Suscribirme

Trucos y dispositivos para que el WiFi llegue a toda la casa

No en todos los hogares la conexión a internet es suficiente para hacer un uso sin inconvenientes de la red.

marzo 13, 2017

Vídeos que se detienen, streaming de series o películas que empieza a verse borroso, adjuntos que tardan una eternidad en bajarse… No en todos los hogares la conexión a internet es suficiente para hacer un uso sin inconvenientes de la red, y no nos estamos refiriendo al ancho de banda, sino a la señal WiFi. ¿Por qué, pese a no tener una vivienda muy grande, se corta la señal? ¿Por qué en el salón la conexión va como un tiro y en los dormitorios escasea? Con una serie de claves muy sencillas se puede mejorar notablemente la conexión a internet en casa:

Dónde colocamos el router

Se trata del gran desconocido en los hogares que, además, con frecuencia intenta ocultarse detrás del televisor o bajo una maraña de cables. Sin embargo, la ubicación del router juega un papel clave en la calidad y alcance de la señal. ¿Dónde colocarlo, entonces? Básicamente deberá buscarse el punto más elevado del hogar (y de hecho, si pudiéramos colocarlo en el techo, mucho mejor) y por otro lado, lo más centrado posible.

Hay que entender que el router emite la señal inalámbrica de forma homogénea en torno a sí, y si lo colocamos en un extremo del hogar, es posible que gran parte del WiFi termine en casa del vecino o en la calle. Si el dispositivo cuenta con antenas, estas deberán orientarse en posición vertical y en cualquier caso, lo mejor es hacer pruebas y mediciones hasta dar con la ubicación idónea.

Invertir en un buen router
Por lo general, los operadores entregan a los usuarios routers bastante sencillos y que no ofrecen un gran rendimiento, sobre todo en lo tocante a la potencia de la señal. Lo idea sería, en el caso en el que la señal fuera insuficiente, adquirir un router de calidad (en torno a los 150 euros hay alternativas muy versátiles). Deberemos tener en cuenta a la hora de adquirir un nuevo enrutador, sobre todo si son varios los usuarios conectados de forma simultánea, que este sea de banda dual (2,4 y 5 GHz) y a ser posible, compatible con 802.11ac.

Extensor de señal

Cuando las soluciones planteadas con anterioridad no son suficientes, será necesario ampliar físicamente la señal inalámbrica en el domicilio. Esto puede hacerse con un extensor de señal WiFi, un dispositivo que se enchufa en la red eléctrica en una zona central del domicilio y amplía la señal recibida del router. La principal ventaja de estos equipos radica en su sencillez, tanto en la instalación como en el uso; el inconveniente es que si la señal llega ya débil al repetidor, la velocidad de conexión podría verse resentida.

Extensor PLC

Se trata posiblemente de la mejor solución a los problemas de conexión en el hogar. Los PLC (Power-line Communication) aprovechan el tendido eléctrico de la casa para distribuir la señal de internet proveniente del router. Estos equipos se componen de dos dispositivos: uno que conectaremos directamente al router y otro receptor que ubicaremos en el punto central del domicilio o ahí donde no llegue la señal. Los modelos más avanzados hacen al tiempo de repetidores WiFi, con lo que la señal llegará con toda su potencia a puntos lejanos de la instalación. A diferencia de los repetidores WiFi, en los PLC apenas hay pérdidas en la calidad de la señal con lo que se trata de la solución más estable y de calidad para los problemas de conexión en el hogar.

Fuente: www.vanguardia.com.mx

Etiquetas:

Comentarios


SOMOS CIUDADANOS EN RED

ANÚNCIATE

SUSCRIBIRSE AL NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín y entérate antes que nadie de las noticias y consejos de Ciudadanos en red

Suscribirme al newsletter

CONTACTO

© Derechos Reservados Ciudadanos en Red

Politicas de privacidad y Términos y Condiciones