“Con el tiempo le agarras gusto a la basura”

Publicado el 20 diciembre, 2011


Mariano Mendoza tiene arrugas que esconden su verdadera edad; su rostro luce maltratado y quemado por el sol, sus ojos llorosos cubren la mirada que se pierde en un pedazo de cartón para luego arrojarlo a un contenedor.

El señor de 40 años tiene 16 trabajando en el relleno sanitario Bordo Poniente; sabe a través de comentarios de sus compañeros que este lugar dejará de recibir las 12 mil 600 toneladas de basura al día; sin embargo, desconoce dónde estará el próximo año.

“Nada nos han dicho de que se va a cerrar la planta, si la cierran no sabemos que vamos a hacer, nos vamos a quedar sin trabajo”.

El gobierno del DF clausuró este lunes 19 de diciembre de manera definitiva el tiradero de basura, mas no las plantas de selección y producción de composta, así como un vivero que se encuentra dentro del Bordo.

Además, el secretario de Obras y Servicios, Fernando Aboitiz, anunció que pese al cierre del relleno sanitario, el gobierno capitalino seguirá custodiando la infraestructura de este lugar al menos 25 años más, por lo que mantendrán el trabajo de los pepenadores, quienes son el soporte de miles de familias. 

Tiene dos hijos y “afortunadamente”, agregó, no trabajan en la separación de los desechos; la mujer se casó y el menor atiende una tienda.

“Aquí trabajo desde las 8 de la mañana hasta las 3 o 4 de la mañana, y con el tiempo le vas agarrado el gusto”.

Mariano Mendoza pertenece a los mil 500 pepenadores a quienes el Bordo Poniente les dio trabajo y vida durante 26 años.

Fuente: El Universal

Comenta esta nota

Deja un comentario