Chocan por el GDF

Publicado el 17 junio, 2012


Las tres candidatas a la jefatura de gobierno capitalino arremetieron contra las administraciones perredistas de los últimos 15 años, en temas de corrupción, transparencia y seguridad, en el segundo debate oficial organizado por el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF).

Mientras que Miguel Ángel Mancera, candidato del Movimiento Progresista, respondió a los señalamientos con cifras, pero evitó los ataques directos contra las abanderadas del PRI-PVEM, Beatriz Paredes; del PAN, Isabel Miranda de Wallace, y del Panal, Rosario Guerra.

Al abordar el tema de buen gobierno y transparencia, la priísta cuestionó la gestión del PRD al frente del gobierno capitalino y las delegaciones políticas. Denunció extorsiones y actos de corrupción en la delegación Cuauhtémoc a comerciantes establecidos, así como a transportistas y ligó el nombre de René Bejarano.

“A eso no puede abstraerse el futuro jefe de gobierno; es evidente que hay una articulación política con la corriente que encabeza René Bejarano, que se ha caracterizado por gobernar en delegaciones estratégicas de la ciudad con ejercicios de corrupción verdaderamente dramáticos”, señaló Paredes.

Desde su discurso inicial, Mancera reconoció que parte de las quejas de los capitalinos es la corrupción, por lo que cuando habló del tema propuso la creación de una ley anticorrupción y que cuatro mil servidores públicos cuenten con el servicio profesional de carrera.

En su turno, Miranda de Wallace cuestionó la falta de transparencia del gobierno capitalino, al cual calificó de “fachada”, y planteó la creación de contralorías ciudadanas para supervisar la actuación en las compras gubernamentales.

Reiteró el tema del endeudamiento económico de la ciudad y dijo que desde que los perredistas gobiernan el DF ha crecido en 387%; además, denunció que hay 12 mil millones de pesos, del ejercicio 2011, sin reportar en las cuentas públicas.

El ex procurador capitalino mostró láminas donde repitió que el DF tiene el primer lugar en materia de transparencia, según Fundar y el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), y precisó a Miranda de Wallace que la deuda pública de la capital es triple AAA y está avalada por el gobierno federal.

En el tema de transparencia, Paredes pidió a Mancera que se abriera el fideicomiso para conocer el costo de los segundos pisos en Periférico que se construyeron en la gestión de Andrés Manuel López Obrador.

Ahí, Mancera reviró y dijo que los datos del Fideicomiso para las Vías de Mejoramiento (Fimevic) eran públicas y ya habían sido auditadas. Estableció que, de ganar, abrirá 40 bases de datos y elevará de 40 a 400 los trámites digitalizados.

En su turno, la abanderada del Panal dijo que en el tema de corrupción es necesario dotar de dientes a los entes para sancionar estos actos y se comprometió a erradicar los llamados “diezmos” en las delegaciones.

Con un formato más ágil que el primer debate, los cuatro candidatos se enfrascaron en el tema de seguridad, donde Miranda de Wallace denunció que en la ciudad de México se cometen cada día 557 delitos.

En su oportunidad, Mancera aseguró que habría que analizar cuáles son los delitos de alto y bajo impacto. Reiteró su propuesta de continuar con la aplicación de tecnología para abatir delitos y su propuesta de usar la ley de extinción de dominio para atacar el narcomenudeo.

Guerra dijo que se debe erradicar la impunidad y sancionar los delitos. También habló de la necesidad de apoyar a las mujeres en reclusión.

Al final, Paredes y Miranda de Wallace manifestaron su respeto a Mancera como persona, pero cuestionaron su relación con tribus del PRD.

“El doctor Mancera, como persona tienen mi respeto, el PRD no es opción, por todas las tribus no gobernará, gobernarán las tribus que hoy lo tienen atado a muchos compromisos”, dijo Wallace.

Al término del debate, los cuatro candidatos pidieron el voto capitalino el 1 de julio; cada uno hizo mención de sus respectivos aspirantes a la Presidencia y llamaron también a emitir su sufragio para ellos.

Fuente: El Universal

Comenta esta nota

Deja un comentario