El sismo acabo con el negocio de Don Enrique, pero lo instalo en albergue

  • Compartidos
 en Reconstrucción

Don Enrique, como tantas personas en la ciudad de México, vieron perdido su patrimonio de un momento a otro, tras el sismo del pasado 19 de septiembre.

Él tenía una tintorería y planchaduría en la planta baja de un edificio ubicado en la Narvarte, pero  parte de la estructura de la edificación colapsó y el local donde trabajaba, quedó catalogado como de alto riesgo.

En el edificio de cuatro niveles, marcado con el número 1503, ubicado en las calles de Yacatas y Concepción Beistegui, delegación Benito Juárez, vivían ocho familias y todos sus integrantes lograron salir con vida.

En la parte de abajo se encontraban cinco locales comerciales uno de ellos era ocupado por don Enrique Alcantar García de oficio planchador quien ya llevaba trabajando más de 9 años en el lugar, pero quedó en malas condiciones.

Ahora, don Enrique vive en un albergue temporal, el cual fue habilitado por los mismos vecinos para que las familias afectadas pudieran pernoctar.

Pero quienes vivían cerca de la tintorería de Enrique, preocupados por su situación, le regalaron una plancha y un burro de planchar, con lo cual él ha reiniciado su negocio y ahora lo opera desde el albergue.

Así como don Enrique las familias que ocupaban el edificio están en espera de la ayuda de las autoridades locales, las cuales les han prometido que los van a apoyar.

Y aunque ellos ya han podido acceder al programa del gobierno capitalino donde se les otorgaron tres mil pesos para alquilar un departamento, también señalan que con eso no van a poder vivir, por lo que hacen un llamado a las autoridades para que no los dejen en el olvido.

Fuente: www.siete24.mx

Publicaciones recomendadas