¡El hambre es canija!; senadores aprueban barra de alimentos

  • Compartidos
 en Destacados, Política

Los senadores de la República se arrepintieron de haber eliminado las frutas, semillas y bebidas; aprobaron una barra de alimentos para las sesiones que se prolonguen por más de cuatro horas.

Igualito a lo que ocurre en todas las oficinas del país cuando se trabaja más de cuatro horas seguidas. Así como lo lee, nuestros legisladores no pueden malpasarse y por ello se olvidaron un poco de la austeridad republicana propuesta por AMLO.

La Junta de Coordinación Política aprobó el acuerdo para que los senadores no pasen hambre. Dicha barra de alimentos sólo será dispuesta las sesiones que se prolonguen por más de cuatro horas; su costo no exceder los 6 mil pesos a la semana.

A lo que si renunciaron los senadores fue a la contratación de meseros y edecanes. Ahora utilizarán sus manitas para servirse los alimentos que se encontrarán en un salón ubicado debajo de sus escaños.

El priista, Miguel Ángel Osorio Chong, señaló que los mexicanos quieren austeridad, no acciones populistas. Consideró que se debe valorar el trabajo legislativo y la productividad porque los senadores tienen derecho a tener alimentos cuando una sesión se alarga.

Resultado de imagen para ALIMENTOS EN EL SENADO

Imagen de: El Informador

Se olvidan del #TupperChallenge

Muy poco les duró el gusto a los senadores del famoso #TupperChallenge, el reto lanzado por el presidente de la Cámara Alta, Martí Batres. El morenista había planteado que cada legislador llevara su recipiente con comida para evitar gastos.

 

Al reto se unió la senadora panista, Xochitl Gálvez, quien pidió a sus compañeros llevar su recipiente con agua. Aseguró que durante las sesiones consumen hasta cuatro botellas del vital líquido, lo que significa mucha contaminación. La legisladora propuso además hacer uso de la bicicleta y evitar los automóviles.

 

Desgraciadamente ambas propuestas quedaron de lado debido a que los senadores contarán son su flamante barra de alimentos. Una verdadera lástima, ya que los Godínez nos habíamos sumado al famoso #TupperChallenge, aquí una pequeña prueba.

Con información de: El Universal


Publicaciones recomendadas