de insulina lo que hace que haya más flujo y crecimiento al tumor.
  • Estimula tus senos y pezones. Un masaje diario a tus senos incrementa la secreción de oxitocina, una hormona que ayuda a limpiar los conductos mamarios de radicales libres, reduce el estrés, y por lo tanto disminuye el riesgo de cáncer.
  • Trata de incluir estos suplementos diariamente para prevenir o apoyar el tratamiento que lleves:
    • Vitamina D3; regula el crecimiento de las células cancerígenas y eleva el sistema inmunológico.
    • Ácido fólico, vitamina B12 y B6; para cuidar la ruta hormonal.
    • Índole 3 carbinol; es el compuesto activo del brócoli y la coliflor.
    • Omega 3 y 6; son anti inflamatorios y detienen el crecimiento de células cancerígenas.
    • Vitamina C, selenio o resveratrol (semilla de uva); potentes antioxidantes que protegen de las células cancerígenas.

Cuando la persona ya está en tratamiento de quimioterapia o radioterapia, es aconsejable que tenga un plan nutricional personalizado y supervisado por algún profesional para prevenir deficiencias y síntomas secundarios al tratamiento.

Si quieres más información sobre alimentación y suplementación necesaria antes, durante o después de un tratamiento para cáncer búscanos en Facebook @bienestamexico


Publicaciones recomendadas

Deja un comentario