¿Cómo funciona el seguro de auto en estacionamientos públicos?

mantener un auto

Una necesidad básica al transportarte en tu propio auto es el estacionamiento. Este tipo de establecimientos abundan en las grandes ciudades, tan solo en la CDMX se estima que entre 2009 y 2013 se construyeron 6 millones 720 mil metros de estacionamiento.

Entérate ¿Cómo pagar las fotomultas de la CDMX?

Como sea, dejar tu automóvil “a resguardo” pero en un lugar público siempre implica riesgos, por esto surge la necesidad de tener seguros que amparen la seguridad de los usuarios que recurren a sus servicios. Cada entidad federativa cuenta con una regulación particular; sin embargo, la presencia de un seguro es una obligación del estacionamiento público.

Condiciones para hacer válido el seguro del estacionamiento

Conserva tu boleto para que el seguro cumpla con la reparación de los daños en caso de alguno de los accidentes mencionados, sin él no tienes ninguna garantía de recibir la compensación establecida.

El boleto de estacionamiento debe cumplir con ciertos requisitos, sin los cuales no es válido. Cuando dejes tu coche y antes de salir del estacionamiento verifica que en el boleto aparezcan los siguientes datos:

  1. Nombre o razón social y domicilio del prestador del servicio de estacionamiento.
  2. Clave del Registro Federal de Contribuyentes.
  3. Números telefónicos para reportar quejas.
  4. Clasificación del estacionamiento y la tarifa aplicable.
  5. Número de boleto.
  6. Forma en que se responderá por los daños sufridos dentro del estacionamiento.
  7. Hora de entrada y de salida.
  8. Placas del vehículo.

Recomendaciones para exigir tus derechos

El establecimiento tiene la obligación de contar con un seguro. Si notas que el estacionamiento no cuenta con él es mejor que busques otra opción. Encontrar un lugar para estacionar tu automóvil es una tarea difícil sobre todo en las grandes urbes de nuestro país; sin embargo, vale la pena exigir tus derechos.

En caso de alguna pérdida estás amparado por la ley y te evitarás muchos dolores de cabeza. Si alguna de las condiciones que se mencionaron aquí no funciona, acude a las instituciones que pueden orientarte, en primera instancia la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), ya que el seguro es parte del servicio que te brinda el estacionamiento.

Si se mantiene el problema pide orientación a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros.

Lee también Lo que el Metro de la CDMX nos queda a deber (aunque pagamos más)

One Comment

  1. Octavio Vatgas N

    Hola y en caso de q” no pague el estacionamiento se puede recurrir al contratado x él propietarios?

Comments are closed.