10 razones absurdas por las que se llevarán tu auto al corralón

  • Compartidos
 en Movilidad

Salir y no ver tu auto donde lo dejaste es desesperante, lo más probable es que fue a dar al corralón

Por Martha Elena Blanco

Se acerca Navidad y, aunque no quiera decirlo querido lector, sabemos bien que las sanciones por incumplir las leyes de tránsito, al menos en la Ciudad de México, se intensificarán con el paso de los días.

Entérate:

4 nuevas obligaciones que ya tienes que cumplir ante el SAT

Y no es que sea alarmista, pero en menos de cinco días he sabido de dos personas que han ido a parar al corralón por una simple y sencilla razón: estar estacionado en sentido contrario (la razón de los delitos: un helado de banana y una pelea encarnizada por por agandallar un lugar).

Es por eso que, para que no te agarren en curva y de bajada aquí te dejamos las razones más absurdas (para nosotros) por las que puedes ir al corralón.

1. Estacionarte en la rampa de acceso a tu casa, sobre la acera.

Si de pura casualidad te quedaste más pegadito a la reja de tu casa, y alguien se queja de que no puede pasar, olvídate de ver tu coche a la salida.

2. Estacionarte en batería, motivo de corralón.

Eso ya no existe en la Ciudad de México. Paralelo o paralelo, nada de ganar más espacio sacando medio coche a la calle.

3. Usar señalizaciones viales con propósitos publicitarios.

Es como pensar en ser una señal de alto para que te compren algo…

4. Estacionarlo pegado a camellones.

Algunos funcionan como un buen lugar de estacionamiento, pero a los polis no les gusta esto.

5. Colocar luces, dispositivos o cualquier objeto que confundan, desorienten o distraigan a peatones o conductores.

Claro, sus luces de alta intensidad en las sirenas no molestan.

6. Cuando tengas cromáticas de transporte público y no lo seas.

Qué raro, sigo viendo muchos taxis piratas.

7. Tener un escape que produzca ruido excesivo.

No queremos Torettos en nuestra ciudad.

8. Claxón que produzca ruido excesivo.

Aún no sabemos si eso cuenta para los conductores desesperados de las ocho de la mañana.

9. Vidrios polarizados en porcentaje mayor a 20%.

Ellos te conocen, no necesitas ocultarte.

Y el último, pero el más importante

10. NO TE ESTACIONES EN SENTIDO CONTRARIO

Si la calle es de doble sentido, dirige el coche hacia el sentido de la calle. Por ningún motivo te cruces de carril y lo estaciones así, porque se lo va a llevar la grúa. Mejor date la vuelta y estaciónate bien.

¿Para qué ser parte de las estadísticas?

Fuente: Atracción 360

Publicaciones recomendadas