Los chilangos quieren despejado el Zócalo

Publicado el 8 mayo, 2008

Habitantes de la
Ciudad de México manifestaron su aspiración de ver la Plaza de la Constitución en todo
su esplendor, como era antes: sin pistas de hielo, museos o escenarios para
espectáculos.

En un sondeo realizado por Excélsior, transeúntes del lugar
expresaron su deseo de que el Zócalo sea desocupado y se mantenga limpio.

 “Me gustaría verlo
como estaba antes, con sus jardineras, lleno de árboles, cuando era un lugar
lindo para pasear y salir a caminar con la familia. Era todo verde, un lugar
agradable”, comentó Sonia Pérez, habitante de Coyoacán.

Juan José Navarro, vecino de Tlalpan, también pidió que la
principal plaza cívica de México se mantenga limpia y libre de obstáculos. “Lo
quiero limpio, lleno de árboles; una cosa bonita para el turismo, para los
mexicanos. Sin nada, como debe de ser el Zócalo.”

Una plaza, sin más, es lo que más pidió la gente.

 “Me gustaría verlo
sin estas cosas que nos estorban para admirar lo que nos dejaron nuestros
antepasados, que es algo muy bonito.

 “Ver el Zócalo
limpio, con su bandera, con los paseantes, con todo lo que se puede ver por
aquí”, afirmó Ignacio Hernández García, de Venustiano Carranza.

Hasta ayer, trabajadores de la Dirección General
de Obras, con el apoyo de grúas, continuaban desmantelando el Museo Nómada.

El Zócalo ha servido como escenario para conciertos masivos,
expresiones políticas y la instalación de Spencer Tunik y su desnudo masivo de
hace un año.

Para el próximo octubre está programado construir un
provisional estadio de beisbol para una serie de exhibiciones, por las empresas
Adaptable Studio y Acrosa.

Sin embargo, paseantes del lugar prefirieron que en la plaza
se monte algún torneo de futbol rápido.

 “Una cancha de
futbol, un torneíto estaría muy bien, eso jalaría mucha gente”, dijo Alejandro
Arias Pérez, de Gustavo A. Madero.

Pero también hubo gente que pidió más eventos culturales,
que respeten el entorno del Zócalo.

 “Conservarlo como
patrimonio cultural, pero que traigan cosas interesantes para los niños, por
ejemplo. Que se conozca la leyenda del Zócalo, que haya espectáculos siempre y
cuando no sean nocivos para la gente”, comentó Luis Daniel Baños, habitante de
Iztacalco.

Fuente: Excélsior, jueves
08 de mayo 2008

Comenta esta nota

Deja un comentario