Otra consecuencia sin retorno del cambio climático: más lluvias intensas

  • Compartidos
 en Medio Ambiente

Habrá muchos más fenómenos metereológicos El Niño en muchos años

Cuando hablamos de cambio climático en el planeta Tierra hasta el mejor escenario, ese en el que dejamos de emitir dióxido de carbono a la atmósfera, significará enfrentar las consecuencias del daño que ya está hecho por muchos, muchos años.

Un grupo de científicos halló evidencia de que aun cuando logremos mantener la temperatura de la tierra debajo de 1.5° centígrados -el objetivo más ambicioso en el Acuerdo de París- habrá consecuencias climatológicas que durarán años después de que se hayan reducido las emisiones de dióxido de carbono.

El nuevo estudio, publicado el lunes 24 de julio en la revista Nature Climate Change, sugiere que el fenómeno meteorológico de El Niño -ese que cuando se forma causa severas lluvias e inundaciones en ciertas partes del planeta, como en México y Estados Unidos- ocurrirán cada vez con más frecuencia mientras sigan estas emisiones de efecto invernadero.

Y el hallazgo va más lejos: aún si logramos contener la temperatura de la tierra debajo de 1.5° centígrados seguirán ocurriendo más fenómenos meteorológicos de este tipo durante otros 100 años.

¿Suena sorprendente? A los propios autores del estudio también les impactó el hallazgo.

GOBIERNO DE ESTADOS UNIDOS

“Fue realmente una sorpresa que lo que encontramos es que después de alcanzar los 1.5 grados centígrados y estabilizar las temperaturas mundiales, la frecuencia de El Niño continuó aumentando durante otro siglo”, dijo Wenju Cai, científico y uno de los principales autores del estudio en entrevista con el New York Times. “Esperábamos que el riesgo se estabilizaría”.

El científico explicó que este estudio retoma una investigación de 2014 en la que ya habían encontrado que los fenómenos de El Niño aumentarían con el calentamiento global, pero que retomaron luego de que Estados Unidos se salió del Acuerdo de París.

En este último estudio, los científicos se concentraron en investigaron específicamente cómo El Niño se vería afectado si en el mundo lográramos cumplir el principal objetivo del Acuerdo de París, que ya varios han advertido será muy complicado de alcanzar.

Según los patrones analizados por los científicos, en el momento en que el objetivo de los 1.5 grados, la frecuencia de El Niño se habrá duplicado de cinco eventos cada 100 años a aproximadamente 10. Y este es el menor escenario, lo que significa que mientras más lejos estemos de la meta, mayor será el número de estos fenómenos meteorológicos.

Ahora, pensemos en las consecuencias de que tengamos más fenómenos meteorológicos de El Niño.

Este fenómeno se origina a lo largo del Pacífico cuando hay un calentamiento en la temperatura superficial del mar y provoca, cambios en los patrones de vientos y lluvias.

“El Niño puede provocar que llueva más en regiones donde es común que llueva poco, mientras que pueda llover menos donde solía llover más”, explica Sistema Meteorológico Nacional sobre este fenómeno.

Y el impacto es negativo a varios niveles. Tiene un impacto económico con la pérdida de cosechas, generación de energía eléctrica y pesca; también uno sanitario con los cambios extremos de clima y una social, pues pude generar hambruna y migraciones masivas.

“De manera general podemos decir que las lluvias de invierno se intensifican durante años de El Niño, como ocurrió durante el invierno de 1991­-1992” en México, se lee en el estudio El fenómeno del El niño y sus impactos en México del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM.

Y para muestra, un botón. En 1982-1983 se produjo un fenómeno muy severo del Niño: provocó sequías, incendios y pérdidas estimadas en cerca 600 millones de dólares para las economías de México y Centro América.

Fuente: HuffPost México

Recent Posts