Neza: ¿en manos del crimen organizado?

Las extorsiones del crimen organizado tienen en jaque a los habitantes del Municipio mexiquense de Nezahualcóyotl. A locatarios de mercados públicos y dueños de pequeños negocios de la zona central les cobra “rentas” de al menos 5 mil pesos mensuales. También ha exigido rescates de hasta 200 mil pesos después de levantar a comerciantes de esa región. Incluso ha cobrado la vida de al menos dos negociantes a los que extorsionaba.


Debido a este panorama y a la falta de denuncia ante las autoridades por temor a que estén coludidas con los criminales, un número no determinado de negocios ha cerrado sus puertas de forma definitiva.


“Un extorsionador se presentó a mi negocio y me solicitó dinero a cambio de protección. Tres semanas después regresó con hombres armados y me dijo: ‘¿Qué pasó? No cumpliste lo acordado. Ahora me debes tres semanas y quiero mi dinero ahora’.


“Junté los 6 mil pesos por semana que me pedían y se los entregué. No volví a abrir. Tenía que pagar más de lo que ganaba y no me convenía”, explicó quien fuera dueño de un bar en el Centro y pidió que se reservara su nombre.


La Agencia de Seguridad Estatal (ASE) creó en septiembre de 2007 el departamento de Atención a Fraude, Extorsión o Amenazas vía Telefónica para atender estos delitos. Desde entonces y hasta febrero de 2011, se registraron más de 31 mil denuncias en la entidad, de las cuales 24 mil 256 corresponden a extorsiones; 5 mil 253, a fraudes, y mil 499, a amenazas.


De acuerdo con estas denuncias, en ese lapso, el crimen organizado solicitó a las víctimas más de 41 millones de pesos, de los que se pagaron 13 millones 209 mil pesos.


Según el último Censo de Población del Inegi, Neza tiene un millón 200 mil habitantes, su población económicamente activa es de 479 mil personas y es el municipio en el que más mujeres ocupan la jefatura de su familia.


En uno de los cinco mercados públicos de la región limítrofe con la Delegación Iztacalco, varios comerciantes informaron que pagan cuotas a células del crimen organizado que los han amedrentado con la presencia de hombres armados en sus negocios.


En un caso, la amenaza se cumplió, pues un líder de comerciantes fue levantado y ejecutado en febrero por un comando armado, presuntamente de La Familia Michoacana, que lo había estado extorsionando.


Testimonios recabados en la zona señalan que el dueño de una farmacia de la zona norte del municipio fue asesinado frente a su negocio el mismo día que presentó una denuncia por extorsión en el Ministerio Público.


Reconoce Alcaldía problema


La Policía municipal ya detectó tres formas de extorsión: vía telefónica, por mensajes escritos y de manera física con la presencia de hombres armados que amedrentan a sus víctimas.


De acuerdo con el diagnóstico del Ayuntamiento, un líder de dichas células criminales llega a extorsionar a 100 locales comerciales de distintos giros, pero no pueden dimensionar el fenómeno porque los afectados tienden a evitar las denuncias por temor a represalias.


“Las extorsiones se han convertido en una fuente de financiamiento de bandas dedicadas al narcomenudeo que han diversificado sus actividades”, señaló un enlace de la Policía local.


Las zonas más afectadas están en las colonias de la zona centro y los barrios de la zona norte, donde los delincuentes solicitan a las víctimas cuotas de entre 5 mil y hasta 200 mil pesos.


Los extorsionadores operan en mercados públicos, tianguis, salones de fiestas, restaurantes, tiendas de abarrotes, cocinas económicas, giros negros, “table dance” y hasta en casas-habitación.


Víctor Manuel Torres, director de la Policía municipal, indicó que han ubicado microcélulas de narcomenudistas vinculadas con La Familia Michoacana, que se dedican a obtener dinero del comercio establecido para financiar sus operaciones criminales.



“La familia” se adueña del municipio


El Municipio mexiquense de Nezahualcóyotl es controlado por La Familia Michoacana desde que llegó, en 2007, reconoció Víctor Manuel Torres Moreno, director de Seguridad Pública del Ayuntamiento.


En entrevista, señaló que la organización delictiva tiene bajo su mando a narcomenudistas y líderes de venta de droga de la zona e impuso las extorsiones a dueños de giros negros y empresarios de distintos ramos.


“Cuando nos toca asumir el cargo se arma el plan estratégico para el combate a la delincuencia en Neza y una de las partes con mayor número de quejas eran las extorsiones”, explicó.


