Suscribirme

Perder peso en época de excesos: consejos y trucos

¿Cómo puedo seguir perdiendo peso en épocas rodeadas de excesos?. Aquí cuatro trucos rápidos.

diciembre 30, 2016

Creo que el título de ester artículo es una pregunta que nos hacemos todos cuando llegan estas épocas… ¿Cómo puedo seguir perdiendo peso en épocas rodeadas de excesos? Pues es una buena pregunta. Está claro que el mes de diciembre es un mes de contrastes. Nuestra cartera se adelgaza y nuestro contorno engorda. Que poco nos gustan esos contrastes. Sobre todo cuando estamos hablando de ese peso que tanto nos ha costado perder.

Pero es que la abuela, la suegra, la madre… quien sea, parece que esté confabulado con nuestra balanza y nuestra moral. Quieren hacernos caer de nuestra rutina a toda fuerza. Eso sí, soy el primero que estoy de acuerdo como profesional, y se lo transmito a todos mis pacientes, que también necesitamos disfrutar. Y bien sea en diciembre, como en cualquier época del año, necesitamos un pequeño exceso de vez en cuando.

Sin embargo, aquí estamos para ayudar, porque si hay algo que aumente más de peso que nuestro volumen, son nuestros remordimientos. Esa arma de doble filo nos avisa claramente que vamos por el camino equivocado y nos carcome, hasta tal punto que no disfrutamos lo comido.

En este post nos proponemos de manera rápida y esquematizada las mejores y más rápidas maneras de perder el peso o la retención que hayamos recuperado durante estos días.

4 Trucos rápidos para continuar perdiendo peso en día de exceso

1. El ayuno intermitente

Es una de mis técnicas favoritas y algo que inconscientemente todos hemos hecho después de un atracón de medio día. ¿En qué consiste? Sencillo. Después del atracón dejamos unas horas el estómago vacío.

Aunque muchos tenemos las costumbre de incorporar por las noches, así “por cenar algo” una fruta y un lácteo, o un trocito de pan con algo. Es mucho mejor el consejo de beber mucha agua e infusiones y dejar al menos unas 14/16 horas el estómago vacío.

Es una técnica mucho más compleja de lo que pueden decir una simples líneas

2. Porque de caldos también puede vivir el hombre.

Ayer nos desmadramos… Que hinchado me siento… ¿Qué puedo hacer? Una gran alternativa para reducir esa acumulación de líquido es mediante un día completo a base de caldo vegetal. Y para subirnos la moral, le llamaremos “Caldo Quemagrasas”.

Podemos acompañar el caldo con un poco de proteína a la plancha, sea carne blanca, pescado blanco o huevo. Solo si lo necesitamos. Eso sí, sería interesante combinar el siguiente caldo, al menos en 3 ocasiones al día.

No es una dieta milagro de esas que tanto nos venden, es una manera de limpiar a nuestro organismo y ya que estamos perder ese peso que tan poco nos gusta. Si nos acaba de convencer este método, sería muy interesante un día a la semana, practicar un día completo con este caldo como primero.

3 tomates pelados
Seis cebollas grandes
Dos pimientos verdes
Un ramillete de apio
Un repollo o col
Sal y pimienta al gusto
Partimos en trozos todas las verduras, la incorporamos en agua para hervirlas durante 30′ y para adentro.

3. Siempre ves con el estómago bien lleno.

Seremos sinceros, no existe nada peor que llegar a un gran manjar con el estómago vacío. La típica broma de cuñado… “llevo todo el día sin comer para comer más esta noche”. ERROR. Lo sé, es lógico, pero más de uno cae en esa trampa tan absurda. Y recuerden, el peso no olvida.

Llevar una semana de dieta estricta pasando un hambre brutal, porque llegan los excesos tampoco es la mejor solución. Ante todo, porque dejaremos rienda suelta ante los platos de pica pica y patatas fritas.

Por eso, es importante ser conscientes de que la semana antes debemos realizar una alimentación equilibrada, con la menor presencia de hidratos de carbono refinados e incorporar el mismo día o días antes, alimentos saciantes.

Beber un par de vasos de agua antes de los atracones puede ser un gran método de prevenir esa ansiedad que se nos vendrá encima.

4. Saber escoger incluso en el momento puede cambiar nuestro peso

Aunque no nos vamos a poner a contar calorías cuando estamos con familia, sí que podemos acostumbrar a nuestro cuerpo a escoger aquello que perjudique menos nuestro peso. Seguro que así nos sentiremos mucho mejor el día de mañana.

Intenta siempre escoger primero los vegetales, las verduras, las ensaladas y una vez que estemos medio saciados, comenzamos a darnos los verdaderos caprichos. Eso sí, no tendremos un agujero negro que llenar a base de patatas fritas y otros aperitivos cocinados con el mismo método.

Y cuando acabe… de nuevo a la rutina y di adiós a tu peso

No nos olvidemos que ninguna dieta de “choque” puede justificar una vida de excesos. Pero sí que podemos utilizar estos pequeños trucos para poder sentirnos en un peso realmente cómodo, sin que nuestros remordimientos nos ataquen sin compasión.

Sin embargo, aquí os dejo uno de mis últimos consejos. NO OS CULPÉIS DEMASIADO. Está demostrado que la culpabilidad engorda y de qué manera. Así, que si nos pasamos un poco… Tranquilos. Con estos trucos y la fuerza de voluntad suficiente para volver a la rutina conseguiremos mucho!

Y jamás olvidéis… ¡MUCHA AGUA!

Y con voluntad tocará volver a la rutina!

Fuente: salud.facilisimo.com

Comentarios


SOMOS CIUDADANOS EN RED

ANÚNCIATE

SUSCRIBIRSE AL NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín y entérate antes que nadie de las noticias y consejos de Ciudadanos en red

Suscribirme al newsletter

CONTACTO

© Derechos Reservados Ciudadanos en Red

Politicas de privacidad y Términos y Condiciones