Otros 5 lugares mágicos cercanos al DF

Publicado el 8 agosto, 2009
Boletin Semanal

Otros 5 lugares mágicos cercanos al DF
Tepoztlán

Imagen

En medio de la sabana morelense, cobijada entre los abruptos peñascos de la sierra del Tepozteco, Tepoztlán se extiende en un magnífico valle donde su historia milenaria se entrelaza con un exuberante paisaje subtropical.

Tepoztlán tiene sus primeros orígenes en el siglo X d.C. cuando ya era habitado por la tribu de los tlahuicas. Poco tiempo más tarde se erigió en lo más alto del Cerro del Tepozteco un pequeño adoratorio donde se realizaban diversas ceremonias rituales. Años más tarde, los misioneros que acompañaban a los primeros conquistadores españoles decidieron aprovechar la tradición religiosa de la zona para edificar una de las más antiguas construcciones cristianas del centro de México, templo que perdura hasta la fecha en el centro de la localidad y cuyo claustro ahora alberga un interesante museo local.

El principal atractivo del lugar es la famosa pirámide del Tepozteco, misma que puede ser alcanzada tras dos horas de caminata en medio de senderos que atraviesan espléndidos parajes de abundante vegetación tropical que envuelven las no menos espléndidas paredes de piedra que la naturaleza y el paso del tiempo han ido moldeando, poco a poco, en un entorno de especial misticismo.

Es precisamente este misticismo el que ha atraído a un gran número de visitantes que buscan las propiedades “mágicas” que se atribuyen al centro ceremonial y a la zona.  En Tepoztlán existe un gran número de establecimientos dedicados a la venta de artículos esotéricos, centros de terapias alternativas, spas e incluso hoteles new age.

La riqueza cultural de Tepoztlán también se hace patente en sus diversas celebraciones religiosas destacando especialmente la Fiesta de los Chinelos, una auténtica fusión de tradiciones indígenas y cristianas:  a través de vistosos disfraces, máscaras y bailes tradicionales, representa uno de los carnavales más originales del país.

Tepoztlán se encuentra muy bien comunicado con la zona centro del país, a tan sólo una hora de recorrido desde la Ciudad de México tomando la carretera a Cuernavaca.

Cholula, Huejotzingo y Calpan. San Francisco Acatepec y Tonantzintla, Puebla.

Cholula se encuentra a 90 kilómetros al oriente de la Ciudad de México, en el estado de Puebla, a las faldas de la sierra Nevada. Su historia milenaria se extiende al siglo V a.C. cuando se inició el desarrollo de una  ciudad que, con el tiempo, se convertiría en un poderoso estado teocrático que construiría la pirámide más grande del México antiguo. A la llegada de los conquistadores españoles, la violencia y la intolerancia hacia la fe local se manifestó cruelmente en esta ciudad donde parte de su población fue masacrada, los ídolos arrojados de sus pedestales y una nueva fe implantada en sus altares. Fue así que los legendarios 365 templos prehispánicos de la región, fueron reemplazados según la tradición por otros 365 templos cristianos, uno para cada día del año, construyendo con las piedras de los adoratorios indios las nuevos espacios para una nueva fe. Al paso de los años, las pirámides se convirtieron en cerros y se fundieron con el paisaje de los volcanes que los enmarcan; en la cúspide de estos nuevos montes de oración, se edificaron los templos del dios traído por los europeos. Pero esos nuevos templos no eran ni españoles ni indígenas, eran un fusión de sus culturas, una asimilación de ideas y conceptos que los habitantes de la zona interpretaron recreando un nuevo mundo, en el que adoraban bajo nuevas formas a sus ancestrales dioses.

También merecen una visita las bellas y sobrias construcciones religiosas de las cercanas poblaciones  de Huejotzingo y Calpan (famosa por sus capillas pozas),que nos recuerdan al románico mediterráneo entrelazado en estas tierras con elementos góticos y renacentistas.

 Después, en otros espacios, la sobriedad se fue diluyendo, las fachadas se saturaron de símbolos, significados, materiales y colores en un juego en el que sus creadores anónimos imponían su expresión auténtica, conquistando a través del arte a la religión que había llegado de otros lugares y que ahora se convertía en una concepción propia del mundo y de la vida.

Como si esta región estuviera destinada a albergar las moradas de los dioses, en Cholula y las poblaciones circundantes, se van sucediendo unos tras otros los destellos multicolores de  templos, campanarios y torres, desde las apacibles calles de la ciudad de Atlixco y la algarabía cromática de San Francisco Acatepec y su impresionante fachada hasta la desmesura de ángeles y esculturas del interior del templo de Santa María Tonantzintla y las monumentales proporciones del atrio principal de Cholula, todas ellas localizadas a distancias muy cortas que pueden ser visitadas en un mismo día.

