Transporte público en Edomex: peor que el del DF y más caro

  • Compartidos
 en Sin categoría
boletín semanal

Transporte público en Edomex: peor que el del DF y más caro

Las tarifas, los paraderos y las unidades del transporte público en el Estado de México son muy diferentes a los del Distrito Federal: al ser regidos por distintas leyes de transporte, y al encontrarse distantes los puntos de cada parada, sus tarifas se elevan y el tipo de  unidades cambia, pues en muchos casos están diseñadas para  circular en carretera.

El conductor Jacinto Domínguez, explica cómo es el transporte público en Ixtapaluca Estado de México: “A diferencia del transporte de la ciudad, aquí en el Estado nos regimos con otras tarifas y otro tipo de reglamentos, por ejemplo, el mínimo que cobramos es de 5.50 pesos y el máximo es de 12.00 pesos, aunque a partir del paradero de Ixtapaluca algunos cobran de inicio 9.00 pesos y llegan  hasta 17.00 pesos, dependiendo del lugar al que vaya la gente; son pueblitos que quedan muy retirados, es pura carretera y no hacemos paradas continuas; es más, en algunos casos se va directo al lugar donde va la persona, por eso es más caro”.

No sólo la tarifa cambia, también el servicio, las unidades y el Reglamento de Transito, como señala Jacinto: “El reglamento de tránsito varía porque a nosotros como choferes  no nos obligan las autoridades a ponernos el cinturón de seguridad, aunque sabemos que se debe de usar. En cambio, tenemos prohibido polarizar los vidrios de las unidades porque nos multan, pero como es algo que aquí gusta mucho, algunos compañeros sí las traen así y tienen que pagar multa tras multa, o mordida tras mordida, a los federales porque eso, aquí, sí se da mucho”.

Sobre las unidades -que en su mayoría son combis, vagonetas y camionetas – el conductor  agrega que, “por seguridad de los pasajeros y de nosotros, manejamos unidades más pequeñas porque se controlan mejor en carretera que los vehículos grandes; además, hay partes de terracería y muchas curvas que son peligrosas, entonces no podemos darnos el lujo de usar carros grandes como microbuses; tenemos que ser responsables por el bien de la comunidad”.

Los usuarios del estado de México también expresaron su punto de vista con respecto al transporte público que utilizan de manera cotidiana. Ifigenia Martínez comenta: “El transporte aquí es muy caro y, además, es feo porque las camionetas están viejas y va uno todo apachurrado porque meten toda la gente que pueden, por eso se vuelve bien incómodo viajar en ellas; aparte, nos las vemos negras porque es tan caro que no nos alcanza el dinero; por eso, cuando bajamos de la colonia, aprovechamos para llevarnos lo que vamos a utilizar en la semana”.

La señora Ifigenia continúa: “La verdad, no entiendo por qué se quejan tanto en la ciudad por el costo del pasaje si es mucho más barato y tienen las cosas más cerca que nosotros. Me gustaría que ellos conocieran cuánto pagamos de transporte y en qué condiciones viajamos para que se dieran cuenta de lo canijo que está aquí la situación”.

También otro usuario, Adrián, comentó: “¡Híjole, es que es bien difícil pagar tanto todos los días para bajar del pueblo! Nosotros vivimos en el Ávila Camacho pero como yo  trabajo en el centro de Ixtapaluca y tengo a mis tres hijos estudiando aquí, todos los días gastamos 72.00 pesos de pasaje por los cuatro y eso que mi señora no viene por ellos para no gastar más. Por eso, como el hombre de la casa y con el mísero sueldo que gano tengo que hacer milagros, y más ahorita que las cosas han subido tanto y la carga se vuelve más pesada. Por eso tenemos que buscar trabajos extras, para ganar más dinero y poder medio sobrevivir”.

Ante las tarifas tan elevadas de costo y las malas condiciones en las que se encuentran algunas unidades, urge que las autoridades del Estado tomen cartas en el asunto y replanteen la posibilidad de exigir unidades en mejores condiciones que garanticen un servicio de calidad a favor de los usuarios que día a día utilizan este medio de transporte.

Recent Posts