Suscribirme
Mejorar el transporte público: un reto tan grande como la ciudad…

Mejorar el transporte público: un reto tan grande como la ciudad…

Desde hace décadas el transporte en el valle de México ha provocado dolor de cabeza a los habitantes, quienes sufren a diario las consecuencias de un sistema de transporte público escasamente eficaz, inseguro, poco accesible a las personas con discapacidad y, además,  contaminante.

El problema tiene varias causas, entre las que se pueden señalar: la falta de inversión, la ausencia de un programa integral, el aumento anual de 200 mil vehículos particulares y el incremento de usuarios.

En el año 2004, el GDF puso en marcha el Segundo Piso del Periférico para solucionar el exceso de congestionamientos viales. Todos conocemos los resultados.

 

En los últimos años, el incremento de pasajeros en el metro ha saturado esta alternativa. Hoy las autoridades buscan mejorar el servicio con la ampliación de la red y la terminación de las líneas inconclusas.

Mejorar el transporte es un reto muy fuerte, máxime si se tiene en cuenta que es necesario sustituir a los microbuses como medio principal de transporte y desarticular varios grupos de intereses.

En el valle de México diariamente se realizan 22 millones de viajes y se desplazan cuatro millones de vehículos en un espacio que no fue planeado para este volumen de tránsito y que cada vez está más saturado.

De acuerdo con la última Encuesta de Origen Destino, el 30% (6.8 millones) de los viajes se hace en vehículos particulares y 70% (14.8 millones) en transporte público.

Esta es la magnitud del desafío para las autoridades, si es que realmente ambicionan una ciudad vital y productiva.

Otras ciudades en el mundo enfrentan el mismo problema pero están poniendo en práctica políticas para superar esta situación.

En Londres, por ejemplo, el tráfico provocó que en 1999 los autos avanzaran a 15 kilómetros por hora. Para resolver el problema, se aplicó el Programa Congestion Charge, que consiste en cobrar 80 centavos de libra a cada automóvil que ingresa a la zona de negocios.

Durante los primeros años se logró reducir 32% la afluencia vehicular. Actualmente, el dinero recaudado – 22 millones de libras al año – se destina a modernizar el transporte y hacerlo más eficiente en consumo de energía.

En Bogotá había un mal servicio. En el 2001 se construyó el Transmilenio que mejoró los tiempos de traslado. La ciudad de Curitiba, Brasil, utilizó este mismo sistema para ofrecer a la población un transporte más económico.

Hoy, los ejes de una política exitosa en diversos países del mundo son : (a) fomentar la modernización de los vehículos con tecnologías amigables con el medio ambiente; (b) crear una infraestructura de transporte vinculada con el desarrollo urbano; (c) alcanzar acuerdos para la desarticulación de viejas estructuras administrativas que impiden un correcto funcionamiento de un verdadero sistema de transporte público,  (d) trabajar en la accesibilidad y seguridad de los modos de transporte y (e) establecer tarifas adecuadas que den viabilidad financiera a los proyectos.

En el valle México la situación apenas comienza a transformarse. Es cierto que se olvidó al transporte público durante muchos años y no se desarrolló un proyecto capaz de mejorar las condiciones de viaje del usuario.

Sin embargo, ahora ya se cuenta con dos líneas de Metrobús, que en los primeros cuatro años y medio de funcionamiento han reducido considerablemente el número de accidentes y los tiempos de traslado. El Sistema ha funcionado por lo que se tiene programado pasar de dos líneas de Metrobús a un total de diez.

Adicionalmente, se pretende poner en marcha cinco corredores cero emisiones basados en el transporte eléctrico, como el que ya opera en el Eje Central.

En el caso del Metro, se está construyendo la Línea 12 a pesar de la crisis económica y al parecer podrían terminarse las líneas que quedaron inconclusas. En la Línea A, por ejemplo, van a cambiar los actuales trenes de 6 vagones por otros de nueve y rodarán por sus vías 9 nuevos trenes.

En el Estado de México muy pronto se iniciará  la operación del Mexibus, que irá de Ciudad Azteca en Ecatepec a Tecámac, es decir un sistema que conecta a éste municipio – en el que se han emprendido múltiples proyectos de vivienda – con el Sistema de Transporte Colectivo.

Funciona también el primer Sistema de Tren Suburbano. Se tienen contemplados otros dos. Sin embargo, de no conectarse estos dos sistemas las autoridades estatales deberían cambiar estos proyectos por sistemas BRT como el de Ecatepec-Tecámac.

Mejorar el transporte y ofrecer una mayor calidad a los usuarios exige una reestructuración de fondo y abandonar la costumbre de parchar un sistema de transporte público deficiente. Hay signos de que la situación está cambiando pero aún son pocos los proyectos, de tal modo que en muchas vialidades todavía circulan más vehículos particulares que del transporte público.

0 Visitas

SOMOS CIUDADANOS EN RED

ANÚNCIATE

SUSCRIBIRSE AL NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín y entérate antes que nadie de las noticias y consejos de Ciudadanos en red

Suscribirme al newsletter

CONTACTO

© Derechos Reservados Ciudadanos en Red

Politicas de privacidad y Términos y Condiciones