Para llegar a esta región se puede acceder por la Carretera México – Puebla tomando la desviación a Atlixco lo que toma aproximadamente hora y media desde la Ciudad de México. Una vez ahí se pueden recorrer los poblados de Chipilo, conocido como la pequeña Italia de México, San Francisco Acatepec, Santa María Tonantzintla y Cholula.

Peña de Bernal

La Peña de Bernal, en Querétaro, es uno de los monolitos más grandes del mundo; se yergue imponente presidiendo una próspera región agrícola famosa por sus viñedos, sus productos artesanales y sus quesos.

Peña Bernal se encuentra  en el municipio de Ezequiel Montes, en el centro del estado de Querétaro, aproximadamente a 3 horas de distancia de la Ciudad de México.  Esta zona del país se caracteriza por su clima mediterráneo lo que ha dado lugar que durante los últimos cien años se hayan establecido varios viñedos y casas productoras de vinos, siendo unas de las más reconocidas las Cavas Freixenet.

Habitado en tiempo remotos por tribus chichimecas, la Peña seduce con su magnetismo y misterio a un gran número de personas; es frecuente encontrar gente que va a cargarse de energía durantes los equinoccios de primavera.

A los pies de la Peña, se encuentra Bernal, un hermoso pueblo que conserva su arquitectura vernácula intacta caracterizada por sus casas de adobe con aplanados en estuco y vibrantes colores. A la raíz del redescubrimiento de la belleza de este lugar, durante los últimos años se han instalado pequeños hoteles familiares, restaurantes y facilidades para los visitantes que invitan a quedarse en el lugar y  disfrutar de su enigmática y a la vez cálida atmósfera.

En las cercanías de Peña Bernal se encuentran otras poblaciones dignas de visitarse, entre ellas Tequisquiapan, una pequeña ciudad con una gran herencia colonial que queda manifiesta en sus construcciones, sus habitantes y su comida, donde destacan especialmente los lácteos, sus deliciosos dulces de leche y sus turrones.

Para llegar a Peña Bernal puedes tomar un autobús en la Central de Camiones del Norte con destino a la Ciudad de Querétaro y ahí transbordar con rumbo a este lugar, o bien puedes tomar la Autopista México – Querétaro siguiendo los señalamientos al municipio de Ezequiel Montes.

Ex – Hacienda de Chautla

La Ex – Hacienda de Chautla atesora en sus espacios la atmósfera de otros tiempos que impregnada por el aire de sus bosques, sus jardines y muros permite revivir la vida mexicana del pasado.

La Hacienda de Chautla tuvo sus orígenes en el siglo XVIII como parte del marquesado de Selva Nevada que abarcaba grandes extensiones de tierras en el Valle de Puebla y en el oriente del Valle de México. Este marquesado disfrutaba de los beneficios que el propicio clima y las fértiles tierras de la región aportaban a través de la agricultura con la producción de trigo, heno y legumbres que la llevaría a colocarse como uno de los principales centros productores de estas materias primas en el centro de México. Durante su época de mayor esplendor abarcaba más de 6000 hectáreas de tierras productivas donde se implementaron algunos de los primeros sistemas modernos de explotación agrícola por medio de maquinaria especializada. En esta época, a principios del siglo XX,  su entonces propietario, Eulogio Gillow Zavalza mandó construir la construcción que ahora lleva su nombre – “Castillo Gillow” – en medio de la laguna formada por el embalse del río Atoyac, creando en estas tierras templadas un escenario que recuerda a paisaje europeos.

Con la Revolución Mexicana, la propiedad fue expropiada, entrando en franco deterioro hasta que en fechas recientes se realizó un plan integral de rescate que devuelve a la vida sus hermosas edificaciones y la belleza de su entorno natural.

Ahora en la Ex – Hacienda de Chautla, se pueden realizar un gran número de actividades recreativas que van desde paseos en lancha, caminata y días de campo, hasta la pesca deportiva en sus lagunas, uno de sus atractivos principales.

La Ex – Hacienda de Chautla se localiza aproximadamente a 90 km. al oriente de la Ciudad de México en el municipio de San Salvador El Verde. Se puede acceder fácilmente a este lugar tomando la Carretera Mexico – Puebla llegando hasta la población de San Martín Texmelucan y una vez ahí seguir las señalizaciones durante 20 minutos.

Santuario de la Mariposa Monarca

Viajera incansable de los cielos de Norteamérica, la mariposa monarca recorre más de 4000 kilómetros desde Canadá hasta el centro de México en una travesía con pocos parangones en el reino animal.

