Queja vecinal por demolición de inmueble en Benito Juárez

Publicado el 12 mayo, 2008

Sin notificar a los vecinos, la delegación Benito Juárez realiza desde hace una semana la demolición del edificio que albergaba el área de Recursos Humanos y Desarrollo Social de la demarcación, ubicado en avenida Cuauhtémoc, en la colonia Santa Cruz Atoyac, lo que ha provocado molestia entre los residentes de la zona, que se quejaron de que los trabajos, en los que se utiliza maquinaria pesada, provocan vibraciones en sus viviendas y “mareos” a ellos.
En el lugar se instalarán las áreas de prevención del delito, así como de protección civil, y de acuerdo con el jefe delegacional, Germán de la Garza, en semana y media, a más tardar, se concluirán los trabajos de demolición y previó que en seis meses se concluya el nuevo edificio.
Ante las quejas vecinales, el funcionario pidió “paciencia” y aseguró que hay garantías de que no se afectarán los edificios aledaños, incluidos los de la delegación, ya que a la empresa que lleva a cabo la obra se le exigió “fianzas por todos lados” para garantizar la reparación de inmuebles que pudieran resultar afectados.
Vecinos de la calle Tenayuca, aledaña al edificio en cuestión, señalaron que no se les avisó sobre la realización de estos trabajos y externaron su molestia de que incluso los fines de semana tienen que aguantar el ruido y las vibraciones en sus viviendas, que, señalaron, provocan mareos y que algunos aparatos se muevan.
“Es sábado, las seis de la tarde, en pleno Día de las Madres y todavía continúan trabajando, además, te sientes mareado con tanta vibración”, explicó uno de los residentes, que pidió el anonimato.
“Como ingeniero civil te puedo decir que tarde o temprano se van a ver las afectaciones, porque la tierra se mueve a los lados, se va a levantar”, por lo que, dijo, se debió informar a los vecinos y sobre todo presentar los estudios topográficos de la obra que piensan realizar.
“Tal vez no se va a notar ahora ni en uno o dos meses, pero con el tiempo se van a dar cuenta, porque las vibraciones afectan la cimentación, todo lo que lleva acero y varilla, a simple vista no se notan, pero con el paso del tiempo van a salir a relucir”, reiteró.
De su lado, el jefe delegacional en Benito Juárez, Germán de la Garza, explicó que el nuevo edificio será de cuatro o cinco niveles, más de cuatro mil 800 metros de construcción, y además de las áreas de prevención al delito y protección civil, también se instalará parte de la dirección jurídica, así como las oficinas que estaban en el anterior edificio.
El diseño del inmueble será al estio de una estación de bomberos, por lo que en el lugar habrá vehículos de protección civil y una ambulancia que saldrán del lugar en caso de ser requeridos en una emergencia.
El funcionario reconoció que los trabajos de demolición ha causado molestias entre los vecinos, por la cual, dijo, se busca que se termine lo más pronto posible y que las afectaciones sean mínimas, por lo que pidió un “poco de paciencia” y tener en cuenta que las nuevas instalaciones serán de gran importancia para combatir la inseguridad en la zona y atender llamados de auxilio.
Fuente: La Jornada, lunes 12 de mayo de 2008

Comenta esta nota

Deja un comentario