Piden cancelar Supervía por nulo avance en construcción

Publicado el 23 agosto, 2011

Opositores al proyecto de la Supervía Sur-Poniente, que mantienen desde hace más de un año un plantón en la colonia La Malinche, en la Magdalena Contreras, demandaron que debido al poco avance que se registra de la obra vial concesionada, el gobierno capitalino la cancele “pues en los hechos lo está”.

Durante una exposición del caso que hicieron ante los diputados federales del Partido Acción Nacional (PAN), Gabriela Cuevas y Agustín Castilla, quienes recorrieron la zona, los vecinos calcularon que con base en el programa de obras los trabajos de construcción han avanzado 500 metros en la zona de Tarango y el túnel de Luis Cabrera.

Gerardo Moreno, arquitecto de profesión y vecino de la zona, recordó que todavía no se ha entregado en su totalidad el derecho de vía, es decir, la liberación de los terrenos por los cuales se pretende edificar la vialidad de peaje concesionada a la empresa española OHL.

Terrenos pendientes

Indicó que en calzada de las Águilas, todavía está pendiente el retirar una cancha de fútbol la cual está bajo el resguardo de una liga quien no acepta la reubicación.

Mientras que Cristina Barros, integrante del Frente Amplio contra la Supervía Sur-Poniente, recordó que tienen los juicios de amparo y de nulidad vigentes, “tarde o temprano se resolverá con justicia y conforme a derecho la cancelación de la Supervía Poniente de Cuota, lo que dado el título de concesión, pondría en alto riesgo las finanzas del DF y la Federación”.

Ayer, los vecinos solicitaron a los integrantes de la Comisión del Distrito Federal en la Cámara de Diputados su intervención para que soliciten la suspensión de los trabajos dela dicha obra vial y se cumplan con la recomendación emitida por la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF).

“Sólo un formalismo”

Tras un recorrido por la colonia La Malinche, la presidenta de dicha comisión, Gabriela Cuevas, apuntó que la petición de cancelar la construcción, cuyo exhorto se aprobó la semana pasada en esa comisión, sólo es “un formalismo”, porque en los hechos la obra está parada.

El punto de acuerdo tendrá que se avalado por el pleno de la Cámara de Diputados y busca que las autoridades capitalinas sean sensibles a la problemática que se ha generado en torno a dicha construcción.

Fuente: El Universal

Comenta esta nota

Deja un comentario