MACROPLAZA METROPOLITANA “CUITLAHUAC”

Publicado el 22 enero, 2009
boletín finsemaneando

MACROPLAZA METROPOLITANA “CUITLAHUAC”

Beatriz Ramírez González
(Cronista de la Delegación Iztapalapa)

Esta vez quiero invitarlos a visitar el centro de mi demarcación, el espacio que se pretende sea un segundo zócalo: la Macroplaza Metropolitana “Cuitláhuac”, en el pueblo de Iztapalapa, a unos pasos de la estación homónima del metro.

Está conformada por una extensa explanada y un jardín, contiguos a la sede delegacional. En medio hay una escultura del tlatoani que le da nombre, elaborada por el artista nativo de Iztapalapa Hermilo Ramírez Valle.

La plaza tiene una galería abierta en la que se han montado varias exposiciones fotográficas: “Oraciones de piedra. Templos y palacios mesoamericanos”; “Corredor biológico mesoamericano“; “A través de los ojo del cóndor”, de Robert Hass, fotógrafo de National Geographic; “Latidos de América”, de Ariel Carlomagno, y ahora “Proceso. 30 años de fotoperiodismo”.

Durante las obras de remodelación de este espacio en 2007 se encontraron vestigios arqueológicos que corresponden a lo que se considera fue el Templo Mayor de Iztapalapa, y que por cuestiones de preservación quedarán ocultos de nuevo, pero seguramente con alguna placa alusiva.

En el lado norte de la Macroplaza podemos visitar la Parroquia de San Lucas Evangelista, patrono del pueblo. Fue construida a mediados del siglo XVI en donde hubo un templo dedicado a Huitzilopochtli, tiene adosada al muro posterior del campanario una piedra circular con un águila labrada y un orificio al centro, posiblemente sea un cuauhxicalli, y en el arranque de la escalera una escultura en piedra que representa un Xiumolpilli (atadura de 52 varas, número de años del calendario prehispánico).

En 1560 el gobernador de Iztapalapa, don Alonso de Axayácatl, solicitó a las autoridades del Cabildo de la Ciudad de México que enviaran un cura a este pueblo para decir misa y administrar los sacramentos, se envió al pbro. Rodrigo López. Don Alonso pidió en su testamento ser enterrado en el atrio de la Parroquia cuando falleciera.

En 1580, en una Relación geográfica ordenada por el Rey de España, Felipe II, se le describe como “una capilla muy galana y bien formada”.

En septiembre de 1932 fue declarada Monumento histórico y en noviembre de 1983 se decretó la nacionalización de sus bienes y anexos.

A lo largo de su historia ha tenido diversas modificaciones, especialmente en el siglo XX, estando en riesgo de derrumbe en los años 60´s, por lo que se formó un comité pro-reconstrucción que se encargó de la restauración. En 1980 fue demolida la casa cural, construyéndose una nueva a partir de 1992. En 1998 el Cardenal Norberto Rivera Carrera celebró una misa en la parroquia con motivo de la bendición del Centro pastoral.

Originalmente el terreno parroquial era más amplio pero se fue expropiando para otros servicios y edificaciones, entre ellas las escuelas primarias “Enrique Laubscher” y “Teofilo Cedillo”, demolidas en 1977.

En la casa cural se exhiben dos aros marcadores de juego de pelota encontrados en excavaciones del atrio y el bautisterio.

Es un templo de planta basilical, la cubierta de la nave central sobrepasa las laterales, tiene una capilla lateral con cubierta de losa plana y un retablo de cantera rosa, dedicada a la Virgen de Guadalupe. La puerta del acceso principal, del siglo XVIII, fue restaurada en 2003, lo mismo que un lienzo al óleo del Descendimiento de Cristo. Resguarda un importante archivo histórico que contiene, entre otros, libros de sacramentos desde el siglo XVII.

A unos pasos de ahí, dentro de la sede delegacional, podemos apreciar el mural “Iztapalapa. Ayer y Hoy, obra del maestro Pancho Cárdenas, originario de la Ciudad de México, reconocido en el ámbito nacional e internacional. En cuatro paneles con la técnica de acrílico/masarroca/madera, plasmó la procesión de los sacerdotes del Templo Mayor que se dirigen a la cima del Huizachtépetl (hoy Cerro de la Estrella) para llevar a cabo la Ceremonia del Fuego Nuevo, en la que sacrificaban a un cautivo en honor a los dioses para pedir un nuevo ciclo de vida de 52 años. La figura de Cuitláhuac, tlatoani de Iztapalapa a la llegada de los españoles, ocupa majestuosamente el centro de un panel, cuyo fondo recrea la zona de los grandes lagos, cruzada por la Calzada de Iztapalapa que llega a la ciudad de Tenochtitlán. Se observan también las batallas de la conquista española y el inicio de la evangelización con los misioneros, el Cristo del Santuario de la Cuevita y los ocho barrios del pueblo de Iztapalapa que funden con la modernidad sus fiestas y tradiciones, como la representación de la Semana Santa. Dos recuadros recuerdan los hallazgos de un mamut en Santa Martha Acatitla, y de antiguos restos humanos en Santa María Aztahuacán.

