Rompe tu rutina y… ¡de paso, ahorra dinero!

  • Compartidos
 en Finanzas

Rompe tu rutina y… ¡de paso, ahorra dinero!

¿Todos los días te parecen iguales? Levantarse, arreglarse, pelearse con el tráfico, trabajar, comer, trabajar, pelearse con el tráfico, cenar, dormir… ¡Rompe tu rutina!

Puff, ¡Creo que es momento de hacer un alto! ¿No crees?

También te puede interesar: 3 maneras en las que las deudas pueden arruinar tu empleo

Rompe tu rutina y ahorra

Quizás tú o muchos de nuestros queridos lectores están en la misma situación, así que ahí les va un plan para darle un pequeño giro a las cosas y de paso ahorrar.

  1. Entiende la rutina. Una rutina no es otra cosa que la repetición de cosas, pero tiene muchas ventajas porque nos permite meterle un poco de orden a la ya de por sí convulsa vida que tenemos.
  2. Analízala.En uno de esos ratos en que te sales a fumar, a tomar café, a visitar el carrito de los dulces o simplemente a dar la vuelta, piensa en todas las cosas que haces al día y sobre todo en aquellas que implican gastar.
  3. Haz una lista. Ya que las tienes más o menos identificadas, ponles un orden escribiéndolas en una lista y si puedes una cifra y un nombre clave:
  • Panecito del globo: 22 pesos
  • Doritos de la máquina: 12 pesos
  • Flan del Seven: 5 pesos
  • El taxi de la tarde: 120 pesos
  • La cerveza del viernes: 100 pesos
  • El cinito del sábado: 150 pesos

Y así… cuando termines te darás cuenta de que muchos de tus gastos forman parte de la rutina, tanto que ya no los analizas y mucho menos los cuestionas. Este gasto automático puede ser a larga, una buena manera de ahorrar.

También te puede interesar: ¿Adicto a las compras?… Sí hay un mañana

Un pequeño reto:

¿Te has preguntado cuánto puedes ahorrar a la quincena? Ni yo lo sé, por eso vamos aprovechar la lista que acabas de realizar para este ejercicio.

Haz un cuadro donde representes la semana y el coloca los gastos automáticos que tienes. Cuando termines sabrás cuál es el día en que más gastas y segundo tendrás un mapa que te dirá cuánto gastas al día.

Con base en esto, empieza a reconocer esos gustitos y los gastos obligados.

Ahora ponte una meta genérica de ahorro, unos 500 pesos a la semana es un buen inicio.

Seguro, si ves tu cuadro podrás reunirlo. Quita cosas, sustituye otras, en fin crea estrategias que te permitan lograrlo.

Si lo logras, no sólo serás un ganador, habrás cambiado tu rutina y de paso estarás ahorrando. ¡Increíble! ¿no?

rompe tu rutina

Empezar con el pie derecho a la hora que has decidido empezar a ahorrar te garantiza conseguir tus metas por eso tenemos este curso que piggo y Regina Reyes-Heroles C. ha creado para ti.

En este curso aprenderás:

  • Cómo organizar tu ahorro
  • Cómo definir tus metas de ahorro
  • Cuándo ahorrar y dónde poner tu dinero
Fuente: Piggo


Publicaciones recomendadas