Es esta región del país, especialmente en las zonas limítrofes entre los estados de México y Michoacán, esta especie encuentra el lugar ideal para hibernar y realizar su apareamiento en medio de los bosques de coníferas de la zona; un espectáculo natural que atrae en cada uno de sus santuarios varios millones de estas mariposas, que tapizan el verde perpetuo de pinos y abetos con una capa de alas naranjas que revolotean sin cesar por todo el bosque, en una experiencia natural que atrae cada año a miles de visitantes entre los meses de octubre y marzo cuando es posible observarlas. 

Los dos principales santuarios de la mariposa monarca en la zona son el de Sierra Chinjua y El Rosario. En ambos se pueden realizar paseos a pie y a caballo en medio los bosques, siempre respetando las indicaciones y normas que han previsto las autoridades medioambientales para no interferir con la reproducción de la especie. Estos santuarios cuentan con guías locales autorizados que te pueden ser de utilidad al realizar estos recorridos. En medio de ambos santuarios se encuentra la población de Angangueo, una antigua villa minera que disfrutó de un gran auge económico a finales del siglo XIX, gracias a la explotación de las ricas vetas de plata que existían en la zona. Con el paso del tiempo,  las minas fueron abandonadas quedando el pueblo congelado en el tiempo, preservando interesantes ejemplos de arquitectura popular y religiosa, como su catedral de estilo neogótico, su plaza central con una fuente dorada y casas con hermosos detalles rústicos cuyos tejados se cubren ocasionalmente de nieve en invierno.

Estos santuarios y la población de Angangueo se encuentran al oriente de Michoacán y son fácilmente accesibles tomando la carretera Toluca – Zitácuaro, realizando un recorrido de aproximadamente 2 horas desde la Ciudad de México. Se recomienda llevar ropa cómoda y de abrigo.

Otros de los atractivos de los alrededores, son las poblaciones ubicadas a las faldas de los volcanes, de las cuales – por citar a una- mencionaremos a San Rafael, una interesante villa que funcionó a principios del siglo XX como centro productor de papel, mismo que conserva muchas de sus instalaciones originales con una marcada influencia europea. En la zona también se encuentran algunas de las primeras construcciones religiosas realizadas por los misioneros católicos en nuestro país, en las poblaciones de Atlahucan, Cuernavaca, Tetela del Volcán, Huejotzingo, entre otras, mismas que fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1994.

Este parque nacional es fácilmente accesible desde la ciudad de México, con un tiempo de recorrido aproximado de dos horas,  tomando la carretera Chalco – Amecameca.

Fuente: ciudadmexico.com.mx


Tú, ¿qué opinas ?


Comenta esto

  1. Ilda Verissimo

    Inesquecivel subida a tepozteca !!! Mas maravilhosa recompensa à chegada….. Tudo aqui é mágico .

  2. Teresa Esparza

    Existen lugares realmente magicos por su energia e historia, saben algo del castillo de Xochimilco, me encantaria saber mas. gracias los lugares son lindos.

  3. Lidia Subialdea

    Todo México es una belleza. En cada Estado de la República siempre hay un buen lugar para visitar. Aunque claro para salir siempre se necesita de dinero, a veces no tanto por lo que se quiera consumir en alimentos,, más bien el transporte es muy caro.

  4. ALFREDO G

    hola! alguien puede decirme como y donde tomar estando en san martin texmelucan para llegar a la ex-hacienda de chautla, gracias !

  5. edith

    Estaría bien que pusieran la forma de llegar en transporte publico a cada uno de los lugares, no creen? muchas veces no tienes ganas de embarcarte a manejar, si lo que quieres es relajarte y descansar.

  6. Rocio

    Muy buenas sus ofertas y se oyen muy maravillosas y por las fotos gracias por sus sugerencias todo esta muy padrisimo, ahora nadamas es tener dinero para poder salir a conocer estos maravillosos lugares aunqeu algunos ya los conozco pero otros no, gracias.

  7. catalina

    Les recomiendo Amecameca, se come delicioso y hay bellezas naturales impresionantes. No dejen de visitarlo, a sólo una hora del DF, por la salida a Puebla

  8. Bernabé

    Y valle de Bravo? Se les hace muy fresón? Está cerca y es una muy buena alternativa a unas cuantas horas del DF. Felicidades por el esfuerzo de revalorar los espacios lindos de Mexico

  9. André

    Hablen de Oaxtepec, quizá antes se le consideraba naco pero se ha mejorado bastante, es una gran opcion.

  10. heptalquimista

    Super…muchas gracias, solo me queda decir …más, más, más… Las grutas de tolantongo no están tan lejos y son lindas…mas por favor.
    Gracias

  11. victor vazquez

    LOS FELICITO POR SU PUBLICACIÓN.
    REALMENTE MUESTRA LUGARES MUY HERMOSOS Y QUE VALEN LA PENA VISITAR.

  12. Cristina Delgado

    Me encanta su publicación he aprendido mucho, he conocido
    lugares increíbles.
    Gracias

Los comentarios están cerrados.