Manual de Carreño para hablar de dinero con tus amigos

  • Compartidos
 en Finanzas

Escrito por Ilse Santa Rita, gerente de contenido de piggo

Estás con tus amigos en un bar de la Condesa porque hoy, ¡especialmente hoy que no querías gastar!, ellos traían ganas de un fiestón.

“Never say no to convivir”, te dijo un amigo, o sea, “Nunca digas que no a convivir”. No te hiciste del rogar y terminaste aquí.

Para arrancar, tus amigos piden dos botellas porque hay promoción y tú, como bebes muy poco y además no te gusta el brandi, decides pedir dos mezcales aparte que te tomas a traguitos durante horas, el tiempo suficiente para que todos crean que les sigues el ritmo de la bebida. A las 3 de la mañana, cuando está cerrando la barra, ellos piden una botella más.

“Nos toca de 500 pesos por cabeza”, dice alguien que ya no sabes si está en condiciones para hacer cuentas. ¡Especialmente hoy que no querías gastar! En ese caso tú: a) les dices que tú sólo te tomaste dos mezcales o b) pagas los 500 pesos.

Hablar de dinero con amigos es quizá igual o más difícil que hablar de dinero en pareja. En México, 38% de las personas suele repartir la cuenta en partes iguales cuando sale en grupo, de acuerdo con un sondeo realizado por la Procuraduría Federal del Consumidor. Pero eso no siempre es lo mejor para ti.

“Hablar de dinero no sólo es un tema de billetes, también es un tema de inteligencia emocional porque significa aprender a decir no”, dice Eda Lorna, psicoanalista y autora del libro Las cuentas del amor.

Y es que cuando tú fuiste el que comió más que el resto, ya ganaste, pero cuando te toca pagar lo que se comió el de al lado, poner la parte del que dijo que no trae dinero o del que dijo que ya puso su parte, pero en realidad no, ahí ya no es tan divertido, pero no quieres ser el mal amigo codo.

¿Qué hacer si tú lo que quieres es pagar lo tuyo y punto? La falta de un “manual de Carreño” para hablar de dinero entre amigos le ha costado muchas amistades a la humanidad, pero la respuesta es fácil: “Deja de hacerte la víctima y dilo”, dice Eda Lorna.

Si quieres pagar sólo lo tuyo, coméntalo con tus amigos al momento de llegar al bar o el restaurante. Incluso puedes pedir que te abran una cuenta separada. Es más fácil organizarse cuando está claro desde el principio.

¿Qué hago si me invitan a salir de fiesta y no tengo dinero?

A un amigo puedes copiarle en un examen, comerte la última rebanada de pizza o hasta dejarlo plantado en su cumpleaños, pero lo peor que le puedes hacer es salir de fiesta, beber, comer y al final decirle que no traes un peso. O aún peor, hacer como el que ya pusiste y en realidad no.

Si andas corto de dinero, no te va a pasar nada si le cortas poquito a la fiesta. Sé honesto con ellos y diles que hoy no vas a salir porque estás ahorrando. Tus amigos te lo van a agradecer y quizá alguien siga tu ejemplo.

Otra opción es hacer la reunión en alguna casa. La comida y bebida en casa siempre será más barata que en un bar o un restaurante.

Esta columna se publicó originalmente en Publimetro el 6 de febrero de 2017

¿Qué es piggo? La app para alcanzar tus metas a través del ahorro. Simple, amigable y segura. #Vívete con piggo.

Abre tu cuenta con el código “ciudadanosenred” y te regalamos $100.


Publicaciones recomendadas