Vive en zonas marginadas 65 por ciento del padrón de la pensión alimentaria

Publicado el 29 marzo, 2012


El 65 por ciento del padrón de beneficiarios de la tarjeta de pensión alimentaria para los adultos mayores de 68 años vive en colonias de alta o muy alta y de media marginación de la ciudad de México; es decir, 310 mil 438 personas. El restante 35 por ciento (169 mil 555) habita zonas de baja o muy baja marginación.

Históricamente la persona más longeva registrada por el Instituto para la Atención de los Adultos Mayores del Distrito Federal (IAAM-DF) es Marcial Cámara, de 125 años.

La directora de la pensión alimentaria del IAAM-DF, Norma Licona Alberto, presentó estos detalles al participar en la mesa Avances y desafíos para la protección de los derechos de las personas mayores, en el Foro Internacional sobre los Derechos de las Personas Mayores, que organizaron la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y el Gobierno del Distrito Federal (GDF).

Puntualizó que con la pensión alimentaria el gobierno de la ciudad de México cumple con el punto 10 de la Declaración de Brasilia: “hacer todos los esfuerzos por ampliar y mejorar la cobertura de pensiones, sean contributivas o no contributivas, así como adoptar medidas para incorporar mayor solidaridad a nuestros sistemas de protección social”.

En marzo el gobierno capitalino destinó para este programa 448 millones 776 mil pesos (35 millones 225 mil 745.68 dólares); al año suman más de 5 mil millones de pesos.

Con base en precios de productos de la canasta básica al mes de febrero, información publicada por la Procuraduría Federal del Consumir (Profeco), la directora refirió que con los 934.95 pesos que reciben al mes los adultos mayores pueden comprar: dos kilos de pollo, un kilo de carne, pescado, frijol, arroz, lentejas, verduras, frutas, dos botes de leche en polvo, huevo, tres kilos de tortillas, pan, aceite, azúcar, sal, sopa de pasta, cinco latas de atún, dos de sardina, un litro de yogurt, una caja de galletas y tres paquetes de gelatina.

Por etnia se tiene registrados a 579 otomíes, 468 mixtecos, 451 náhuatls, 241 mazahuas, 111 zapotecos, 81 mayas, 62 purépechas, 57 mazatecos y 4 tarahumaras, entre otros.

Además, han solicitado su registro mil 35 religiosas y 192 sacerdotes católicos, y más de mil 500 extranjeros.

De España hay 631, les siguen: de Estados Unidos con 251; Cuba, 119; Francia, 81; Argentina, 56; Chile, 51; Alemania, 47; Colombia, 42; Guatemala, 38; El Salvador, 33; Italia, 30; Honduras y Perú, 25 cada uno; Nicaragua, 18; Costa Rica, 14; Panamá y Uruguay, 12, y de Bolivia, 10.

Licona Alberto aclaró que uno de los requisitos para acceder a la pensión es tener una residencia mínima permanente de por lo menos tres años en el Distrito Federal, sin importar nacionalidad.

“Tenemos adultos mayores derechohabientes que viven en asilos o albergues, y también hay registros de aquellos que han decidido vivir en la calle, o que cumplen una condena en algún reclusorio de la ciudad.”

Licona señaló que por el número de derechohabientes (480 mil al mes de marzo) y el presupuesto que maneja, el IAAM-DF es uno de los entes más auditados de la administración local.

“Estas revisiones constantes nos permiten tener certeza y seguridad en la aplicación del programa de la pensión alimentaria”, concluyó.

Fuente: La Jornada

Comenta esta nota

Deja un comentario