¿Tienes miedo a engordar en las fiestas y eventos de Navidad?

Licenciada en Nutrición Adriana Violante

Empezamos desde noviembre con la época navideña y con ella los mil eventos, intercambios, posadas, fiestas, y por supuesto, la comedera. Desde la cena con los amigos y la familia, la comida del trabajo, los brindis, el ponche, la rosca, etc., etc. 

Desgraciadamente, el desbalance y el exceso que se vive siempre dejan como consecuencia unos cuantos kilos extras, ya que, por tratarse de navidad la mayoría de la gente cree que todo se vale y dejan de hacer conciencia de lo que comen.

Es la época en donde más cambian los hábitos alimenticios, se acumula grasa corporal y se sube de peso, debido a que hay una mayor ingesta de alcohol, grasas y carbohidratos. Además, aunado a esto está el estrés que muchas veces se vive por situaciones familiares o económicas, las compras de último momento, la planeación de eventos, cierre de año, entre otros que también nos hacen acumular grasa.  

Hoy debemos de romper con ese patrón de “todo o nada” que es tan común en estos meses, ya que festejar y convivir no significa descuidarnos y comer en exceso.

Por eso te damos algunos consejos que te pueden ayudar a sobrellevar mejor la temporada navideña para evitar excederte y ganas kilos de más.

ANTICIPA: es uno de los mejores consejos. Si sabes que tienes una comida o cena, empieza tu día con un huevo al gusto o un licuado de fresa sin azúcar con leche light o vegetal hecho en casa. EVITA el carbohidrato del cereal, la tortilla, el pan y el plato de fruta para ahorrar algunas calorías que posteriormente seguro comerás.

PREPÁRATE: come algo en casa antes de ir a cualquier evento, aunque sea algo ligero. De esta manera estarás preparado y llegaras con menos hambre y ansiedad, por lo que evitaras las botanas y cualquier mala elección de comida o abuso de porciones. Una buena opción es un plato de sopa de verduras, un jugo verde o unos rollitos de pechuga de pavo.

LO LÍQUIDO TAMBIÉN CUENTA: no por estar en un vaso no va a tener calorías, al contrario, muchas veces las bebidas que tomamos tienen más azúcar que la propia comida. Elige bien y no abuses de la cantidad. EVITA bebidas y cocteles azucarados. Si vas a beber alcohol no

incluyas pan, tortilla ni postre en esa comida y acompañala con algo de proteína (pollo, pescado, carne, pavo) y verduras que adereces.

COMPARTE: entre los intercambios y detalles siempre vienen los postres, las galletas, las botellas… Come un poco y lo demás compártelas con tu familia, la gente de la oficina o vecinos. Así evitaras dejar todo en tu casa y tener tentaciones siempre.

AYUNA 12 HORAS MÍNIMO: el exceso de cada comida hace que la digestión sea más complicada y es ahí cuando nos inflamamos, nos sentimos pesados y tenemos acidez. Trata de hacer ayuno de 12 horas todos los días, es decir, si cenaste a las 9pm no comas nada antes de las 9am del día siguiente. Esto te ayudara a mejorar digestión y a calmas hambre y ansiedad al día siguiente.

AGUAS CUANDO COCINES: el momento de la cocinada es crucial ya que tener tantos alimentos enfrente generan compulsión. Trata de hacerlo acompañado de alguien y procura tener algo más que picar mientras cocinas, como verduras o fruta picada. Cuídate a ti y a tu familia y modera las porciones de ingredientes de cada receta.

HIDRÁTATE: Toma un vaso de agua simple antes de cada comida, esto además de mejorar tu digestión, ayudara a saciarte más rápido con menos comida.

EJERCÍTATE: ahora más que nunca no dejes de moverte. Trata de aumentar los días, la intensidad y hacer ejercicios de intervalos. No dejes para Enero el gimnasio, empieza hoy cualquier actividad que te guste y te ayude a quemar las calorías extras.

HONRA TU HAMBRE: no comas por ansiedad o antojo. Come sin remordimientos pero cuando la comida te deje de saber con 10 de calificación, DETENTE. Si realmente pones atención en lo que comes, y lo disfrutas, no necesitas comer de más.

LO RICO NO ESTA PELEADO CON LO SALUDABLE: comer bien no significa comer mal o en cantidades enormes, puedes disfrutar y comer de todo sin tener que abusar.

Si pones en práctica estos tips no solo ayudaras a mantener tu peso en Diciembre y Enero, sino que también durante el resto del año ya que no importa la época en la que te encuentres; recuerda esto debe de ser una forma de vida permanente.

Si quieres más información sobre cómo cuidarte en vacaciones o como desintoxicarte en enero, búscanos en FB @bienestamexico

¡Feliz Navidad!