¿Qué puedo comer en el trabajo?

  • Compartidos
 en Salud

Escrito por la licenciada en Nutrición Adriana Violante

Generalmente, quienes llevamos una activa vida laboral descuidamos nuestra alimentación ya que siempre tenemos el mismo dilema. Se acerca la media tarde, estamos cansados, tenemos hambre y pensamos ¿Qué podré comer ahorita? ¿Qué preparare para mañana qué rápido y fácil?

El estilo de vida que llevamos hace que sea difícil, si no es que imposible, comer en casa. Además, no siempre se puede salir a comer a un lugar que nos ofrezca comida rica, sana y barata.

Muchas personas suelen saltarse el desayuno por falta de tiempo y caen en comer lo primero que se pone enfrente al llegar a la oficina, ya sean tacos, tortas o simplemente un café y un pan. Sin embargo, esto solo genera más hambre, ansiedad y compulsividad durante TODO el día.

Otro problema es la media tarde, ese momento de ansiedad y cansancio en el cual buscamos cualquier cosa, generalmente de la máquina dispensadora, que nos levante y nos permita terminar el trabajo del día.

Estos hábitos se vuelven continuos y solo generan subir de peso, cansancio en el día, mala concentración y memoria, dolor de cabeza, irritabilidad y no se diga de la inflamación, colitis y gastritis.

A continuación te presento algunas opciones y consejos para poder tomar decisiones adecuadas de cómo, qué y cuánto comer en el trabajo

1. Desayunos: busca algo fácil y rápido que puedas comer antes de salir de casa o en el camino

  • Licuado: licuar 1 taza de fresas o ½ plátano con 1 taza de leche baja en grasa o leche vegetal + 1 cucharada de semillas (chía, linaza, nueces, almendras)
  • Recipiente con 1 taza de avena y 1 taza de leche baja en grasa o leche vegetal o con yogurt natural bajo en grasa.
  • Sándwich: 2 rebanadas de pan integral tostados, con pechuga de pavo, pollo, huevo revuelto o atún y verduras como espinaca, jitomate y aguacate.
  • Recipiente con 1 taza de fruta picada con 1 cucharada de avena y 1 cucharada de nueces espolvoreadas.
  • Recipiente con ensalada de hojas verdes, jitomate, aguacate y 1 o 2 huevos cocidos.

2. Colaciones: deben de ser cosas prácticas que puedas ir cargando o que puedas dejar en la oficina para comerlo a la hora del antojo a media mañana o a media tarde

  • Ten en casa fruta a la mano que puedas llevarte (manzana, pera, uvas, mandarina, naranja, guayaba)
  • Verdura picada lista para ser empacada y llevada en empaques desechables
  • En tu oficina trata de tener una bolsa grande con nueces o frutos secos de tal forma que puedas tomar un puño diario sin necesidad de estar cargando más cosas diario.
  • Yogurt bebible bajo en grasa (prefiere siempre el sabor natural)
  • Barritas, una excelente opción son las de amaranto ya que son bajas en azúcar.

3. Comida: la clave es comer de tres grupos para que sea una comida balanceada en nutrimentos

  • Divide tu plato en tres tercios (3/3), un tercio debe ser de alimentos ricos en proteínas (carne, pollo, pescado, frijoles), otro tercio debe ser del grupo de los cereales (pan, tortilla, arroz, pasta) y el otro tercio de verduras, tanto crudas como cocidas.
  • Si traes la comida desde tu casa, incluye estos tres grupos en la misma cantidad, y si la pides o sales a comer elige un platillo que te permita comer de los tres grupos de alimentos en la misma cantidad.
  • Trata de no combinar más de una opción de cada grupo.
  • Empieza siempre con algún caldo o sopa de verduras. Eso te dará mayor saciedad.
  • Si no tie nes en donde calentar, la opción es llevar “comida fría”. Algunas opciones son tostadas de salpicón de pollo o carne, pasta fría con verduras y pollo deshebrado, ensalada de atún con tostadas horneadas, sándwich de pollo o atún con pan integral y verduras,

4. Hidratación: la deshidratación suele confundirse con ansiedad y antojos, así que no te esperes a tener sed para beber agua.

  • Ten siempre junto a ti un vaso o botella con agua natural y ve bebiéndolo y rellenándolo a lo largo de día.
  • Antes de cada comida bebe un vaso de agua con limón o con alguna infusión. Te ayudara a la digestión y a saciarte por más tiempo.
  • Quita el hábito de empezar el día siempre con café. Mejor prefiere té verde, de jengibre, frutos rojos, negro, blanco. Contienen menos cafeína e igualmente te darán energía.
  • Recuerda que el refresco contiene mucha azúcar, por lo que al contrario de saciarte y hacerte sentir bien, solo te generará ansiedad, migrañas, gastritis y subir de peso.

Para más consejos y recomendaciones de alimentación, buscamos en Facebook @bienestamexico


Publicaciones recomendadas
Showing 2 comments
  • Lety

    Gran artículo!! comer lo que nos recomiendan en este artículo nos ayuda a darnos mucha energía !! Ella es una excelente Nutriologa

  • Elvira Carreto Madrid

    Muy buen artículo de la Nutrióloga.