Suscribirme

Que no te time la Policía

Hay situaciones de la vida diaria en las que podrías terminar en contacto con un agente de Policía, por ello es importante que conozcas tus derechos.

julio 9, 2016

Hay situaciones de la vida diaria en las que podrías terminar en contacto con un agente de Policía, por ello es importante que conozcas tus derechos, en qué situaciones pueden detenerte, cuándo sólo deben darte una advertencia, a qué sanciones te enfrentas y qué hacer para que la situación no escale. Omar Villaseñor Talavera, licenciado en Derecho, comparte algunas observaciones según el caso. Recuerda que lo más importante es prevenir.

1. ¿Faltas a la moral?

“Jóvenes, vamos a tener que remitirlos al Ministerio Público por faltas a la moral”, es la frase que suelen decir los elementos policiacos cuando sorprenden a una pareja besándose o acariciándose dentro del automóvil o en la vía pública.

Se trata de una falta administrativa, no penal o criminal. La Policía sólo puede acercarse y pedirte que dejes de hacerlo en caso de que alguien se queje o se sienta ofendido.

Si alguien pone una denuncia, entonces pueden remitirte ante un juez cívico.

OJO: La figura de “faltas a la moral” no es un delito y no existe como tal en el Código Penal o en la Ley de Cultura Cívica de la Ciudad de México.

2. Ingerir bebidas alcohólicas en la vía pública

+ Si vas tomando una cerveza en la calle sí hay infracción, y los elementos policiacos tienen la obligación de remitirte al Juzgado Cívico. La multa a pagar es un monto de 21 a 30 veces el salario mínimo vigente en la Ciudad de México (70.10 pesos), es decir, entre mil 472 pesos y 2 mil 103. Si no lo pagas, se te puede imponer un arresto de entre 25 y 36 horas. Es decir, como si fueras al “Torito”.

+ Si estás en una fiesta y sales a la calle con un vaso en el que estás tomando una bebida alcohólica, los agentes sólo deben pedirte que regreses al domicilio. La Policía no tiene derecho a molestarte mientras te encuentres en propiedad privada, sin una orden respectiva.

OJO: Si estás tomando dentro de un vehículo, recuerda que éste de ninguna manera es una prolongación o extensión del domicilio; es tu propiedad, un bien mueble que permite el desplazamiento de una persona. Si el coche está en la vía pública, quienes están dentro de éste también, y, por ende, pueden remitirte al Juzgado.

3. Caminar en estado de ebriedad

El artículo 11 de la Constitución Federal garantiza tu libertad de tránsito. La Policía sólo puede detenerte por dañar propiedades, escandalizar u orinar en lugares públicos, independientemente de si has ingerido bebidas alcohólicas o no. El simple hecho de ir borracho no es sancionable.

OJO: El artículo 26 fracción II de la Ley de Cultura Cívica de la Ciudad de México prohíbe orinar o defecar en vía pública. Esta infracción te puede hacer acreedor a una multa equivalente de 11 a 20 veces el salario mínimo vigente en la Ciudad de México, es decir, entre 782 y mil 402 pesos. Si no pagas, procede un arresto de entre 13 y 24 horas.

4. ¿Revisión de rutina?

Si vas por la calle y un elemento de Policía te detiene para una revisión de rutina, es legal y no debe catalogarse como detención, pues las competencias propias de los agentes de seguridad pública también implican actos de investigación o prevención del delito. Lo ideal es cooperar con la autoridad, ya que el no hacerlo puede levantar sospechas.

OJO: No pueden quitarte ninguna pertenencia o quedarse con la credencial con la que te identifiques. Además, el protocolo de actuación de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México prevé que las revisiones sean realizadas por personal del mismo sexo de quien está siendo “revisado”.

5. Qué hacer en caso de que te suban a una patrulla

+ Llama a cualquier familiar o persona de confianza para notificarle de esta situación. No hay norma que impida que uses tus propiedades o posesiones libremente, y de ninguna manera puedes ser incomunicado.

+ Anota el número de placas o identificación de la patrulla y solicita te indiquen ante qué autoridad te van a remitir. Si la Policía hace caso omiso, pide a tu familiar o amigo que llame a un abogado.

+ Al subirte a la patrulla, los policías tienen la obligación de remitirte inmediatamente a la autoridad correspondiente (juez cívico o Ministerio Público) y registrar el momento de tu detención en su bitácora. No permitas que circulen sin rumbo con el fin de amedrentarte.

6 Pelear o reñir en vía pública

+ Incitar o provocar que una o más personas peleen te puede hacer acreedor a una multa que va de 10 a 40 salarios mínimos, esto es, de 701 a 2 mil 804 pesos, o, en su defecto, un arresto de 13 a 24 horas.

+ Si causas lesiones en la riña que tarden en sanar menos de 15 días, no tendrás posibilidad de conmutar el arresto con la multa y deberás pasar entre 25 y 36 horas arrestado.

+ Si riñes y causas lesiones que tarden en sanar más de 15 días, serás remitido al Ministerio Público, pudiendo alcanzar de tres meses a cuatro años de prisión.

7. Poseer o fumar mariguana

+ De acuerdo con la Ley General de Salud, la cantidad máxima de cannabis que puedes poseer son 5 gramos, equivalente a dos cigarros de tabaco sin filtro. Si la Policía te encuentra esa cantidad o una menor, no pueden detenerte. Pero, si rebasa los 5 gramos, sí constituye un delito.

+ En cuanto al consumo, éste debe hacerse en sitios donde no está expresamente prohibido. Si estás fumando en donde no se puede y sólo posees 5 gramos de cannabis, la Policía sólo debe pedirte abandonar el lugar, mas no implica detención.

OJO: Recuerda que poseer cualquier otro tipo de droga ilegal, por mínima que sea la cantidad, sí es delito. Lo mismo sucede por vender, distribuir o cultivar mariguana.

Toma nota

1. Ante cualquier situación en la que te remitan al Ministerio Público o al Juzgado Cívico, no olvides que tienes derecho a saber de qué se te acusa, ofrecer pruebas para tu defensa, comunicarte con un abogado o persona de confianza. En el caso del MP, tienes derecho a nombrar un abogado. En caso de que no lo hagas te asignarán uno de oficio, es decir, un defensor financiado por el Estado. No declares ni firmes nada sin estar acompañado de tu abogado.

2. Los arrestos administrativos (Juzgado Cívico) no deben prolongarse por más de 36 horas, mientras que el MP no puede privarte de la libertad por más de 48 horas.

*Esta información aplica exclusivamente para la Ciudad de México, ya que este tipo de conductas está regulado por un ordenamiento legal en cada Estado; incluso pueden variar entre municipios.

Con información de Rodrigo Franco, pasante de Derecho

Tania Romero

Reforma

Comentarios


SOMOS CIUDADANOS EN RED

ANÚNCIATE

SUSCRIBIRSE AL NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín y entérate antes que nadie de las noticias y consejos de Ciudadanos en red

Suscribirme al newsletter

CONTACTO

© Derechos Reservados Ciudadanos en Red

Politicas de privacidad y Términos y Condiciones