Predomina opacidad en la forma que se clasificaron las tarifas de agua

  • Compartidos
 en Definiciones Corrupción, Metrópoli hoy y mañana, Movilidad

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal aprobó modificaciones al Código Fiscal con lo que habrá cambios en las tarifas de agua del DF para 2010.

La propuesta fue discutida y aprobada en el inicio del periodo extraordinario, el miércoles 24, previo acuerdo entre perredistas y Tesorería local, a puerta cerrada.

Con esto se reclasifican las tarifas de agua de 8,639 manzanas, el 16% de las 54,l666 en que se divide el DF. Estas manzanas, ahora reclasificadas, fueron catalogadas erróneamente por la administración local.

Sin embargo, es difícil saber cómo fue cometido tal error. De acuerdo con Mauricio Tabe, Finanzas DF ni aclaró ni mostró los datos con los que se construyeron los indicadores para catalogar las manzanas en popular, bajo, medio o alto.

A lo anterior se añade, de acuerdo con la diputada Mariana Gómez del Campo, la posible falla en alrededor del 25% de la clasificación.

Con las correcciones, el 75% de las manzanas estarán clasificadas como popular y baja (de 1,750,000 mil usuarios domésticos, sólo 400,000 se ubicarán en las clasificaciones de cobro media y alta); 75 colonias de alta marginación tendrán condonación total; 189 colonias populares quedan con tarifa fija; nueve de cada 10 usuarios de uso doméstico tendrán subsidio entre 60% y 90%; y los grupos vulnerables se beneficiarán con una reducción del 50%.

Erasto Ensástiga señalo que se estima una pérdida de ingresos de 200 millones de pesos (13.3%), de los 1,500 millones que calculaba recaudar la administración capitalina en un principio.

Con esto se confirma que para la autoridad local el fondo de la clasificación del territorio y del “ajuste” de las tarifas en nada contribuye a modificar el hecho que en el DF se paguen bajas tarifas de agua.

El tesorero afirmó  “Cuando alguien me dice ‘oye, es que viene duro lo del agua’, no hombre, estamos en el mejor de los mundos, porque si bien hubo un ajuste significativo, porque el agua no costaba nada, sigue siendo una de las tarifas más baratas del país”.

Para Valentina Batres, “el artículo 25 transitorio permite que los consumidores soliciten que se revise su clasificación; si la autoridad no da una respuesta en 60 días, automáticamente la solicitud será aprobada y el consumidor pagará lo que considere que es su nivel de ingreso y consumo”.

El problema es que la información para hacer válido este “derecho” no está disponible en el portal de la Secretaría de Finanzas. En el portal no existe una base de datos que facilite conocer en cuál de los cuatro niveles fue clasificada una vivienda en particular.

Para Finanzas DF, el artículo 21 transitorio en el Código Fiscal, le abre la oportunidad de postergar la publicación de los mapas hasta el 31 mayo; fecha en que ya se agotó el periodo de impugnación. Sin embargo, el tesorero local declaró que el mapa se encontrará en la página Finanzas DF a partir de marzo.

Así las cosas: el actual esquema tarifario se regirá por la opacidad e inaccesibilidad para la mayoría de la población, la cual no podrá conocer si la tarifa asignada para su manzana es justa con respecto a los criterios aplicados, principalmente su nivel socioeconómico.

En realidad, lo justo sería que cada usuario pagara lo que realmente CONSUME, como pregonaban las autoridades. Esta modificación –clientelar y populista– en nada contribuye a un uso más racional del cada vez más escaso recurso.

Lo básico, como declaró  Jorge Bustillos, comisionado del InfoDF, es que Finanzas, el Sistema de Aguas y la ALDF provean un mapa que contenga la zonificación –en que se basan las cuotas– y que pueda ser consultado de manera directa y fácil en los portales de internet.

Las delegaciones más beneficiadas con la reclasificación a la baja son Iztapalapa, Azcapotzalco y Gustavo A. Madero.

Para el consumo al bimestre de 15 metros cúbicos, en las zonas catalogadas como popular, baja, media y alta, se pagarán 30, 33, 90 y 105 pesos, respectivamente. Por metro cúbico la zona popular pagará 2 pesos; 2.2 pesos la zona baja; la zona media 6 pesos y la zona alta 7 pesos.

En las boletas vendrá  especificada la clasificación de la tarifa que se cobra. Las boletas llegarán a los domicilios en la segunda quincena de marzo.

El gobierno local, al no transparentar los procedimientos con que clasificó las manzanas, actuó eminentemente con criterios políticos más que técnicos. En consecuencia serán los ciudadanos los principales afectados por la opacidad imperante.
 


Publicaciones recomendadas

Comentarios