“Mujer embarazada”, nuevo modus operandi para extorsionar 

  • Compartidos
 en Seguridad

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX) detectó un nuevo modus operandi para extorsionar a los automovilistas; se trata de la “mujer embarazada”.

En esta modalidad, los conductores son sorprendidos con un choque, por lo cual bajan de su vehículo para ver qué sucedió y así los delincuentes, de forma amable, piden llegar a un acuerdo.

Los sujetos del coche al que se le pegó van acompañados de una mujer que presuntamente está embarazada. De acuerdo con víctimas de este nuevo modus operandi para extorsionar, se dirigen al hospital. La mujer viaja en el asiento del copiloto se duele del golpe que, asegura, se lo provocó el choque, se toca el abdomen reiteradamente para hacer creer a su interlocutor que algún daño le causó “a su hijo”.

Acepta pagar por daños

Luego de que el presunto responsable ve a la “embarazada” con dolor, la respuesta a un arreglo es inminente. Acepta la propuesta de entregar algún documento, como la credencial para votar o la licencia de conducir; además, de pagar cualquier daño que haya sufrido el automóvil, con el objetivo de no enfrentar acusaciones formal por una supuesta lesión de la “mujer embarazada”.

Los delincuentes condicionan la devolución de los documentos a la entrega de cierta cantidad de dinero que debe ser depositada en una cuenta bancaria, aunque después los sospechosos se van.

El nuevo modus operandi para extorsionar se ha detectado por las autoridades, principalmente, en vías primarias como Avenida 608 y su continuación Avenida Central, en la alcaldía Gustavo A. Madero; incluso, policías vestidos de civil que han salido de turno han sido víctimas de los extorsionadores.

La titular de la procuraduría, Ernestina Godoy, mencionó que ante esta situación ya se llevó a cabo una investigación y ante ello, ya hay detenidos en la colonia Tepeyac Insurgentes; sin embargo, este caso no sólo está relacionado directamente con el modus operandi de “la embarazada”, si no también con delincuencia organizada.


Publicaciones recomendadas

Comentarios