¿Cómo saber si padeces hipertensión?

  • Compartidos
 en Salud

La hipertensión es uno de los principales responsables de los infartos e insuficiencia renal, por lo que si se padece es importante tener un buen control para prevenir estos y otros daños.

El problema es que del total de los pacientes con hipertensión, cerca del 40% desconoce que padece la enfermedad y lo descubren hasta que ya presentan alguna complicación, según revela la Encuesta Nacional de Salud.

La hipertensión se presenta cuando los niveles de presión arterial superan los 140/90 mmHg, situación que  con base en la encuesta, afecta al 25.5% de la población nacional.

La enfermedad surge principalmente por obesidad, una mala dieta rica en grasas y sal, alcoholismo, sedentarismo o a por genética.

En el caso de la genética, indica, que el 95% de los casos de hipertensión se deben a que el paciente tiene familiares directos con la enfermedad.

Si bien afecta a hombres y mujeres por igual, en ellas hay un ligero mayor índice de casos, sobre todo en la postmenopausia. Esto se debe a todos los cambios hormonales que se presentan en el organismo, que no sólo pueden provocar hipertensión, sino que pueden detonar obesidad, diabetes y riesgos cardiovasculares.

Al cumplir los 60 años, el riesgo de hipertensión se incrementa en un 50%, aunque conforme se envejece, la probabilidad va aumentando.

No tratar oportunamente o de forma correcta la enfermedad, puede derivar en las siguientes complicaciones:

  • Insuficiencia cardíaca
  • Hemorragia cerebral
  • Infartos al miocardio
  • Insuficiencia renal
  • Ataque cerebro vascular

Uno de las principales causas por las que se desconoce la enfermedad, es que no presenta síntomas y los pocos que surgen suelen confundirse con otros padecimientos. El 70% de los casos, los pacientes no presentan ninguna clase de malestar relacionado con la enfermedad.

Sin embargo, los que se pueden presentar pero que no suelen tomarse en cuenta son:

  • Dolor de cabeza
  • Zumbido de oídos
  • Mareos
  • Derrames intraoculares
  • Hemorragias nasales

Como las personas no sienten nada fuera de lo normal y no acuden con el médico. lo mejor es la prevención.

¿Cómo prevenir y tratar?

Para no padecer la enfermedad, es necesario seguir las siguientes indicaciones:

  • Dejar de fumar
  • Mantener un peso adecuado
  • Seguir una dieta balanceada
  • Evitar el abuso del alcohol
  • Hacer ejercicio
  • Medir la presión arterial a partir de los 20 años. Si los resultados son negativos, lo ideal es volverla a tomar dentro de un año. Si hay alguna alteración, se deberá volver a medir según las indicaciones del médico

En caso de que ya se haya diagnosticado la hipertensión, es fundamental que el paciente lleve un buen estilo de vida, sobre todo con la alimentación.

La dieta más recomendable es la dieta DASH (Enfoques Dietéticos para Detener la Hipertensión por sus siglas en inglés) que se caracteriza por tener mínimos niveles de sodio y una alta cantidad de nutrientes provenientes de frutas y verduras. El agua, es otro de sus elementos básicos.

De igual forma, hay que tomar el tratamiento indicado por el médico, monitorear constantemente la presión arterial y mantener buenos niveles de ésta.

Siguiendo las indicaciones y controlando la enfermedad, se puede tener una buena expectativa de supervivencia.

Con información de: sumedico.com

Publicaciones recomendadas