Rescatan espacios para los peatones

Publicado el 31 mayo, 2012

Activistas de la asociación civil Vitarbol promueven entre empresarios la adopción y rescate de al menos 500 camellones que se encuentran en condiciones de abandono, en calles de las delegación Miguel Hidalgo.

 

Este grupo conformado por paisajistas, jardineros y ecologistas concentra sus labores de promoción y mantenimiento sobre todo en los camellones de la colonia Polanco, debido a que la basura que arrojan los automovilistas y los peatones sobres estos espacio son el principal contaminante que los deteriora.

Esther Sitt, quien encabeza esta organización civil desde 2008, explicó que se trata de una suma de esfuerzos al programa “De la Mano con tu Delegación”, el cual es encabezado por la demarcación.

“Consideramos que falta animar a las empresas en esta labor y por eso nos dimos a la tarea de buscarlos, impartir pláticas con ellos para darles a conocer la dimensión del problema”, argumentó Sitt.

El cuidado de uno de estos espacios puede alcanzar los 4 mil pesos mensuales para gastos de jardinería, la empresa recibe a cambio dos anuncios publicitarios que se colocan en las esquinas de los camellones o glorietas. “Los interesados nos envían una carta, misma que la hacemos llegar a la delegación para obtener la adopción”, explicó la presidenta de Vitarbol.

En menos de tres años, la asociación ha conseguido que 25 empresas se sumen a la adopción en calles como Horacio, Homero, Presidente Masaryk y Ejército Nacional.

Esther Sitt comentó que su interés por formar esta asociación surgió tras registrar el deterioro de los camellones y sobre todo de las áreas verdes que los acompañan.

“En los últimos meses hemos extendido nuestra labor a zonas como Lomas de Chapultepec y Bosques de las Lomas, en Cuajimalpa”, dijo.

En lo que va de 2012, cuatro empresas han decidido adoptar camellones. El caso más reciente fue el de un gimnasio que manifestó su interés por el espacio que se encuentra justo frente a su local, sobre la calle de Homero, en Polanco.

Fuente: El Universal

Comenta esto

Deja un comentario