Manual contra la restauración autoritaria

Publicado el 26 junio, 2012

El miércoles 27 concluye la campaña electoral para elegir presidente de la República Mexicana.

En términos generales puede afirmarse que no fue una campaña electoral extraordinaria, animada sí por el surgimiento del movimiento #YoSoy132 y la celebración de los debates entre los candidatos presidenciales pero sin cambios drásticos en el rumbo, es decir en el contenido de hacer campaña.

Pero eso quedará atrás. Ahora resulta fundamental pensar en lo que viene:

* Falta la jornada electoral en sí, y la conclusión del proceso mediante la aceptación del resultado por parte de todos los actores, de forma tal que comience a trabajarse en la sucesión del cargo.

* También toca considerar escenarios y ver cómo las ganancias democráticas de los últimos años, acotarán o intentarán impedir, una restauración autoritaria.

*  Quien llegue al frente del cargo del Poder Ejecutivo Federal encontrará una serie de instituciones capaces de contener en la medida de lo posible el viejo estilo de gobernar autoritario.

Nos referimos a los siguientes puntos:

1.- Es altamente probable que el presidente no cuente con mayoría en alguna de las Cámaras legislativas.

2.- Un tercio de los gobernadores será de la oposición, si el ganador es Peña Nieto; pero la proporción será mayor para Josefina Vázquez Mota o Andrés Manuel López Obrador.

3.- Si el gobierno presidencial es el de Peña Nieto, dos tercios de los gobiernos estatales procederán de su mismo partido, pero eso no significará, en automático, que la tendrá fácil; la disciplina partidaria no será suficiente pues los gobernadores han ganado poder, en los últimos doce años, poder que difícilmente soltarán  de buenas a primeras.

4.- Los medios de comunicación, y especialmente y de forma mucho más notoria los de tipo electrónico, han ganado en libertad de expresión, misma que tendrá que ser aceptada por el presidente en turno, pues sería un auténtico suicidio no hacerlo; después de todo, si algo puede aprenderse después de la campaña electoral, es que otros formatos de difusión de información han emergido como formas paralelas de informar e influir.

5.- La sociedad civil organizada es cada vez más visible, sobre todo en su capacidad de poner en tela de juicio las políticas públicas. Estos esfuerzos no sólo se han quedado en la crítica, cada vez se multiplican más a lo largo del país las expresiones de presión y su efecto en el diseño e implementación de políticas públicas.

6.- Los mexicanos tenemos más instituciones autónomas como la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el Instituto Federal Electoral, el Banco de México, el Instituto Federal de Acceso a la Información Pública, el Instituto Nacional de Estadística e Informática, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, que hoy reflexionan, deciden y actúan de manera independiente de Los Pinos.

7.- Acuerdos, tratados y/o diversos compromisos internacionales obligan al Estado mexicano a actuar bajo ciertas reglas que fortalecen la gobernabilidad democrática.

8.- Posiblemente no será la última ocasión que desde las universidades surjan expresiones de oposición, capaces de movilizar no sólo a los jóvenes o estudiantes en sí, sino a diversos sectores que reconozcan como justas la demandas detrás de la protestas.

9.- Dados los grandes recursos que movió el revolucionario institucional en la construcción de la candidatura de su actual postulado, Enrique Peña Nieto, será más difícil si bien no imposible, que surja una figura dentro del partido cuya postulación sea igualmente incontestable en 2018.

10.- En este sentido, los actores de todos los partidos que se quedaron en el camino de ser los presidenciables en 2012, estarán ‘en campaña’ a lo largo de los años venideros hasta la próxima elección presidencial, por lo que serán parte de los más interesados en vigilar y acotar la actuación del Estado mexicano.

Por último, quien sea el nuevo presidente tendrá que trabajar rápidamente en restaurar la paz en el país, ante el terrorismo del narcotráfico que representa una de las principales amenazas a la democracia mexicana, a la tranquilidad de las familias, a la competividad y al bienestar el país.

Ciudadanos en red/Metrópoli 2025
@ciudadanosenred

Comenta esta nota

  1. Manuel Soriano

    Mis queridos y estimados comentaristas, todos, les expondré tres escenarios posibles, si no están de acuerdo perdónenme, lo hago porque tengo el derecho. 1= si gana El PAN, (El poder presidencial), pronto renuncian a la presidenta y se pelean el poder los grupos económicos fuertes, dejando a la clase media desprotegida de la banca extranjera. 2= si gana el PRI, PV, (El poder de los medios), la gente pobre arrasa los supermercados, el ejército interviene, caos social, se violan derechos humanos, se controla la situación y se incrementa la seguridad, 3= si gana PT, PRD, MC, (Morena El Poder del Pueblo), se llama a un acuerdo Nacional a los grupos de poder, se ponen de acuerdo y aceptan trabajar juntos para los millones de pobres, que también son mexicanos herederos de la riqueza natural del País (espacio aéreo y sub-suelo) y no merecen vivir en esa pobreza extrema. Por una Cultura de Paz ¡Sí a la Paz, Manuel Soriano, pazmundial1@yahoo.com.mx (acepto diálogos para aportar algo positivo a México)

  2. Manuel Soriano

    Mis queridos y estimados comentaristas, todos, les expondré tres escenarios posibles, si no están de acuerdo perdónenme, lo hago porque tengo el derecho. 1= si gana El PAN, (El poder presidencial), pronto renuncian a la presidenta y se pelean el poder los grupos económicos fuertes, dejando a la clase media desprotegida de la banca extranjera. 2= si gana el PRI, PV, (El poder de los medios), la gente pobre arrasa los supermercados, el ejército interviene, caos social, se violan derechos humanos, se controla la situación y se incrementa la seguridad, 3= si gana PT, PRD, MC, (Morena El Poder del Pueblo), se llama a un acuerdo Nacional a los grupos de poder, se ponen de acuerdo y aceptan trabajar juntos para los millones de pobres, que también son mexicanos herederos de la riqueza natural del País (espacio aéreo y sub-suelo) y no merecen vivir en esa pobreza extrema. Por una Cultura de Paz ¡Sí a la Paz y al Amor! Manuel Soriano, pazmundial1@yahoo.com.mx (acepto diálogos para aportar algo positivo a México)

Los comentarios están cerrados.