Y ya que estamos por aquí, podemos cruzar la histórica Calzada de Ermita Iztapalapa y visitar el Santuario del Señor de la Cuevita, que originalmente fue una gruta usada como capilla en las faldas del Cerro de la Estrella, luego de un milagro sucedido en el lugar. Según cuenta una leyenda, en el pueblo de Iztapalapa hacia 1723, unos señores de la villa oaxaqueña de Etla llevaban a restaurar en la ciudad de México la imagen de Cristo Muerto que se veneraba en su localidad. Durante su viaje pasaron una noche al pie del Cerro de la Estrella, el día 2 de mayo. Al despertar advirtieron que la imagen había desaparecido y tras minuciosa búsqueda, la hallaron en una cueva del cerro, de donde ya no pudieron moverla porque se volvió muy pesada. Los vecinos interpretaron que el Cristo quería quedarse en Iztapalapa y lo acogieron como patrón. Se fundó después, en 1736, la cofradía del Santo Sepulcro de Cristo, cuyo primer mayordomo fue Antonio de Ortega.

En las primeras décadas del siglo XVIII, se construyó una capilla abierta, de la que aún se conservan tres arcos a un costado de la iglesia actual, que fue construida a mediados del siglo XIX.

Tiene una cúpula de tambor octagonal con linternilla en el crucero, se anexó una capilla lateral moderna y se unió al ábside con una cueva convertida en capilla existente en la parte posterior de éste. Los murales de la bóveda de la nave y de la cúpula fueron elaborados por Anacleto Escutia en 1857, representan pasajes de la vida y crucifixión de Cristo, así como a los cuatro evangelistas: San Lucas, San Juan, San Mateo y San Marcos.

Fue esta imagen del Santo Entierro la que, a petición de los habitantes del pueblo, erradicó la epidemia de cólera morbos en 1833, y a la que prometieron como agradecimiento hacer la representación de la Pasión de Cristo en Semana Santa, promesa que inició diez años después y que es ahora una de las más grandes manifestaciones religiosas en la Delegación, y que tiene como uno de sus escenarios principales precisamente la Macroplaza Metropolitana “Cuitláhuac”.

A partir de diciembre contaremos también en este espacio con una librería del Fondo de Cultura Económica y un café Internet, anexos al Archivo Histórico de Iztapalapa. Queda abierta la invitación para visitar el centro histórico de esta Delegación.

Tú, ¿qué opinas?


Comenta esta nota

  1. GABINO ROMO RAMIREZ

    Soy originario del Barrio de la Asunción en Iztapalapa y sobrino del Gran Escultor Hermilo Ramírez Valle, del que poco se sabe, por eso me gusto que lo mencionaras en tu artículo. Estoy buscando datos de los bisabuelos y abuelos de mi tío porque es importante para formar nuestro árbol genealógico ya que nuestros antecesores cultivaron el arte del dibujo y la escultura en cantera, ojalá me puedas orientar para saber a donde dirigirme para buscar un registro de nacimiento con datos anteriores a 1860 y hasta 1916 de mis tatarabuelos Eusebio y Esiquio Ramírez. Muchas gracias

  2. Gabriel

    Hola Excelente artículo. !! Yo soy originario de este pueblo y recuerdo que mi abuela contaba, que antes la Macroplaza fue un gran mercado. ¿que hay de cierto en eso? Recuerdo que cuando era yo niño (ahora 34 años) había un cine justo a espaldas del monumento a Cuitlahuac y junto al cine estaba la casa de la cultura. Despues el cine se convirtió en una tienda del ISSSTE ó Conasupo y despues demolido para hacer la Delegación que ahora conocemos. ¿tienen más datos? ¿podría ver fotos antiguas del centro de Iztapalapa?

  3. Rocío

    Hola Beatriz y Mariam, quisiera saber en dónde puedo encontrar información de la creación de las primeras colonias en Iztapalapa y su infraestrucura.
    Les agradesco.

  4. Mariam Salazar Hernandez

    En octubre se abrirán las instalaciones y servicios del Archivo Histórico de Iztapalapa, centro de documentación y difusión de la historia de esta demarcación, que además contará con una galeria de exposiciones al servicio de la comunidad interesada en la promoción de la historia y tradiciones de los pueblos y barrios iztapalapenses. informes y dudas: archivohistoricoiztapalapa@gmail.com.
    Mariam Salazar Hdez.

  5. Beatriz Ramírez González

    Olivia, hasta hoy volví a revisar este artículo y vi tu comentario. Lo que mencionas está en el segundo párrafo. No podía haber omitido un dato así. Gracias

  6. OLIVIA

    quien hizo el cuitlahuac que se encuentra en la macro plaza creo que si la plaza tiene ese nombre se deberian de saber esos datos

  7. Beatriz Ramírez González

    Quiero actualizar unos datos de este breve relato: la exposición que ahora se exhibe en las rejas de la Macroplaza es de fotos de Leo Matiz; el Jardín Cuitlahuac remodelado se inauguró el 27 de diciembre y efectivamente se colocó una placa que indica que ahí abajo se encuentra el Templo Mayor de Iztapalapa. En cuanto a la nueva sede del Archivo, y la libreria, se pospuso el proyecto para mediados de este año. En tanto, nuestro archivo histórico sigue en la Casa de Cultura Guillermo Bonfil Batalla, en el Barrio de Santa Bárbara.

Los comentarios están cerrados.