“Los tres niveles de Gobierno hemos atacado a La Familia Michoacana, que son los que están extorsionando y se ha venido logrando desintegrar una parte importante de esa célula”.


Desde la captura de Delia Patricia Buendía Gutiérrez, alias “La Ma Baker”, en 2002, recordó, el grupo delictivo conocido como “Los Arellano” se quedó a cargo de la venta de droga en la zona.


A principios de la década pasada, “La Ma Baker” conformó en Neza un emporio de droga que, según investigaciones de entonces, le dejaba ganancias diarias de entre 35 mil y 40 mil pesos en cada uno de los tres negocios fijos que poseía.


Tras su captura y el desmantelamiento de su cártel, que tenía contactos con narcomenudistas de Iztapalapa y Tepito, la plaza quedó acéfala, hasta que en 2006 se hizo del control un grupo conocido como “Los Hermanos Arellano”.


Este grupo, explicó Torres, no tenía vínculos con el Cártel de los Arellano Félix, era una banda dedicada al robo de vehículos que llegó a tener contacto con “La Ma Baker”.


Fue así como decidieron tomar el control de manera independiente, es decir, sin que algún cártel los abasteciera de droga. Los enervantes los compraban en Tepito.


“(A Neza) llegaron ‘Los Zetas’, que comenzaron una lucha contra ‘Los Arellano’, pero no lograron someterlos”, señaló Moreno.


“En 2007, La Familia Michoacana sometió a ambos grupos. Mató a dos de los cinco integrantes de ‘Los Arellano’ y logró que el resto se alineara”.


Y así impuso a los narcomenudistas la obligatoriedad de adquirir con ellos la droga.


Cuestionado sobre el motivo de las recientes matanzas en Neza, el jefe de la Policía aseguró que se trata de venganzas entre narcomenudistas que trabajan para La Familia, en lo que llamó una pugna por obtener más poder en la distribución de droga.


“Podríamos hablar que son una estructura de pandillas que ya están pasando a un nivel de sicariato que nosotros tenemos que frenar, pues al estarse atomizando vamos a tener pequeñas pandillas con posibilidades de tener armamento para ejecución”, concluyó.


Neza: “lidera” número de ejecuciones en la entidad


Al cierre del 2010, el Municipio de Nezahualcóyotl registró el mayor número de asesinatos con signos que los ligan con actividades de grupos delictivos en el Edomex.


Un conteo detalla que de las 453 ejecuciones que se registraron en la entidad el año pasado, en dicha demarcación se perpetraron 73 en total, 37 más que en el 2009 y 43 más que en el 2008.


El segundo lugar del año pasado corresponde a Ecatepec, con 71, lo que mantiene a ambas demarcaciones como las de mayor incidencia en la zona oriente del Valle de México los últimos tres años, periodo en el que los casos de ejecuciones creció considerablemente.


En Ecatepec, en el 2008 se registraron 48 casos, mientras que un año después, 58 asesinatos; en ambos periodos, dicha localidad encabezó la cifra de ejecuciones en suelo mexiquense.


En la lista también están municipios del poniente, como Naucalpan, que se localiza en el tercer peldaño del 2010, con 34 asesinatos, seguido de Atizapán, con 22; Toluca, con 19, y Tultitlán, Tlalnepantla y Huixquilucan, con 18 ejecuciones cada uno.


Los meses más sangrientos fueron marzo, abril y mayo, en los que las autoridades policiacas hallaron 65, 57 y 46 cadáveres, respectivamente.


La tendencia apunta al asesinato de varones, pues 390 de los cuerpos encontrados fueron de hombres, 43 más mujeres y 20 sucesos más no determinaron el género.


En contraste, en el 2009 fueron 320 los hombres ejecutados por 34 damas, mientras que el 2008 hubo 331 varones asesinados por 30 mujeres; en este lapso sólo en un caso no fue posible identificar el género.


En cuanto a rango de edad, en los casos 2010, el rango de edad de la mayoría de las víctimas fue de 21 a 30 años, con 194 casos, seguido de 31 a 40 años, con 166.


A nivel federal, el Edomex ocupó el octavo lugar entre las entidades con más ejecuciones el año anterior.


El primer sitio fue para Chihuahua, con 3 mil 185 casos, seguido de Sinaloa con 2 mil 28, Guerrero con 984, Durango con 777, Tamaulipas con 725, Nuevo León con 610 y Jalisco con 545.



Fuente: Reforma.