Queda fuera de UNAM 90% de aspirantes

Publicado el 9 abril, 2012


Los nervios la invadieron frente a la computadora. Estaba pasmada. Así pasaron los minutos. Diana no recuerda cuánto tiempo, quizá media hora. Sin saber qué hacer, cómo recuperarse. Una sola imagen en sus ojos: 82 aciertos, que no le alcanzaron para convertirse en estudiante de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Es la situación que enfrentaron 110 mil 854 egresados del bachillerato, quienes quedaron fuera de la institución, no fueron aceptados, debido a que por cada espacio compitieron 10 estudiantes con sus sueños.

El mejor alumno del primer examen de ingreso a las 99 licenciaturas que ofrece la UNAM, fue un joven que con 119 aciertos cursará la carrera de Derecho. Sólo falló al responder una pregunta.

Otro que buscaba ingresar a la Facultad de Medicina únicamente obtuvo 21 aciertos de un total de 120 preguntas.

A este primer concurso de ingreso se inscribieron 132 mil 81 aspirantes; sin embargo, más de 10 mil no se presentaron a la prueba realizada hace casi un mes.

De los 121 mil 970 jóvenes que realizaron el examen sólo 11 mil 116 (9.1%) encontraron un lugar en las 226 alternativas de estudio de la institución. Lo que significa que 90.8% de los egresados del bachillerato quedaron fuera de la UNAM.

En un comparativo, respecto a lo ocurrido en los dos últimos años, se advierte que la preferencia de los jóvenes por estudiar en las escuelas y facultades de la UNAM ha provocado un incremento en la demanda en 5.3%.

Pero aun cuando la institución abrió nuevas carreras y más espacios en otros estados del país, como Tlaxcala, Oaxaca, Guanajuato, Morelos, Sinaloa, Hidalgo y en las zonas marginadas del Estado de México, la cantidad de estudiantes fuera de la institución se incrementó 2.2%, entre el año 2011 y 2012, si se compara sólo el primer examen.

Cuando Diana Itzel Estrada Clua se recuperó de la mala noticia, platicó con su mamá sobre las opciones para los próximos meses. Prepararse más y presentarse a, por lo menos, otros tres exámenes, el segundo que aplicará la UNAM en mayo, el de la Universidad Autónoma Metropolitana y el del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Apenas tiene 17 años, y en menos de dos cursó los tres grados del bachillerato en el sistema abierto. Con su certificado en mano y su promedio de 8.5, no pudo ingresar en esta ocasión al plantel de Iztacala. Confía en que lo hará en la próxima prueba.

De la revisión de la base de datos de la UNAM para este concurso se desprende que el promedio de calificación que se pidió para lograr un lugar fue de 67.

La exigencia académica no fue la misma para quienes deseaban ingresar a las escuelas ubicadas en Ciudad Universitaria, que a los planteles de la zona metropolitana del valle de México, e incluso en el sistema abierto y a distancia.

En ocho carreras (Mecatrónica, Medicina, Ciencias Políticas y Administración Pública, Relaciones Internacionales, Artes Visuales, Diseño y Comunicación Visual, Literatura Dramática y Teatro, así como la de Desarrollo y Gestión Intercultural) se pidieron por arriba de cien aciertos como mínimo.

En los planteles foráneos o en las opciones de educación abierta y a distancia bastó con que se respondiera de forma correcta una tercera parte de la prueba para ingresar a Administración, Ciencias de la Comunicación, Contaduría, Sociología y Trabajo Social.

La propia UNAM refiere que para este concurso la oferta total era de 11 mil 504 lugares, y se quedaron sin asignar 388 espacios ubicados dentro del sistema abierto y escolarizado debido a que alumnos o no pasaron o no se presentaron.

El Universal

Comenta esta nota

Los comentarios están cerrados.