Primeros auxilios en un parto inesperado

  • Compartidos
 en Salud

Regularmente cuando a una mujer embarazada se le rompe fuente o comienza con las contracciones para entrar en labor de parto, hay tiempo suficiente para acudir al hospital; sin embargo, existen excepciones. En caso de un parto inesperado, y a la espera de los servicios de emergencia, la mujer requerirá ayuda.

Lo primero que se debe hacer es mantener la calma, aunque suene difícil, ya que se tendrán que tomar desiciones vitales para el bienestar, tanto de la embarazada como del bebé.

Imagen de Pinterest

  • Llama a los servicios de emergencia, aunque dé a luz antes de que lleguen es importante que estén para atender a la madre y al bebé.
  • Coloca a la madre en una zona cómoda y lo más higiénica posible, si es posible lava la zona genital con agua y jabón neutro.
  • Mantenla recostada con las piernas flexionadas y cubre su piernas con una manta.
  • Apóyala en su respiración cada vez que tenga una contracción. Debe respira despacio pero profundo  cada vez que suceda una.
  • En el momento en que la cabeza del bebé empiece a salir, pide a la madre que deje de empujar para evitar un posible desgarre vaginal. Durante la expulsión del bebé es mejor que jadee pero no que empuje.
  • Cuando la cabeza del niño esté afuera, la madre debe aguantar la respiración durante esta fase del parto y volver a empujar. Sostén la cabeza del bebé con las dos manos mientras empieza a salir su cuerpo. No fuerces ningún movimiento, ya que el niño girará por sí mismo para acabar de nacer.
  • Cuando esté afuera, tómalo con una manta y límpialo, dando un suave masaje en su pecho para estimularlo a llorar; incluso voltéalo y dale suaves palmaditas en su espalda para que expulse la secreción que pudo haber ingerido a la hora del parto.
  • Corta el cordón umbilical. Es necesario un material punzocortante, como unas tijeras o navaja; además hilo, pequeñas cuerdas o ligas. Si es posible, es recomendable hervir los objetos antes mencionados. Se bebe realizar dos nudos en el cordón, el primero a una distancia de 15-17 centímetros desde el ombligo del bebé. El segundo, a cinco u ocho de distancia del primer nudo. Luego, aprieta fuerte ambos nudos y corta en medio de ambos.  

OJO: una parte de cordón umbilical quedará en la madre, y es importante no jalarlo pues está conectado a la placenta y ésta se expulsará de manera natural, aproximadamente 30 minutos después de dar a luz. 


Recent Posts

Comentarios