Un paseo por la mágica Ciudad de los Palacios.

Publicado el 5 abril, 2012

¿Pasaron las vacaciones de Semana Santa y no fuiste a ningún lado o te quedaste con ganas de seguir divirtiéndote? Te recomendamos que des un paseo por la mágica Ciudad de los Palacios

 

Descarga el mapa

Por: Jacqueline Amesola Hernández

El domingo es un día ideal, pues además de admirar una de las ciudades más bellas del mundo, es posible ejercitarse si se realiza un paseo en bicicleta. La Secretaría de Medio Ambiente del gobierno del Distrito Federal organiza paseos dominicales sobre paseo de la Reforma, de 8 a 14 horas. El recorrido comienza en Circuito Interior y Reforma.

Si no tiene bici propia, podrás recurrir a alguna de las cicloestaciones que existen para rentar una (vea el mapa). ). Otros lugares donde se han instalado estaciones de bici son Polanco (Parque Lincoln, Horacio + Arquímedes y Horacio + Mariano Escobedo), Chapultepec (Museo de Antropología y Auditorio Nacional) y la colonia Condesa (Fuente de Cibeles esquina con Michoacán y Vicente Suárez) Ahí podrás rentar una bicicleta desde las 10 de la mañana.

La ciclovía, con 6.8 kilómetros lineales que corren por el Paseo de la Reforma, es por mucho la mejor opción para transitar con seguridad y, de paso, disfrutar del que todavía es considerado el corazón financiero de la ciudad de México. (En el mapa encontrarás la ruta del recorrido).

Por todo el Centro Histórico hay estacionamientos de bicis donde podrás dejar tu vehículo mientras visitas algún museo o restaurante. Puede empezar por le Bosque de Chapultepec, donde encontraras varios museos, en donde destaca el de Arte Moderno, con fototeca y biblioteca abiertas a todo el publico.

Adentrándose al bosque se encuentran el Castillo de Chapultepec, el Mariposario (al interior del Zoológico), el Museo del Caracol, el Museo Rufino Tamayo y el Museo de Antropología, considerado uno de los más importantes del mundo, pues contiene una de las colecciones más grandes del arte precolombino. Para desayunar encontrarás varias opciones, entre ellas el restaurante El Lago y El Café del Bosque. Ambos ofrecen comida internacional y una grandiosa vista a un oasis natural.

Siguiendo el recorrido sobre Paseo de la Reforma podrás disfrutar de las glorietas de la Diana Cazadora y el Ángel de la Independencia, y la Torre del Caballito. Tomando un camino un poco más largo, hacia el Zócalo, podrá visitar el Monumento a la Revolución, enclavado muy cerca de una de las esquinas más emblemáticas: Insurgentes y Reforma. Poco más adelante y adentrándose prácticamente en el corazón de la ciudad encontrarás la Alameda Central, el parque más antiguo de la Ciudad de México. Enseguida, el Palacio de Bellas Artes, un recinto que en su fastuosa arquitectura mezcla el art- nouveau con el art- déco.
Si caminamos un poco y nos dejamos llevar por la música de algún organillero, los movimientos de un mimo o la espectacular estatua de plata viviente, podremos encontrar la Casa de los Azulejos, construida en 1881 y que casi durante 20 años fue un Jockey Club, además del elegante edificio del Banco de México.

Frente a este lugar está la Torre Latinoamericana, un edificio de 1956 que por mucho tiempo fue la torre más alta de Latinoamérica. En el piso 36 de la Torre está el Museo del Bicentenario, que exhibe la muestra permanente “Episodios de la historia de México”, compuesta por originales y facsímiles de documentos, mapas, fotografías y objetos que se remontan a la época independentista y de la Revolución. El horario para visitar el museo es de 9 de la mañana a 10 de la noche. También ahí podrás disfrutar de las delicias culinarias del restaurante de comida internacional Miralto, en el piso 41. La vista desde aquí es impresionante: es posible ver los cuatro puntos cardinales de la ciudad sin que nada obstruya la vista.

Andando sobre Madero

La recién remodelada calle de Francisco I. Madero, en la que Banamex puso su granito de arena con el cuidado del famoso Palacio de Iturbide y la Instalación de luminaria, hoy es de uso exclusivo de peatones y ciclistas, quienes a su paso encontrarán, tan sólo en esa calle, tres edificios construidos en los tiempos de Hernán Cortés. Dentro del Palacio de Iturbide se encuentra el Palacio Cultural Banamex, que difunde el arte popular mexicano y la colección particular de Banamex, que comprende alrededor de 4, 300 obras de arte de la época virreinal y hasta nuestros días.

Muy cerca encontraras la tradicional Dulcería de Celaya (en la calle 5 de Mayo 39), fundada en 1874 por la familia Guízar. Ahí podrás endulzar su paladar con una reina, un aleluya, una alegría o un beso de nuez, y otros dulces típicos de México.

Luego podrás visitar el Museo del Estanquillo, el Museo Franz Meyer y el Palacio de Correos, donde se alberga el Museo Postal. Haga una parada en este punto para admirar el lienzo con efectos de mosaico hecho por Pablo Magaña, que cuenta con 48, 232 timbres postales de los años 1890 a 1934.

Para almorzar una buena opción es el Café Tacuba, uno de los restaurantes de más tradición en el Centro Histórico.  Ubicado en Tacuba 28, ofrece desde 1912 la mejor muestra gastronómica mexicana. En la calle de Palma 23, está El Cardenal, fundado en 1969 y en donde podrás disfrutar de un tradicional desayuno mexicano, como la tortilla de huevo con escamoles, con pan recien horneado o una nata típica del lugar. O puedes optar por el Club de Banqueros, en 16 de Septiembre 27, con comida internacional.

A unas cuantas calles de ahí está la recién remodelada Plaza Garibaldi, donde también se encuentra el Museo del Tequila y el Mariachi. Finalmente, en la explanada del Zócalo podrás elegir entre múltiples actividades: tomar un refrigerio en el restaurante la Terraza del Hotel Ciudad de México o en el Balcón. Dentro del Holiday Inn; comprar un sombrero en Tardán, una tienda abierta desde 1840; visitar la legendaria catedral metropolitana; observar a los danzantes realizar sus rituales; visitar el Museo de Palacio Nacional, o recorrer las ruinas del Templo Mayor,

Una excelente opción para disfrutar las ruinas, en familia, es el restaurante el Mayor, ubicado en la esquina de Republica de Argentina y Justo Sierra. Ahí podrá degustar una especial propuesta de comida mexicana clásica, con un toque contemporáneo, al tiempo que se deleita con la más fabulosa vista panorámica del primer cuadro de la ciudad. ¿Te animas?

Fuente: revista Banamex.

Comenta esta nota

  1. Anónimo

    El encargado que hoy está en la estación de bicicletas gratis en Arquímides y Reforma está fuera de sí, es grosero y negligente. Esperamos mi familia y yo una hora y sólo había una familia delante de nosotros, se peleó con ellos, después una señorita entregó media hora tarde y también se enojó con ella muy groceramente y a nosotros nos trató mal, nos amenazó y trató de golpear a mi esposo. Como ibamos con nuestras dos niñas no pude tomarle foto a este individuo.
    PASEN la voz y no vayan a esta estacíon, es un loquito, grocero y no tiene escrúpulos.

Los comentarios están cerrados.