México, un mejor país que hace seis años, asegura Peña en su último informe de gobierno

  • Compartidos
 en Destacados, Política

Al presentar su último informe de gobierno, el presidente Enrique Peña Nieto aseguró que México es un mejor país; con estabilidad política, social y económica; con finanzas sanas, una deuda manejable y con tendencia a disminuir.

Desde Palacio Nacional, el mandatario aseguró que entregará a la próxima administración “un país con importantes fortalezas”. Ante cerca de 1,500 invitados,  Peña Nieto defendió las Reformas Estructurales que impulsó durante su administración y que han dotado a México de importantes cambios.

Detrás de él, se encontraban dos de los personajes más críticos de su gobierno: Martí Batres, presidente del Senado y Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la Cámara de Diputados.  Ambos políticos limitaron los aplausos, hasta que se brindó un reconocimiento a las Fuerzas Armadas.

 

Durante el informe de más de hora y media, el presidente Peña reconoció que no alcanzó el objetivo de brindar seguridad a los mexicanos; señalo que para lograrlo, se necesita de un esfuerzo sostenido por largo tiempo.

 

 

Sobre la Reforma Educativa, aseguró que en el pasado, la educación en México era presa del clientelismo, por lo que, con dicha reforma, se lograron recuperar 44 mil plazas docentes. 

Destacó que durante su gobierno, logró cumplir con el 97% de compromisos firmados ante notario público, en 2012.

 

Visiblemente conmovido, Enrique Peña Nieto agradeció a los mexicanos el haberle permitido servirles como presidente de México. “Ha sido el más alto honor de mi vida servir a los mexicanos con pasión, entusiasmo, alegría, patriotismo y entrega… ”  Palabras que, por cierto, no fueron aplaudidas por los morenistas Martí Batres y Porfirio Muños Ledo.

 

Conmueve hasta las lágrimas

Al concluir su sexto informe de gobierno, el presidente Peña agradeció a su familia por su acompañamiento durante el sexenio. Angélica Rivera, Sofia Castro, Paulina Peña y Alejandro Peña no pudieron esconder la emoción y lloraron cuando el mandatario les dedicó unas palabras.

Noroña, el aguafiestas

Previo a iniciar el evento, el diputado Gerardo Fernandez Noroña denunció que integrantes del Estado Mayor Presidencial le impidieron la entrada a Palacio Nacional.

Pese a no haber sido invitado, el legislador federal se postró a las afueras del recinto para lanzar descalificaciones; señaló que tenía derecho a acudir por tratarse de “un acto público” en “un lugar público”.

Noroña y sus seguidores calificaron a Muñoz Ledo y a Batres de “lacayos“, debido a que ellos sí asistieron al sexto informe de gobierno.

 

Con información de: El Economista 


Publicaciones recomendadas