Recaudación por “servicio” de grúas

  • Compartidos
 en Definiciones Corrupción, Metrópoli hoy y mañana, Movilidad

En 2009 el Programa de Grúas del DF sufrió dos reveses. El primero, en cuanto al número de arrastres; el segundo, en recaudación. La queja contra la operación de grúas por parte de los afectados es un tema de constante irritación en una ciudad donde incongruentemente, a la movilidad en auto se le otorga preferencia como opción de movilidad – ¿para después castigarlo?

De acuerdo con la información oficial disponible en línea en la SSPDF, con respecto a 2008, en 2009 se efectuaron 23% menos arrastres. En cuanto al reporte de ingresos, de acuerdo con la información de la Secretaría de Finanzas del DF, se obtuvieron 27% menos recursos en 2009 vs 2008.

De hecho, la recaudación “por servicios de grúas y almacenaje de vehículos” de 2009 ni siquiera alcanzó la meta estipulada en la Ley de Ingresos de dicho año. De 2003 a 2008, la meta recaudatoria se superó sin ningún problema. Entre 2001 y 2003 también hubo problemas para alcanzar la meta programada.

Oficialmente en el informe de avances y en la cuenta pública se reporta que esto se explica por la reducción de 10.5% en el número de operaciones realizadas respecto al año previo y por la reducción de 11% en el número de grúas para prestar el servicio.

En cuanto a la reducción del número de grúas no hay mayor información que contradiga la versión oficial. El dato de operaciones no coincide con el que se puede establecer a partir de la información oficial de la SSPDF. Al parecer hay gato encerrado; común cuando una administración gubernamental pone en práctica una política de nula transparencia y rendición de cuentas a los gobernados.

Hay que ir por partes: En efecto, el panorama recaudatorio no es el mismo si el número de operaciones es menor; lo cual se refleja en los ingresos “por servicios de grúas y almacenaje de vehículos”. Y en este punto comienzan las dudas en cuanto a lo recaudado. De ahí deriva la exigencia por transparentar el funcionamiento y operación del programa de grúas; en especial lo relacionado con los ingresos.

Deben precisarse los supuestos, a efecto de clarificar al lector cómo – a partir de operaciones básicas – se puede determinar el ingreso por este concepto. En el Código Financiero de 2009 se estableció una tarifa por servicio de grúas de $423 pesos; por almacenaje de vehículos, que comienza a cobrarse a partir del segundo día en que un vehículo es llevado al depósito, la tarifa fue de $44 pesos.

En 2009 la recaudación “por servicios de grúas y almacenaje de vehículos” ascendió a 152.1 millones de pesos. En ese año se efectuaron 368,736 arrastres. El monto programado de ingresos por esta partida debía ser de 165.2 mdp. Esto significa que sólo se recaudó un 92% de lo programado. En otras palabras un déficit de 8 puntos porcentuales.

Otro supuesto. Los arrastres vehiculares, por sentido común, incluyen el servicio de grúa. Y esto debe quedar bien claro a la hora de analizar la composición de los ingresos por esta partida. En la integración de estos recursos surgen dudas que llevan a la necesidad de exigir al GDF transparencia y rendición de cuentas sobre el programa.

Es importante distanciarse de los análisis donde se establece que cuando se llevan el coche los de la grúa te cobran la multa generalmente por estacionarse mal, una entre varias causas por las que se llevan al depósito un vehículo, así como por el servicio de grúa y la cuota por ocupar un lugar en el depósito vehicular.

Si se hace así (que cobren multa, servicio de grúa y espacio en el depósito), es una grave falta de las autoridades, porque si se paga en el momento, únicamente se cobra la multa y el uso de la grúa, puesto que el vehículo ya está enganchado. Si se paga en el depósito el mismo día no se cobra el lugar donde ponen el auto, así lo determina el Código Financiero del DF.

Es así que sólo se cobra la multa y el servicio de grúa. Hay un precedente en el cual un infractor logró un amparo porque Finanzas DF le cargó el servicio de grúa, cuando sólo debía pagar la infracción, por lo que la dependencia quedó obligada a devolverle dicho cobro adicional. Sin embargo, este caso más bien es la excepción; las acciones colectivas todavía no son realidad en el DF.

Ahora bien, al multiplicar a cada arrastre únicamente la tarifa por servicio de grúa, se obtiene en 2009 una recaudación de 156 millones de pesos. Sorprendente: en 2009 el informe de avance enero – diciembre de la Secretaría de Finanzas del DF reporta un ingreso por los servicios de grúa y almacenaje de vehículos de 152.1 millones de pesos; la cuenta pública trae el mismo dato. Recuérdese que inclusive la cuenta pública explica el incumplimiento del monto programado.

En consecuencia, con este cálculo a las arcas del GDF le faltarían 3.9 millones de pesos. De ser acertada esta recaudación, la diferencia respecto a lo programado caería dos puntos porcentuales. Bajo este calculo, sin embargo, por “Almacenaje de Vehículos” no se obtuvo nada en dicho año. ¿Todos los infractores acudieron el mismo día a retirar su vehículo? ¿Los depósitos están limpios todos los días, no se atrasa de vez en cuando un ciudadano en retirar su automotor?

Si así fuera el caso, faltan 3.9 millones de pesos. Sin embargo, el problema no queda ahí; en otros años, con el mismo cálculo, sí sobra dinero, cuando se restan a los ingresos de cada arrastre por el servicio de grúa, los efectivamente recaudados.

Las pruebas: en 2008 el recaudo quedó en $207.3 mdp; el cálculo que se viene haciendo en este texto arrojó $191 mdp; 16.3 mdp menos lo que quiere decir que estos ingresos corresponden al “Almacenaje de Vehículos”. Entre 2003 y 2007 y en lo que va de 2010 también se obtiene una diferencia. Es más, incluso en 2001 y 2002, cuando no había servicio concesionado de grúas, hay una diferencia en los ingresos.

Es difícil establecer con precisión cómo se integran los ingresos “por servicios de grúas y almacenaje de vehículos”; lo que es innegable es que se manejan a la ligera y de manera opaca. Pero el sentido común es útil en estos casos; por tanto, en 2009 faltan ingresos en primer lugar por el servicio de grúa y en segundo por el almacenaje de vehículos. 2009 es, además, un año curioso: es el único después de 2004, donde ni siquiera se cumplió con el recaudo programado.

Fuentes:

Ingresos Informes Trimestrales
Arrastres 2010
Arrastres 2005-2009


Publicaciones recomendadas

Comentarios