Dañan señalización a vehículos en el segundo piso

Publicado el 31 octubre, 2012

Los bolardos que separan el carril de incorporación al segundo piso del Periférico, a la altura de la zona de Río Becerra, han ocasionado daños en por lo menos 14 vehículos.

Los separadores fueron instalados por la empresa OHL México, concesionaria de la desde la Autopista Urbana Norte (AUN) con el objetivo de ordenar el flujo de vehículos que se incorporan al segundo piso de vía libre.

Los bolardos permanecen en la línea divisoria entre el carril de extrema izquierda de la vía elevada y la rampa de incorporación de la parte inferior del Periférico en dirección norte a sur.

Se trata de divisores de aproximadamente 50 centímetros de largo cuya función es impedir que los vehículos que suben al segundo piso se incorporen de inmediato al carril de extrema derecha y se pueda ocasionar un accidente.

Aunque el objetivo de este tipo de señalización de piso es dirigir y hacer más segura la incorporación a la vía elevada, el resultado ha sido perjudicial para algunos automovilistas cuyos vehículos resultaron con daños.

Durante un recorrido que se hizo por esa zona del segundo piso del Periférico se contabilizaron por lo menos 14 vehículos que resultaron con llantas ponchadas y en algunos casos con daños en rines y en la suspensión.

Las afectaciones se ocasionaron debido a que, a pesar de la restricción que indican los separadores viales, algunos automovilistas intentaron pasar por encina de estos para incorporarse al carril de extrema derecha.

Las averías provocaron que la circulación desde la AUN y en la rampa de incorporación se entorpeciera debido a que los vehículos que resultaban con algún daño quedaron varados impidieron la libre circulación.

Hasta ese punto del segundo piso llegaron policías adscritos a la Subsecretaría de Control de Tránsito de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) para auxiliar a los automovilistas afectados y agilizar la circulación.

Sobre este punto, la Secretaría de Obras y Servicios del Distrito Federal detalló que los bolardos fueron colocados en la zona divisoria de los carriles de incorporación y extrema derecha para impedir el ingreso peligroso al segundo piso.

Explicó que a pesar de que los separadores son visibles se decidió colocar señalización vertical color naranja reflejante para reforzar su visibilidad y en los próximos días se instalarán pantallas digitales en la rampa de incorporación.

La SOSDF agregó que de los 14 vehículos con daños, tan sólo dos requirieron del auxilio de personal de Apoyo Vial de la SSPDF.

Fuente: Excélsior

Comenta esto

Deja un comentario