Vagones para mujeres en el transporte público: Por qué no deben existir

  • Compartidos
 en Movilidad

Vagones para mujeres en el transporte público: Por qué no deben existir

Desde el año 2000 existen vagones para mujeres en metro y metrobús, y hasta aplicaciones de servicio privado. Pero, ¿estos hacen la diferencia?

Según ONU Mujeres, 9 de cada 10 mujeres en la Ciudad de México han sufrido algún tipo de violencia sexual en sus traslados cotidianos y algunas incluso, tuvieron que cambiar su ruta.

De acuerdo al INEGI y la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH), las formas de violencia reportadas con más frecuencia son:

  • Piropos o frases ofensivas (74%)
  • Tocamientos o manoseos sin consentimiento (58%)
  • Sentir miedo de ser atacadas o abusadas (14%).

Vagones para mujeres, ¿deben o no existir?

vagones para mujeres

Lee también Violencia contra las mujeres: alertas declaradas en México

Los vagones para mujeres empezaron como una medida transitoria y que por ahora no queda claro cuando se pueda eliminar. Esta acción no se ha acompañado de acciones que eliminen desde el fondo las causas del problema.

Crear espacios únicos para algunas personas dependiendo de su sexo va en contra de la forma ideal de convivencia en una sociedad.

Históricamente hemos tenido lecciones sobre lo qué sucede cuando excluyes a las personas basadas en rasgos físicos y no nos ha ido muy bien. ¿Por qué repetirlo? Una medida como el vagón exclusivo es discriminación, positiva, pero al fin discriminación.

Segregar y levantar muros, no debería ser la opción. Se deben establecer programas y políticas públicas, brindar educación con perspectiva de género desde pequeños. Buscar una concienciación de que en ninguna circunstancia está bien acosar.

Lo que también es un hecho es que para algunas mujeres esta medida sí las ha hecho sentir más seguras y tranquilas en sus traslados. Al menos, es un buen resultado para esta medida.

Con información de Atracción 360


Publicaciones recomendadas