Es banda azote de los Tsurus

Publicado el 6 julio, 2009

” alt=”” width=”300″ />

 
06 de Julio de 2009
 
Es banda azote de los Tsurus
 
Reforma

La banda de “Los Tsurus” es, desde hace dos años, uno de los principales dolores de cabeza para la Procuraduría General de Justicia del DF (PGJDF), pues con un modus operandi muy particular ha cometido al menos 32 robos de auto y fraudes.

Sus más de 10 integrantes roban exclusivamente autos Tsuru, falsifican sus documentos y después contactan a particulares que quieren vender camionetas legalizadas que provienen de Estados Unidos, para darles el subcompacto como pago.

Manuel Figueroa Lange, Fiscal Central de Investigación para Robo de Vehículo y Transporte, señaló que la banda hurta autos Tsuru estacionados en la vía pública, porque son fáciles de abrir, muy comerciales y no tan caros en el mercado.

Después, los ladrones falsifican en una imprenta de Santo Domingo, en la Colonia Centro, una factura de una agencia automotriz de Lomas Verdes, del Estado de México, que cerró desde hace tiempo.

Las autoridades descubrieron que el número de la factura que expiden para los vehículos que se roban es 51725, y que además clonan las tarjetas de circulación, al igual que los comprobantes de las verificaciones, para hacer pasar a los autos como legales.

La banda también falsifica pagos de las tenencias que supuestamente se realizaron en un HSBC, pero el sello, que es auténtico, siempre tiene como fecha un domingo, día que no hay servicio, por lo que la PGJDF sospecha que algunos de los integrantes perteneció a esta institución bancaria o robó dicha herramienta.

“Ellos van con el dueño de la camioneta legalizada y le preguntan en cuánto la vende, al saber el precio le ofrecen al propietario el Tsuru que se robaron, el cual la mayoría de las ocasiones iguala o supera el valor de la unidad de Estados Unidos. “Después de que lo convencen le entregan la factura apócrifa, le dejan copias de sus identificaciones falsas y se van, es decir, primero se roban un vehículo y después defraudan a sus víctimas, cometen dos delitos”, explicó el Fiscal. La dependencia cuenta con 13 imágenes, entre retratos hablados y fotografías, de los delincuentes que se hacen pasar como los propietarios de los vehículos que robaron.

Entre los nombres que se inscriben en las identificaciones del IFE, que son apócrifas, se encuentran Santiago Lara y Aarón Santibáñez Durán.

“Las víctimas son personas que se dedican a vender ese tipo camionetas, al ver que les ofrecen un Tsuru y que supuestamente van a ganar con el intercambio de forma automática ellos caen en el delito de encubrimiento por receptación”, explicó el Fiscal. Es muy probable que esta banda también opere en el Estado de México, pues algunos de los Tsurus son robados en aquella entidad, comentó el funcionario.

Además, podría haber más víctimas que no se han dado cuenta de que los Tsurus que recibieron como pago fueron robados.

 

Comenta esta nota

Deja un comentario